28 nov 2020

Ir a contenido

NUEVO FENÓMENO

La crisis climática reduce el tamaño del salmón de Alaska, según un estudio

El aumento de temperatura del mar y la competencia entre especies empuja a los ejemplares a regresar antes a aguas dulces

Reuters / Yereth Rosen

Salmones de Alaska, con un año de edad de diferencia entre ellos.

Salmones de Alaska, con un año de edad de diferencia entre ellos. / REUTERS

El muy preciado salmón de Alaska, uno de los favoritos de los amantes de los productos del mar en todo el mundo, se está volviendo más pequeño y el cambio climático es un presunto culpable, según un nuevo estudio de la Universidad de Alaska, que documenta una tendencia que puede representar un riesgo para la industria pesquera, los pueblos indígenas y la biodiversidad.

Científicos de la Universidad de Alaska en Fairbanks (UAF) han descubierto que cuatro de las cinco especies de salmón salvaje de Alaska han ido reduciendo su tamaña promedio durante las últimas seis décadas, y el retraso en el crecimiento se ha vuelto más pronunciado desde 2010.

El más afectado es el salmón Chinook, también conocido como salmón rey y la especie más popular de Alaska. Los Chinooks en promedio son un 8% más pequeños de lo que eran antes de 1990, según el estudio, publicado el miércoles en la revista Nature Communications. También se están reduciendo el salmón rojo, coho y chum de Alaska, según el informe. Los hallazgos se basan en datos de 12,5 millones de muestras recolectadas durante seis décadas.

Reducción documentada

Los habitantes de Alaska, con generaciones de tradición salmonera, ya llevaban tiempo advirtiendo la tendencia. "La gente entra en sus ahumaderos y ya no tiene que agacharse. Los peces son más pequeños", afirma  Peter Westley de la Facultad de Pesca y Ciencias Oceánicas de la UAF y coautor del estudio.

El fenómeno lo atribuye al aumento de la temperatura del agua y al aumento de la competencia entre todas las especies de salmón son los factores más probables detrás de la reducción del pescado, dijo.  Los salmones maduran en el océano a edades más tempranas y regresan al agua dulce más jóvenes y más pequeños que en el pasado, encontró el estudio.

En vías fluviales como el río Yukon, famoso por sus Chinooks, ya no se ven los "peces realmente grandes" que pasan siete u ocho años en el océano, dijo Westley, sino ejemplares con solo cuatro años.

Potencia en EEUU

Alaska produce casi todo el salmón salvaje de EEUU. El año pasado, los pescadores comerciales capturaron más de 206 millones de salmón y los vendieron por 657,6 millones de dólares, segúnd atos oficiales. El salmón también es un alimento básico para algunos pueblos indígenas de Alaska y el territorio canadiense del Yukón.

Los osos de Alaska y otros animales salvajes también comen los peces de pulpa roja. Los peces más pequeños significan menos nutrientes para esos animales y menos huevos de salmón, lo que puede tener consecuencias a largo plazo para la vida salvaje que se alimenta de ellos, dijo Krista Oke de la UAF, autora principal del estudio.