Los linces regresan a casa en el centro de cría de El Acebuche

Una hembra reproductora falleció a causa del estrés durante la evacuación preventiva

Los 13 ejemplares a los que no se pudo evacuar han sido localizados en buen estado

Un lince ibérico.

Un lince ibérico.

1
Se lee en minutos
JULIA CAMACHO / SEVILLA
Noticias relacionadas

A la inquietud por el humo y la cercanía del fuego de Moguer (Huelva) los técnicos del centro de cría en cautividad de El Acebuche sumaron el estrés que la situación generó en los linces. Tras pasar una noche en unas dependencias municipales, la decena de ejemplares evacuados regresaron este lunes a sus instalaciones al tiempo que volvían administrativos y científicos, que no creen que el incendio afecte al programa.

El proceso de captura y traslado provocó gran tensión en estos animales, y de hecho una de las hembras reproductoras, ‘Homer’, murió en el proceso, según confirmaron desde el centro. La premura en abandonar el lugar por la intensa columna de humo, que hacía el aire irrespirable, provocó que hubiera que priorizar a las parejas reproductoras y los cachorros, dejando en libertad a 13 animales adultos. El protocolo de evacuación de El Acebuche, uno de los centros más importantes en la reproducción del lince ibérico, preveía la apertura de los compartimentos donde se refugian para que en caso de que llegaran las llamas pudieran escapar. Acostumbrados a la cautividad, todos ellos habían sido capturados ya por la tarde.