Ir a contenido

PROGRAMA DE REINTRODUCCIÓN

El oso Goiat se come un potro en el Vall d'Aran

Es el primer ataque sobre el ganado del macho de origen esloveno liberado el pasado año

Antonio Madridejos

Restos del potro de dos días atacado por el oso Goiat en el municipio de Vilamós.

Restos del potro de dos días atacado por el oso Goiat en el municipio de Vilamós. / CONSELH GENERAU D'ARAN

El oso Goiat, el macho de origen esloveno liberado el pasado junio en el parque natural del Alt Pirineu (Pallars Sobirà), mató la noche del lunes un potro recién nacido cerca del núcleo de Vilamós (Vall d'Aran). Se trata del primer ataque sobre un équido que se produce en los últimos años en las comarcas pirenaicas donde se lleva a cabo el programa de reintroducción.

La muerte del potro, que tenía dos días y fue devorado parcialmente, fue comunicada por un ganadero vecino de la zona y su autoría se ha podido constatar gracias al sensor GPS que el animal lleva acoplado y que permite seguir sus movimientos, según ha informado el Conselh Generau d'Aran

Goiat fue liberado para intentar atajar el problema de consanguinidad de la actual población osera del Pirineo central y oriental, a ambos lados de la frontera, puesto que la mayoría de los ejemplares son hijos o nietos del mismo patriarca, Pyros, un veterano macho todavía activo.

ÉPOCA DE CELO

Las localizaciones de las últimas semanas muestran grandes desplazamientos de Goiat hacia Francia y hacia el Pallars Sobirà, unos movimientos que podrían estar justificados por la búsqueda de hembras en celo. De hecho, los técnicos del Conselh Generau sospechan que Goiat puede ir acompañado puesto que ya ha empezado la época de celo.

Ferran Miralles, director general de Polítiques Ambientals de la Generalitat, del Departament de Territori i Sostenibilitat, considera que Goiat no ha mostrado "ningún comportamiento anómalo" desde su liberación. Es más: el seguimiento con GPS permite asegurar que es el primer daño constatado sobre actividades ganaderas. La Generalitat se comprometió el verano pasado a tomar medidas sobre Goiat, incluso capturarlo, si el recién llegado mostraba una actividad violenta, pero la aclimatación parece desarrollarse sin problemas.

"Cuando lo soltamos ya sabíamos que habría algún ataque porque el riesgo cero no existe -dice Miralles-. No vamos a ocultar ninguna información, pero tampoco hay que magnificar los datos porque no sería justo". "Debe recordarse que los daños causados por todos los osos, y ahora ya empezamos a tener unos cuantos, son pequeños, infinitamente más pequeños que los causados, por ejemplo, por los perros salvajes", prosigue el director general. "Lo único que sorprende es que haya sido con un potro, sobre todo teniendo en cuenta que su madre es bastante mayor que el oso". Los osos pirenaicos depredan esencialmente sobre ovejas y cabras.

La Generalitat insiste en que lo esencial es la prevención para reducir al máximo los ataques sobre el ganado, y en este sentido destaca el éxito del agrupamiento de ganado (para que no estén aislados), la construcción de barracas para pastores y las ayudas para la compra de perros, entre otras medidas.

Temas: Osos Animales