Ir a contenido

COMISIÓN EN EL PARLAMENT

Flix pide un estudio independiente de los suelos de Ercros

Los análisis de contaminación los realiza hasta la fecha la propia empresa química

"Se catalogan como de riesgo aceptable terrenos que nunca deberían serlo", denuncia

ANTONIO MADRIDEJOS / BARCELONA

El terreno ocupado por la fábrica de Ercros en Flix, junto al cauce del Ebre, necesita un plan integral de descontaminación porque los niveles detectados de algunos productos tóxicos en el suelo y el subsuelo superan por mucho, en ocasiones por varios centenares, los valores recomendados. "Se están catalogando como de riesgo aceptable terrenos que nosotros y los científicos consideramos que nunca deberían serlo", ha denunciado el alcalde de Flix, Marc Mur.

Mur, junto al director de la Agència de Residus de Catalunya (ARC), Josep Maria Tost, y cuatro destacados científicos especialistas en contaminación, ha intervenido esta tarde en una comisión de seguimiento del caso en el Parlament de Catalunya. "Nos preocupa el escaso nivel de exigencia por parte de la ARC. Nos preocupa el exceso de permisibilidad con Ercros -ha lamentado el alcalde-. Es el problema medioambiental más importante de nuestro país".

En el Parlament, el alcalde ha pedido que se cree una comisión de seguimiento con la presencia de científicos independientes. Hasta ahora, toda la caracterización del suelo la ha realizado la propia empresa. "No puede ser que los estudios los encargue la parte afectada", ha afirmado.

SOLO CUATRO HECTÁREAS

La diferencia entre "suelo con riesgo aceptable" y "suelo contaminado" radica en que en el primer caso se puede utilizar para, por ejemplo, desarrollar en él otras actividades industriales. Actualmente, según el proyecto coordinado por la ARC, solo 4 de las 40 hectáreas de la gran fábrica química tienen la segunda catalogación.

Los datos sobre contaminantes del suelo que ha facilitado Ercros -que por ahora son los únicos- confirman que hay que actuar, ha dicho Jordi Sierra, especialista en edafología de la Universitat de Barcelona (UB). "Con esa información, todos los sectores que hemos mirado se pueden catalogar como suelos contaminados. Son una bomba de relojería". Si no se retiran los productos, ha proseguido, "la gente de los alrededores lo irá asimilando poco a poco porque no se degradan". Lo mismo ha considerado Jordi Sunyer, experto en epidemiología ambiental del instituto Creal-ISGlobal de Barcelona: “Hay zonas en las que se ha de entrar con escafandra. No podemos mirar hacia otro lado”, ha advertido. 

Según Mur, el Ayuntamiento "discrepa abiertamente" del plan actual de la Generalitat. En su opinión, si los terrenos estuvieran cerca del Parlament "no se haría así, se sería más exigente". El alcalde ha afirmado que aunque se cumpla la normativa vigente, "siempre se hace rozando el límite".

Mur ha explicado que recientemente tuvo una visita de otra empresa interesada en quedarse con los terrenos, con una inversión prometida de 11 millones de euros, pero que ha desistido al tener conocimiento de los niveles de contaminación. En algunas zonas “aceptables”, ha insistido el alcalde de Flix, los trabajadores no pueden permanecer más de cinco horas diarias. En la misma línea, Joan Grimalt, investigador del CSIC en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, ha reclamado que se amplíe el perímetro de la zona analizada.

También ha pedido el alcalde que se garantice que la factura la abone enteramente Ercros. En su comparecencia, Tost ha asegurado que el marco normativo establece que si la empresa se vende, el terreno continuará siendo titular ante la ley para "hacerse responsable de las consecuencias".