Ir a contenido

CAMPAÑA NATURALISTA

Avistado en el Congo un raro primate que se creía extinto

El colobo rojo de Bouvier no había sido observado desde los años 70

Ejemplares de colobo de Bouvier fotografiados en el parque nacional Ntokou-Pikounda, en la República del Congo.

Ejemplares de colobo de Bouvier fotografiados en el parque nacional Ntokou-Pikounda, en la República del Congo. / WCS / LIEVEN DEVREESE

Un colobo rojo de Bouvier ('Piliocolobus bouvieri'), un primate que no se observaba desde los años 70 del pasado siglo y que se creía extinguido, ha sido fotografiado por dos naturalistas dentro del parque nacional Ntokou-Pikounda, un área protegida de 4.572 kilómetros cuadrados en la República del Congo, según ha informado en un comunicado la asociación Wildlife Conservation Society (WCS). Se trata concretamente de una madre con su hijo subidos en un árbol

Los investigadores Lieven Devreese Gaël Elie Gnondo Gobolo viajaron al parque nacional en febrero. Guiados por nativos familiarizados con las vocalizaciones y el comportamiento de los colobos rojos, el equipo encontró un grupo en los bosques pantanosos a lo largo del río Bokiba. "Nuestras fotos son las primeras que confirman que la especie no se ha extinguido", ha afirmado Devreese. La década pasada se informó de dos posibles avistamientos, pero las citas no pudieron ser validadas.

"Estamos muy contentos. No solo se ha confirmado que sigue habiendo colobos rojos de Bouvier, sino también que se ha lgorado una imagen de primer plano de una madre y su bebé", ha dicho Fiona Maisels, del WCS. "Afortunadamente, muchos de estos monos colobos viven en el parque nacional y están protegidos frente a amenazas como la tala, la agricultura y las carreteras".

El colobo rojo de Bouvier, que durante muchos años se consideró una subespecie de 'Piliocolobus pennantii', es endémico de la República del Congo.

La especie, descrita por primera vez en 1887 por el naturalista Alphonse Trémeau de Rochebrune, solo es conocida científicamente a partir de un par de individuos recogidos hace más de 100 años.