01 dic 2020

Ir a contenido

CORONAVIRUS

El Hospital de Mataró crea una nueva UCI que da "aire" al aumento de casos de covid-19

Así, el servicio de medicina intensiva pasa de 14 a 22 camas

Cada cama cuenta con tomas dobles de oxígeno, aire medicinal y vacío

ACN

Un paciente con covid-19 recibe atención en un box de la UCI del Hospital de Mataró.

Un paciente con covid-19 recibe atención en un box de la UCI del Hospital de Mataró. / ACN

El Hospital de Mataró ha puesto en marcha este lunes una nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con ocho nuevas camas para enfermos críticos. Con la ampliación, el hospital pasa de 14 a 22 camas, lo que permitirá dar "aire" al servicio de medicina intensiva ante el aumento de casos de covid-19.

Actualmente, en la UCI preexistente la ocupación es "plena" para pacientes covid-19: "La nueva unidad no puede llegar en un mejor momento porque la situación es bastante exigente desde el punto de vista logístico y humano", asegura el jefe del servicio de medicina intensiva del Hospital de Mataró, Juan Carlos Yébenes. La nueva unidad se ubica en el espacio de cuatro antiguas habitaciones de una de las unidades de hospitalización de la segunda planta.

Esta segunda unidad de UCI del Hospital de Mataró está funcionalmente diseñada para pacientes cardiológicos, neurológicos o con riesgo hemorrágico, así como para pacientes críticos crónicos de larga estancia. Sin embargo, la dirección del centro no descarta que las dos unidades puedan mezclar pacientes con covid-19 si la situación lo requiere.

Además de los ocho box, la unidad tiene control de enfermería independiente, zona de trabajo con central de monitorización, zona de descanso para los profesionales y zona de almacenamiento de materiales. Cada cama cuenta con tomas dobles de oxígeno, aire medicinal y vacío, además de un nuevo monitoreo de última generación para poder hacer un control de todos los pacientes de forma simultánea

“Muchos hospitales ya están generando otros espacios”

"Es una unidad polivalente", destaca el doctor Yébenes, que celebra la puesta en marcha de la llamada UCI B del hospital en un momento de alta exigencia de camas de medicina intensiva para dar soporte respiratorio a pacientes con covid -19: "Muchos hospitales ya están generando otros espacios y esta nueva unidad nos da un poco de margen".

Yébenes recuerda que los pacientes covid hacen habitualmente estancias más largas que el paciente crítico habitual y, por tanto, el índice de rotación en las camas de UCI es "muy bajo".

A diferencia de la UCI A, todos los box y los espacios comunes de la UCI B tienen luz natural, un elemento que el equipo del hospital valora muy positivamente: "Permite que el paciente esté más ubicado y tenga noción del día y la noche ", detalla Yemen. El jefe de la UCI dice que el nuevo espacio también permite una mejor relación entre sanitarios y familiares.

La nueva UCI también permitirá trabajar estrategias territoriales que beneficien pacientes críticos tratados inicialmente en el Hospital de Calella, con quien el Hospital de Mataró comparte otros servicios como cirugía vascular o digestivo.

Una guerra que se gana en la calle

Juan Carlos Yébenes ha aprovechado la puesta en marcha de la nueva UCI del Hospital de Mataró para intentar concienciar a la ciudadanía que la 'guerra' contra la covid-19 se debe "luchar en las calles y en las casas" y no en el hospital. "Es terriblemente duro salir a la calle y ver que no hay conciencia. Me sorprende muchísimo que la sociedad aún no lo haya asimilado", afirma el doctor.

El jefe de La UCI asegura que los equipos están "emocionalmente muy cansados" y "fatigados mentalmente". Explica que la gestión de la covid-19 ha sido un continuo sin descanso que afecta a la vida personal y profesional de los sanitarios.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA