Ir a contenido

HACIA LA PACIFICACIÓN DE LA CARRETERA

La Generalitat cede a Mataró el tramo de la N-II que pasa por el municipio y destina 850.000 euros para hacer mejoras

El alcalde David Bote ha destacado que el traspaso servirá para "relanzar el potencial del frente marítimo de la ciudad"

El tramo de la N-II, a su paso por Mataró.

El tramo de la N-II, a su paso por Mataró. / ayuntamiento de mataró

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, y el alcalde de Mataró, David Bote, han firmado este viernes el convenio de cesión del tramo de 3,66 kilómetros de la N-II que pasa por la capital del Maresme. 

El cambio de titularidad de la vía viene acompañado de una partida económica de poco más de 850.000 euros para hacer mejoras. 

Así, el convenio de cesión, que se hará en dos fases, prevé ejecutar obras de mejora para integrar la vía en la trama urbana y hacer "que se parezca más a una calle que a una carretera", como ha destacado el alcalde de Mataró. 

Bote ha señalado que la primera parte de la cesión, la que comprende el tramo entre la Riera d'Aregentona y el Pas del Cargol, "es absolutamente estratégico" porque servirá para "impulsar" el frente marítimo de la ciudad. 

A su vez, Damià Calvet ha destacado que la cesión "es una gran apuesta" de las dos administraciones para "pacificar e integrar" una vía por la que cada día pasan 30.000 vehículos.

Primera parte

En la primera parte de la cesión, que se ha hecho efectiva hoy con la firma del convenio, la Generalitat transferirá al Ayuntamiento de Mataró una partida de 240.000 euros para transformar y adecuar el tramo comprendido entre la Riera d'Aregentona y el Pas del Cargol. En este sector las actuaciones contempladas son mejoras en el alumbrado, el asfalto y la señalización.

El alcalde de Mataró, David Bote, ha destacado que esta primera parte de la cesión "es estratégica" porque servirá para "ordenar, relanzar y potenciar" el frente marítimo de la capital del Maresme entre el TecnoCampus y la estación de tren. 

Aquí, Bote ha señalado que la integración de la N-II en la trama urbana, junto con el desarrollo del sector Iveco-Pegaso, "es una gran noticia" porque ayudará a seguir avanzando en un nuevo modelo económico para la ciudad de Mataró que pase en buena parte por el turismo.

En esta estrategia, Bote ha destacado que la integración de la N-II a la trama urbana servirá para impulsar el proyecto de la ronda Barceló que prevé la construcción de un edificio circular de 26 plantas y un paso subterráneo hasta el puerto. Un proyecto que va de la mano con construir una nueva estación de tren junto a la actual.

Segunda parte

El siguiente tramo de la vía que se cederá al Ayuntamiento es el comprendido entre el Cargol y la Riera de Sant Simó. Concretamente, se transferirá cuando la Generalitat finalice la construcción de una rotonda prevista en la zona de Sant Simó. 

Esta actuación, que tiene un coste aproximado de unos 565.000 euros, se ejecutará en el plazo máximo de dos años a contar desde hoy.

Por último, el convenio también prevé que el Departamento de Territorio redacte, en coordinación con los equipos técnicos municipales, el proyecto constructivo de una segunda rotonda a la altura del Cargol. Una vez redactado el proyecto, que tendrá un coste de 50.000 euros, la Generalitat lo entregará al consistorio para que decida sobre su tramitación, aprobación y ejecución.

Hacia la pacificación de la N-II

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ha destacado que la cesión de la N-II en el Ayuntamiento de Mataró supone "un paso más" en el trabajo de pacificación que la Generalitat puso en marcha años atrás cuando, a su vez , recibió la cesión de al vía por parte del Estado. En este sentido, Calvet ha puesto en valor que la cesión de la carretera viene acompañada de una partida suficiente para actuar. "De lo contrario habríamos hecho un mal favor al Ayuntamiento de Mataró", ha añadido.

Aunque no han avanzado detalles sobre la cuestión, tanto Bote como Calvet han reconocido que la conversión de la N-II en una calle más de la ciudad conllevará una reducción de carriles en una vía por donde a día de hoy pasan unos 30.000 vehículos. Una reducción, han añadido, que se compensará, por ejemplo, con las obras de mejora de la conexión con el enlace de Mataró Oeste de la C-32 que se inaugurará en breve y que hará más fluida la circulación en la periferia del municipio.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA