Ir a contenido

PRESUPUESTOS 2019

El PSC y los comunes dibujan una alianza preelectoral de izquierdas en Mataró

Las direcciones locales de los socialistas, Mataró en Comú y Podemos presentan un acuerdo para las cuentas de 2019

Hasta ahora, los presupuestos del mandato se han aprobado con el apoyo de Convergència i Unió, Ciutadans, PP y Esquerra

Joan Salicrú

El alcalde de Mataró, el socialista David Bote, en compañía de Esteve Martínez, concejal de ICV-EUiA y Sarai Martínez, concejala no adscrita vinculada a Podemos Mataró.

El alcalde de Mataró, el socialista David Bote, en compañía de Esteve Martínez, concejal de ICV-EUiA y Sarai Martínez, concejala no adscrita vinculada a Podemos Mataró. / ICV MATARÓ

Formalmente era simplemente la firma del acuerdo para sacar adelante los presupuestos de 2019 en Mataró. Pero bajo el título ‘Entesa per a uns pressupostos socials 2019’ las direcciones de Mataró en ComúPodem Mataró PSC Mataró escenificaron en realidad este martes por primera vez la alianza estratégica que debería conducir a la creación de un gobierno de izquierdas a partir de mayo del año que viene en La Riera 48, sede del Ayuntamiento local.

Durante el acto, celebrado en el Cafè de Mar, se repasaron los acuerdos a los que han llegado los tres partidos, que en el consistorio están representados por el grupo del PSC, el único edil de ICV-EUiA -Esteve Martínez- y las dos concejalas no adscritas vinculadas a Podem Mataró, aunque Ana María Caballero ha explicado a EL PERIÓDICO no sentirse concernida por este acuerdo e insiste en los puntos planteados al gobierno del PSC, el cual aún no le ha dado respuesta formal.

Entre las medidas, destaca por ejemplo la ampliación del presupuesto actual en materia de vivienda para el 2019 de 570.000 euros a 1,57 millones de euros tanto para la compra y rehabilitación de viviendas como para el ejercicio de tanteo y retracto que se incorporarán a la bolsa de alquiler social y asequible. Así mismo, los firmantes se comprometen a aprobar el proyecto ejecutivo de tercera biblioteca pública de la ciudad en el Triangle dels Molins y a aumentar la partida de promoción de la igualdad de género en 100.000 euros garantizando así las acciones vinculadas al “No es no”.  

“Este es un acuerdo político abierto, inclusivo y con voluntad de ser mayoritario para la aprobación de las cuentas municipales de 2019. En este sentido hacemos una llamada a los otros grupos municipales para que se abra un proceso de debate y de propuestas que hagan posible la aprobación del presupuesto municipal para el año 2019”, reza el comunicado, que está dirigido específicamente a recabar el apoyo de Esquerra Republicana, según ha podido confirmar este diario.

¿Sería suficiente el apoyo de los independentistas para aprobarlos? No. Con los votos del PSC, el edil de ICV-EUiA y el de las dos no adscritas –suponiendo que se llegara a un acuerdo con Ana María Caballero-, el apoyo de Esquerra permitiría llegar a los 13 votos favorables. Y si, como mínimo, los firmantes actuales consiguieran una abstención haría falta que hiciera lo mismo el PDEcat. Solo entonces los presupuestos se aprobarían.    

Así las cosas, el difícil encaje de todas estas piezas refuerza la idea que, más que nada, la presentación de este martes era una manera de anunciar la nueva unidad de acción pactada entre socialistas y comunes, emulando el pacto a qué Pedro Sánchez y Pablo Iglesias llegaron en clave española, a pesar de no significar tampoco la aprobación de los presupuestos de 2019.

El acuerdo alcanzado entre PSC, Mataró en Comú y Podemos Mataró, por lo tanto, significa un giro de 180 grados respecto la política de alianzas del gobierno de David Bote, que en los últimos tres ejercicios consiguió sacar adelante los presupuestos con los apoyos -muy dispares- del grupo municipal de Convergència i Unió –con quien gobernaba hasta octubre del 2017-, el de Ciutadans, el del PP y el de Esquerra Republicana.    

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA