Ir a contenido

Andreu Missé: "Muchos mataroneses siguen sufriendo en silencio la pesadilla de las preferentes"

El autor de 'La gran estafa de las preferentes' (Alternativas Económicas) presenta su libro en la capital del Maresme, donde hubo 15.000 afectados

JOAN SALICRÚ / MATARÓ

El periodista Andreu Missé (Barcelona, 1947) presenta este jueves 10 de noviembre a las 19 horas en Mataró el libro ‘La gran estafa de las preferentes’, editado por la revista que él dirige desde tres años atrás, ‘Alternativas Económicas’. Missé contextualiza y desmenuza los intríngulis de unos de los grandes fenómenos sociales que ha tenido lugar en España en los últimos años de crisis económica y financiera, con especial repercursión en la capital del Maresme, donde hubo 15.000 afectados por la emisión fraudulenta de participaciones preferentes. El acto se celebra en el Cafè de Mar -antiguo espacio de las cooperativas locales, ahora recuperado- y cuenta con el resplado de la productora de Mataró Clack, residente en este espacio de economía social, que en junio de 2015 estrenó el documental 'Desmuntant Laietana' en el '30 minuts' de TV-3.

--En su libro sobre las preferentes, usted dedica un capítulo a contar el caso de Mataró. ¿Por qué? ¿Qué tiene de especial este caso?

El caso de Mataró es muy singular, por tres motivos. Primeramente porque hubo una gran movilización ciudadana cuando la gente se percató de lo que estaba pasando. Una movilización que tenía una plataforma –Estafabanca- como gran catalizador pero que contó con el apoyo del alcalde de la ciudad del momento, Joan Mora, y de todos los grupos del conjunto del consistorio. Esto no pasa, en otros lugares.

En segunda lugar, por el papel que tuvieron algunos abogados y jueces a la hora de intentar resolver la problemática creada y resarcir así los afectados. Ha habido jueces como Pablo Izquierdo que con sus sentencias han sido referentes. ¿Por qué? Pues porque explicó que los clientes de Caixa Laietana estaban siendo sometidos a un engaño y que les habían puesto el dinero en otro lugar distinto al que imaginaban sin que fueran conscientes de ello. Izquierdo es el primero que habla con esta claridad de “engaño”. Ahora se puede ver muy obvio, pero hay que pensar que en aquel momento, en 2012, en principio los jueces fallaban a favor de los bancos y cajas; no podían creer que los bancos, que ‘a priori’ eran entidades serias, estuvieran haciendo todo esto. Al final del proceso, en el 95% de los casos los jueces han dado la razón a los preferentistas.  

Y finalmente, después hay otro aspecto muy importante del que se ha hablado muy poco, que es el daño moral, el daño psicológico, que sigue produciéndose a día de hoy, porque el trauma es muy grande, una auténtica pesadilla. Son los daños ocultos de las preferentes, los daños ocultos de la gran estafa, de los que nadie habla; está como silenciado. ¡Hay mucha gente sufriendo, aún en estos momentos! En Mataró se ha hecho el primer estudio acerca de los daños morales que la cuestión de las preferentes ha suscitado, a cargo de la psiquiatra Ingeborg Porcar, que demuestra como esto ha afectado y sigue afectando.   

--Efectivamente esta es una visión del tema que pocas veces ha tenido cabida; plantear la cuestión de salud que hay en toda esta cuestión.

Exacto. Sea habla del problema de las preferentes como un problema financiero, pero es que esto se ha convertido también en un problema de salud que ha afectado a muchas personas. Aún no han entendido qué ha pasado ni cómo ha podido pasar. Se ha generado un trauma, se han abierto conflictos familiares; hay gente que aún no se ha recuperado y gente que ya murió pensando que había hecho algo mal. Esto es un aspecto muy importante que ha trabajado también una entidad que se llama FinSalud y que aparece en un capítulo del libro que titulo ‘Daños morales’. También sobre esto hay alguna esperanza porque empieza a haber alguna sentencia sobre daños morales; los jueces parece que empiezan también a interiorizar este problema de salud.

--Se ha hablado siempre de 15.000 personas afectadas por las preferentes, en Mataró. ¿Es eso cierto?

Esta es la cifra que todo el mundo usa, sí; hay un consenso entre abogados y asociaciones de consumidores, aunque si en realidad son 12.000 o 16.000 tampoco sería tan relevante. El hecho es que, para 125.000 habitantes, este porcentaje es bestial. Además, si reduces la búsqueda de afectados a los barrios populares de la ciudad como Cerdanyola, La Llàntia o Cirera, el porcentaje es aún más importante; todo el mundo tiene un pariente o un amigo en el lío. Por lo tanto, la afectación es mayor, en algunos puntos de la ciudad.

--En términos numéricos, ¿el caso de Mataró es único?

Hay muy pocos otros casos de grandes ciudades donde haya habido tanta afectación. Yo diría que solo en Leganés, en Santiago de Compostela, en Santander y en Valencia ciudad hay tanta concentración de casos de preferentes. Después hay muchos pueblos, sobretodo en Galícia, donde la concentración es bestial, pero de grandes ciudades… son estas cuatro. Por lo tanto, sí, a nivel español el caso de Mataró es especial; además la mayoría de las demandas venían de Caixa Laietana, en otros lados estaban más repartidas.

--¿Y de cuantos juicios hablamos?

En Mataró ha habido más de mil. Y aún no han terminado. Hay demandas que se verán en 2017 o en 2018. Pensad que llegó a crearse un juzgado especial para esto, en la ciudad, como en otros muchos lugares de la geografía española. ¡Las preferentes colapsaron la justicia!

--Entre todos aquellos que ha hablado sobre el tema, en Mataró, ¿con qué sensación se ha quedado?

He hablado con abogados, empleados y afectados, aunque he intentado basarme en las sentencias judiciales que emanaban de los distintos casos aparecidos, porque así los hechos están acreditados, como en el caso del señor que padecía Alzheimer. Mi sensación es que en Mataró hay un antes y un después de lo de Caixa Laietana. Los directivos de la entidad usaron la historia social de la Caixa para poder llevar a cabo esta estafa; cuando venía alguien de la Caixa a ofrecerles algo, a ellos les venían a la cabeza las obras sociales, la biblioteca popular… pensad en la gente mayor que desde pequeña tenía una libreta… ¡tenían confianza absoluta en la Caixa Laietana! Era una manera de desarmarlos.

Las reuniones que el Consejo de Administración de Laietana hacia en Dubai, absolutamente innecesarias, lo de venderse las participaciones preferentes por parte de Doria cuando empezaron a ir mal las cosas… lo que ha pasado es muy grave. Se han perdido unas instituciones sociales muy importantes. Evidentemente que esto pasaba dentro de una pugna entre bancos y cajas en la que los primeros querían machacar a los otros, pero se hace difícil defender unas instituciones que han gobernado unos irresponsables.

--Además, los mataroneses han perdido también una entidad a la que confiaban sus ahorros; ahora tienen que fiarse de otra que seguro que les queda más lejos…

Sí, es que la suma de todo es una experiencia catastrófica. A nivel financiero, los ciudadanos cada vez tienen menos oportunidades porque estamos yendo a una situación de práctico oligopolio, donde hay 3 o 4 entidades y ya está. Pensad que hay dos bancos, el Santander y el BBVA, los activos de los cuales son más grandes que el PIB español. Por lo tanto, acaban teniendo impunidad y si se fueran a pique, el estado tendría que terminar salvándolos. Todo lo que ha pasado es una transformación social muy brutal.

--Y respecto el papel de la justicia… ahí si podemos ser un poco optimistas, ¿no?

Sí, se ha hecho un paso importante, que es que la justicia se ha puesto al lado de la gente. Es muy importante el cambio de conciencia de los jueces, que hasta ahora parecía que “formaban parte del sistema”. Ahora nos estamos acostumbrado a un nuevo tipo de juez que no es el juez estrella típico sino gente que hace lo que hace por compromiso, incluso que se mete en política, como el candidato de En Marea, Luis Villares. Por lo tanto, esto es muy importante a nivel civil. Pero a nivel penal es muy más difícil de conseguir que alguien vaya a prisión; muy difícilmente nadie pagará per lo de les preferentes. Lo veo difícil. Pero este otro proceso, el penal, no se puede decir que haya sido una pérdida de tiempo, porque esto ha ayudado a lo primero, a que los preferentistas pudieran recuperar su dinero.  

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando