Ir a contenido
Sofía Palazuelo: la 'it duquesa'

Europa Press

NOBLE 'MILLENNIAL'

Sofía Palazuelo: la 'it duquesa'

La joven, que se casará en octubre con Fernando Fitz-James Stuart, el futuro jefe de la Casa de Alba, no quiere ser una aristócrata 'florero'

Julia Camacho

Experta en comunicación y márketing y vinculada al mundo del arte. Con Sofía Palazuelo el título nobiliario con más peso de España entra de pleno en la generación 'millennial'. Salvo que Carlos Fitz-James Stuart, divorciado actualmente, presente pareja formal, ella será la llamada a recoger el testigo de Cayetana de Alba en el futuro más próximo tras su enlace el próximo 6 de octubre con Fernando, actual duque de Huéscar. Integrante de la 'jet set' madrileña y miembro de una familia adinerada vinculada a los negocios inmobiliarios y el arte, la joven muestra un carácter discreto y  un perfil bajo, muy alejado del revuelo flamenco y las excentricidades bohemias de la desaparecida duquesa.

Sofía Palazuelo tiene 26 años y es la pequeña de los tres hijos de la pareja formada por el empresario Fernando Palazuelo y la experta en arte Sofía Barroso, separados desde hace tiempo. Pasó gran parte de su infancia en Mallorca, donde sus padres se instalaron a comienzos de los 90. En el árbol familiar destaca el artista Pablo Palazuelo, un importante mecenas de la isla, y la diseñadora Teresa Palazuelo, tía paterna y diseñadora nupcial, por lo que tiene muchas papeletas de ser la elegida para su traje de novia.

Arte y negocio inmobiliario

La familia destacó en Mallorca por la pasión artística de la madre, relacionada con el Museo Español de Arte Contemporáneo de la Fundación Juan March en Palma y con ARCO. El padre se decantó por el negocio inmobiliario con la compra de edificios históricos que revendía tras rehabilitarlos. Un negocio que le causó algún  quebradero judicial al ser acusado de mobbing por varios inquilinos.

Ha cursado parte de sus estudios de márketing en EEUU y trabaja como organizadora de eventos

Cuando el matrimonio se separó, Fernando Palazuelo se marchó a Lima, donde siguió la senda inmobiliaria y formó una nueva familia. Sofía Barroso se instaló con sus tres hijos en Madrid, donde no abandonaron los colegios más exclusivos, en uno de los cuales coincidiría con su futuro marido. Con los años, la benjamina decidió encaminar sus pasos al márketing y la comunicación, cursando parte de sus estudios en Estados Unidos. Su formación y contactos le abrieron las puertas de la consultora de comunicación Llorente & Cuenca en Perú, aunque también ha pasado por departamentos de comunicación de prestigiosas firmas de moda en Estados Unidos. Finalmente decidió embarcarse en Around Art, la aventura empresarial de su madre especializada en exclusivos viajes para mostrar a clientes pudientes las colecciones de arte más importantes de España y Portugal. Ella es responsable de eventos.

Estilo sobrio

En los cinco años que llevan de relación las revistas se han dedicado no tanto a su carrera profesional como a glosar su estilo, actual y sobrio, llegando incluso a calificarla como la nueva it girl de la jet set tras sus apariciones en citas familiares. Se atreve incluso con el traje de flamenca para pasear por la Feria de Sevilla, ciudad que apasiona al duque de Huéscar y donde también nació su madre, Matilde Solís. El joven ha heredado de su abuela la pasión por Sevilla. «Él, que es tan sevillano como yo y que será jefe de esta casa un día, sabrá cuidarlo como nadie», justificó Cayetana sobre la cesión del Palacio de Dueñas en  la herencia.

Quienes la conocen la consideran perspicaz, simpática y natural, e insisten en su discreción. También en que no aspira a ser una mujer florero, por lo que pretende mantener su actividad laboral aunque ascienda en la escala nobiliaria.