Ir a contenido

Andreíta dice adiós al píxel

MARTA ALTARRIBA

Belén Esteban y su hija Andrea, en Benidorm, el pasado verano.

Belén Esteban y su hija Andrea, en Benidorm, el pasado verano. / UGI

Faltan solo unos días para que Andrea Janeiro sea mayor de edad. El próximo 20 de julio, la hija de Belén Esteban y Jesulín de Ubrique cumplirá 18 años y se abrirá la veda para ponerle cara y rastrear en el presente y el pasado de una de las niñas más mediáticas del país.

Y es ahí cuando echa a temblar su madre. Una niña famosa desde el parto, ocupando portadas remuneradas en brazos de sus progenitores. Luego, tras la separación del torero, Belén continuó exponiendo en la televisión sus idas y venidas con el padre de su hija y los otros habitantes de 'Ambiciones', haciendo de su lucha como madre coraje su modus vivendi. Una actividad que parece ahora dispuesta a pasarle factura a una niña estudiosa y responsable que no quiere saber nada de la fama que arrastra desde la cuna. Una chica tan madura que no dudó en ser el punto de apoyo de su madre –sí, sí, invirtiendo los papeles– cuando esta decidió poner punto y final a la vida que llevaba, dispuesta a salir del pozo con la ayuda de su familia.

"ANDREÍTA, CÓMETE EL POLLO"

La frase se convirtió en uno de los 'hits' de la tertuliana televisiva después de que se la escucharan unos paparazis que la estaban siguiendo durante sus vacaciones en un hotel de Canarias. La niña se comió el pollo, como confesó su madre en televisión, pero arrastrará esa frase de por vida.

"YO, POR MI HIJA, MA-TO"

Era septiembre del 2009. Andrea tenía 10 años y la Esteban era el caramelo de Telecinco. Sentada en el plató de 'Sálvame Deluxe' respondía a Jorge Javier Vázquez sobre la posibilidad de perder la custodia de su hija. Lágrimas y melodramas de medianoche para sentenciar con una de las frases por las que siempre sería recordada: "Yo, señores, si van a por mí o a por mi hija… ¡Por mi hija MA-TO!".

EL MÍGUEL, SU CASI PADRE

Después de años de idas y venidas, la estabilidad sentimental y personal le llegó a la de San Blas de la mano de Miguel Marcos, un conductor de ambulancias 14 años más joven que ella que, desde la sombra y la discreción, la supo reconducir. Él logró lo que nunca consiguió su anterior pareja, Fran Álvarez: ganarse el cariño y la confianza de la hija de su novia. Con él se quedó Andrea cuando Belén estuvo participando en 'Gran Hermano Vip' y en estos tres años y medio de relación lo considera casi un segundo padre.

PRÓXIMA PARADA: LONDRES

Belén busca colegio en Londres para Andrea desde hace tres años, cuando la niña estaba a punto de acabar la enseñanza secundaria y tenía que comenzar bachillerato. Era un intento de la tertuliana de apartarla de nuestro país y del foco mediático en el que ella misma la había situado.

Ahora, a las puertas de la mayoría de edad, cuando se abrirá la veda a los medios para hablar de ella, Belén tiene más claro que nunca que quiere mandarla al extranjero y vuelve a retomar fuerza la idea de Londres. Lo que no está tan claro es por qué estudios se decantará la joven. Hace unos años quería dedicarse a la Criminología, pero recientemente su madre aseguraba que quería ser locutora de radio.

¿Y SI JESULÍN NO FUERA EL PADRE?

La duda la lanzaba hace unos meses Julián Fernández Cruz, el biógrafo no autorizado de Belén Esteban. Sostenía en la revista 'Lecturas' que el torero había puesto en entredicho que la niña fuera suya y, presionado por su familia, que nunca vio con buenos ojos a Belén, se sometió a una prueba de paternidad.

El resultado fue positivo: Andrea era hija suya. Pero el test de ADN no fue suficiente para que se implicara en la educación y el cuidado de la niña, siempre según la 'princesa del pueblo', que le ha echado en cara por activa y por pasiva que ha tenido que ser una madre coraje para sacarla adelante.

'BELIEBER' HASTA EL DESMAYO

Qué Justin Bieber causa furor entre las adolescentes no es novedad. Pero lo que Andrea siente por el cantante roza los límites de lo razonable. Su perfil en Twitter es prácticamente un santuario al artista canadiense, al que pudo ver por primera vez en concierto en el 2011, cuando Bieber actuó en Madrid.

Cuatro años más tarde, en plena efervescencia del fenómeno, casi se desmaya en directo en el programa 'El Hormiguero' de Pablo Motos, al que asistió como espectadora. Una ocasión única para que le viéramos la cara sin pixelar. Tras esa primera toma de contacto, Andreíta pudo volver a disfrutar de él en el concierto. Pero en esta ocasión a lo grande, pues su madre le regaló un viaje a Birmingham (Reino Unido), donde él actuaba.

EL PAPEL DE LA CAMPANARIO

En la guerra que Belén emprendió contra su marido desde el primer minuto, María José Campanario siempre ha jugado el papel de mediadora en la sombra. Discreta, ha huido de la imagen de madrastra y no ha dudado en defender públicamente a Andrea, asegurando que para ella es casi como una hija y que así la ha tratado siempre que ha estado en su casa.

En honor a la verdad, poca es la relación que la joven mantiene con sus hermanos, Julia (14) y Jesús Alejandro (10), que tampoco han estado en los acontecimientos importantes de su vida.

CUENTA ATRÁS PARA EL DESPIXELADO

Aunque ante su inminente mayoría de edad, Belén Esteban esté preocupada, la niña ya ha aparecido en varias ocasiones en televisión. Su debut fue con solo 10 años en 'El programa de Ana Rosa', donde su madre fue colaboradora. En el 2014 le mandó un mensaje a su madre a través del programa 'Sálvame', aunque en esta ocasión sí se pixeló su cara. Un año después la apoyó mientras ella concursaba en 'Gran Hermano VIP 3'.

Pero, ¿qué papel ocupará en los medios de comunicación a partir del 20 de julio? Curiosidad, hay. Empezando por averiguar si el joven junto al que posó en las fotos de su fiesta de graduación –un chico que parece ser que se llama Isma y al que habría conocido en Birmingham– es su novio.

0 Comentarios
cargando