28 mar 2020

Ir a contenido

Pequeños gestos con un gran impacto

Las pymes deben aterrizar los ODS a su realidad y asumirlos también como oportunidad de negocio

EPI Industries, de la mano de Mireia Cammany, se ha convertido motor de la Agenda 2030 en Catalunya

Montserrat Baldomà

Participantes en el primer encuentro de pymes sobre los ODS organizado por EPI Industries.

Participantes en el primer encuentro de pymes sobre los ODS organizado por EPI Industries. / EPI INDUSTRIES

Sus recursos, por su tamaño, son limitados, pero las pymes tienen mucho que decir y mucho que aportar a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). "Podemos hacer muchas pequeñas acciones que, sumadas y teniendo en cuenta que suponemos más del 99% del tejido empresarial y tenemos un estrecho vínculo con la ciudadanía, pueden tener un gran impacto", afirma Mireia Cammany, directora general adjunta de EPI Industries Family of Companies y tan apasionada por la Agenda 2030 que se ha convertido en la 'embajadora' de Pimec.

Junto con Rosa Maria Juny, presidenta de la Fundación Pimec, Cammany se ha propuesto divulgar la Agenda 2030 entre el empresariado catalán, con actos en todo el territorio y dando a conocer experiencias concretas, con la finalidad de que cale un mensaje fundamental: los ODS son también una oportunidad de negocio, ya sea por la vía de ahorro de costes o por la de incremento de los ingresos.

Indicadores y metas a corto plazo

Las pymes, en general, ya están trabajando en temas de sostenibilidad, aunque en muchos casos no sean conscientes de ello. Lo que se impone ahora, y con cierta urgencia -"no tenemos tiempo que perder", dice- es ordenar todo lo que se está haciendo, establecer unos indicadores que permitan medir los avances y fijar unos objetivos. En este sentido, aconseja a las pymes que se focalicen en unos ODS. "Deben aterrizarlos a su realidad, ver en cuáles pueden incidir de forma más efectiva y ponerse metas a corto plazo", argumenta la también miembro de la junta directiva de Pimec.

Cammany predica con el ejemplo. Desde que hace un año abriera los ojos a la Agenda 2030 no ha dejado de trabajar por ella, viendo, según fuentes que la conocen, dónde puede aplicar objetivos en cada rincón del grupo familiar, gestionado ahora por la tercera generación. Proveedor de productos y componentes de ingeniería mecánica y sus servicios asociados para la industria, el grupo está formado por 10 empresas con presencia nacional e internacional, factura 40 millones y tiene 250 trabajadores. Y de lo primero que se dio cuenta es que tres de los ODS -salud y bienestar, formación de calidad e igualdad de género- ya están en la genética de la empresa, fundada por su abuelo y su madre en 1953. En la memoria de RSC del 2018, EPI Industries ya reportó más de 50 acciones.

Para este año, EPI industries, con sede en Lliçà de Vall, quiere focalizarse en otros tres que tienen que ver con oportunidades de negocio: agua limpia (ODS 6), energía asequible (ODS 7) y consumo y producción responsable (ODS 12), donde sus acciones empiezan a dar ya frutos en forma, por ejemplo, de ahorro de costes energéticos.

Temas +Innovación