Ir a contenido

Los cambios que vienene en el sector energético

Alfredo Eguiagaray

Parque eólico de Gamesa en el norte de Marruecos.

Parque eólico de Gamesa en el norte de Marruecos. / EFE / ZACARÍAS GARCÍA

Las principales compañías del sector energético anticipan cambios de alcance a nivel global en los próximos años, propiciados, en gran medida, por el avance de las renovables y el auge de nuevos modelos comerciales. Las energías renovables relevarán a los proyectos de carbón, y la generación de gas será cada vez más importante para sostener la flexibilidad del sistema. Asimismo, se prevé un aumento de la inversión en nuevas tecnologías, y la proliferación de proyectos 'start-up' innovadores, especialmente en las áreas de 'retail' y de servicios digitales enfocados al consumidor.

Para adaptarse a estos focos de transformación, las empresas del sector están modificando sus carteras, lo que se traduce en un repunte en la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector. Así, en el 2017 se registraron operaciones corporativas por valor de 200.200 millones de dólares en el sector a nivel mundial, el nivel más alto de los últimos 8 años, según se desprende de la última edición del estudio 'Power Transactions and Trends', elaborado por EY.

España fue el tercer mercado más activo de Europa y el sexto a nivel mundial en transacciones en el sector, registrando operaciones por valor de 7.200 millones de dólares, solo superado por Reino Unido y Alemania. Estas cifras indican que, tras la incertidumbre generada por los últimos cambios regulatorios de alcance tanto en la retribución de la energía de origen renovable como en la actividad de distribución, el sector en España parece haber regresado a la estabilidad, con unas sólidas expectativas de crecimiento en el futuro.

Todo ello, en un contexto global en el que la inversión en activos de energía renovable respaldados por PPA (con acuerdos de compra de energía) sigue impulsando la creación de valor: la inversión en renovables se multiplicó por 1,5 veces el año pasado a nivel mundial y Europa concentró las operaciones más relevantes (15.100 millones de dólares).

Se espera que esta tendencia siga en aumento, con inversiones previstas en Europa por valor de 110GW entre 2018 y 2025 y el desarrollo en paralelo de distintas alternativas de respaldo a estas tecnologías, al tiempo que continúa el cierre gradual de centrales nucleares y se consolida el segmento de los productores de energía independientes (IPP, por sus siglas en inglés).

En América y en Asia-Pacífico, la actividad también sigue en auge, con un fuerte foco también en renovables y en el desarrollo de nuevas capacidades digitales. De cara al segundo semestre de 2018, el sector deberá seguir con atención la evolución de los principales indicadores económicos globales, pues las subidas de los tipos de interés, especialmente en EEUU, podrían afectar a la inversión en activos de transmisión y distribución. En el caso europeo, se pronostican unas expectativas de crecimiento económico moderado, por lo que las perspectivas para el sector energético deberían mantenerse estables.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.