Ir a contenido

HOLALUZ

Carlota Pi: Hacer compatible el trabajo con la vida

HolaLuz promueve la conciliación de sus empleados desde diversos ángulos

CRISTINA MARTÍN VALBUENA / BARCELONA

Carlota Pi, en las oficinas de la empresa.

Carlota Pi, en las oficinas de la empresa. / RICARD CUGAT

"El desencadenante vino cuando me quedé embarazada. Me encontraba en una compañía rígida que tenía una posición reacia frente a este tema. Me di cuenta que yo era una pelota que intentaba encajar en un agujero cuadrado. La pelota no entraba y, si quería hacerlo, tenía que hacerse más pequeña. Pero yo nunca he estado dispuesta a hacerme pequeña", recuerda Carlota Pi, directora general de HolaLuz. "Era una empresa que no tenía en cuenta que las personas somos 360 grados y que no solo nos define una única cosa", añade.

Desde HolaLuz, su directora general defiende que persiguen crear "un ecosistema que permita trabajar con libertad para poder vivir con total plenitud, como madre, mujer y profesional". Es por eso que la compañía eléctrica funciona por equipos y proyectos, lo que "ofrece autonomía y flexibilidad a sus empleados para determinar cómo se organizan y cumplen con los objetivos que ellos mismos se han marcado".

Esto posibilita, según Pi, "integrar en la empresa a personas con valores holísticos, ya que a cada uno de nosotros no solo nos gusta el trabajo, sino que también somos padres, guitarristas o nos gusta el yoga".

Más allá de esta flexibilidad, la empresa también ofrece un servicio de guardería para que sus empleados puedan llevar a sus hijos al trabajo y estar cerca de ellos durante su jornada laboral. "Se cuida a los bebés hasta los dos años o hasta que los padres deciden que quieren llevar a sus hijos a la guardería. De momento, hemos tenido cuatro niños y fueron dos madres y dos padres los que los trajeron, no solo ellas", explica Pi.

La estructura empresarial de HolaLuz ha hecho, probablemente, que haya paridad entre sus empleados. De 110 personas que trabajan en la empresa eléctrica, 55 son mujeres y 55 son hombres. "Estas cifras son el resultado de cómo hemos construido la compañía. Hemos generado un espacio que se integra en la vida de las personas que formamos de la empresa. El resultado es un ambiente más acogedor para mujeres y madres", concluye Pi.