Ir a contenido

portada

20 años de 'networking' en Barcelona

Guillem Tapia

Luis Martin Cabiedes y el moderador Carlos Blanco

Luis Martin Cabiedes y el moderador Carlos Blanco / ALVARO MONGE

Las reuniones informales (networking) en las que personas vinculadas a la economía digital amplían su red de contactos y hacen negocios han proliferado en Barcelona a medida que el ecosistema start-up ha ido creciendo. Prácticamente cualquier conferencia que involucre a un puñado de personas del sector se convierte -en los momentos previos, posteriores o ambos- en una ocasión para hacer networking. Es imposible contabilizar cuántos encuentros de esta naturaleza se producen a lo largo del año en la capital catalana, pero hay algunos especialmente significativos porque reúnen a la flor y nata del gremio. 

Durante el 4 Years From Now (4YFN), el evento hermano del Mobile World Congress (MWC) cuyos protagonistas son las start-ups, tienen lugar numerosas reuniones de este tipo. Al último certamen acudieron 700 compañías emergentes, alrededor de 1.000 inversores y unos 21.000 visitantes. Si a esto le añadimos el marcado perfil internacional que ha adquirido el salón en los últimos años, el resultado es una gran oportunidad para que personas del mundillo de procedencias muy diversas entablen relaciones profesionales fructíferas. Las actividades de networking se suceden durante los 3 días que dura la feria y el colofón llega en la última fecha con la fiesta de clausura en el pabellón 8 del recinto de Fira Montjuïc. 

Otras de las fiestas que reúnen a más personalidades del ecosistema start-up barcelonés son las organizadas por Barcelona Tech City, la asociación privada sin ánimo de lucro presidida por Miguel Vicente. La asociación acoge cada año en su sede principal dos grandes celebraciones: la Summer Party y la Winter Party. La primera tiene lugar justo antes de comenzar el mes de agosto en la azotea del Pier01 en Palau de Mar, mientras que la segunda se hace coincidir con el último día del Mobile World Congress y también se celebra en el Pier01 pero indoor.

Pioneros del 'networking'

Pier01 y el salón 4 Years From Now son dos referencias en el ecosistema start-up de la ciudad que han cobrado mucha notoriedad en pocos años. No obstante, el decano de los eventos de networking en Barcelona es First Tuesday. Carlos Blanco, Alex Wagenberg, Francisco Gómez, Juan Martínez y Sergio Romero importaron el concepto de Londres, donde un grupo de emprendedores e inversores del sector de las start-ups habían comenzado a organizar una serie de reuniones informales el primer martes de cada mes. El encuentro llegó a Barcelona en octubre de 1999, un mes después de que hiciera lo propio en Madrid.  

El formato del evento se ha mantenido prácticamente inalterable durante las dos décadas que lleva celebrándose: un ‘mano a mano’ entre Blanco y algún ponente destacado en el que se repasa la trayectoria profesional del invitado y se disecciona la actualidad del ecosistema start-up. El fundador de Nuclio calcula que en los últimos 20 años ha conducido unos 300 First Tuesday entre Barcelona y Madrid. Todas las charlas van siempre precedidas de una sesión de networking en la que participan todos los asistentes y que a menudo ha servido de primera toma de contacto entre emprendedores e inversores que han acabado convirtiéndose en socios. 

20 años de First Tuesday

First Tuesday desembarcó en Barcelona en plena efervescencia de la denominada burbuja de las ‘puntocom’, por lo que generó una gran expectativa. “En la primera edición reunimos a unas 300 personas mientras que ahora suelen venir entre 75 y 200 asistentes. En ese momento el tema estaba muy en boga y First Tuesday era un concepto totalmente nuevo”, explica Carlos Blanco. 

Uno de los ponentes que ha acudido más veces a First Tuesday ha sido Luís Martín Cabiedes. El socio fundador de Cabiedes & Partners pilotó a finales de la década de los 90 la inversión de su empresa familiar, Europa Press, en Olé. Poco tiempo después la compañía que había nacido como un buscador de internet se vendió a Telefónica y la operación reportó pingües beneficios a todos los accionistas de Olé. Desde entonces la trayectoria de Cabiedes ha estado íntimamente ligada a la inversión en start-ups. “Muchas veces los inversores hacen creer a los emprendedores que están en el mismo barco, pero lo cierto es que el emprendedor solo tiene un barco y el inversor una flota entera”, reconoce Cabiedes -que actualmente participa en alrededor de 50 compañías emergentes- durante el 20 aniversario de First Tuesday

First Tuesday se ha celebrado ininterrumpidamente en Barcelona durante dos décadas exceptuando un hiato de tres años entre 2002 y 2005, justo después de que estallara la burbuja ‘puntocom’. En 1999 First Tuesday se convirtió en un acontecimiento global y se celebraba en unas 100 ciudades de todo el mundo. Ahora, en cambio, tan solo sigue activo en una decena de urbes incluyendo Barcelona y Madrid. “Cuando arrancamos First Tuesday sabía quienes eran todas las personas del público. En cambio, en la última edición prácticamente no conocía a nadie. Hemos mantenido el nivel de los ponentes y así hemos conseguido llegar a una nueva audiencia”, apunta Carlos Blanco como la que ha sido una de las claves del éxito del evento. 

Temas: Start-ups