03 abr 2020

Ir a contenido

LIVING ABROAD

La hilandera del "qué dirán" de la red

Laura Gaspar es diseñadora gráfica en la compañía alemana Tlgg, que trabaja con clientes como Bauhaus o Deutsche Bahn

Gabriel Ubieto

La diseñadora gráfica barcelonesa y afincada en Berlín, Laura Gaspar.

La diseñadora gráfica barcelonesa y afincada en Berlín, Laura Gaspar. / El Periódico (Cedida)

Uno de los elementos que se asocia a la marca Barcelona es su estatus como ciudad de diseñadores y artistas del marketing, rebozados del tópico de las gafas de pasta y los coworkings. No obstante, ha sido en otra ciudad puntera en las artes modernas donde Laura Gaspar (Barcelona, 1990), profesional del gremio, ha encontrado un puesto donde desarrollar su oficio: Berlín (Alemania). Gaspar entró a trabajar hace un par de meses en Tlgg, una empresa de origen alemán participada actualmente por uno de los principales grupos de comunicación de marketing estadounidenses, Omnicom Group. Entre cuyos clientes se cuentan marcas de primer nivel como Bauhaus Deutsche Bahn.

Gaspar estudio diseño gráfico en el BAU (Centro Universitario de Diseño de Barcelona), ubicado en el distrito 22@ del Poblenou. No se dio tiempo a probar fortuna en las oportunidades de la escena barcelonesa y al acabar la carrera saltó directamente a Berlín, ciudad que había visitado tiempo atrás y que desde el primer momento la hizo "sentir como en casa", explica.

Hoy, en Tlgg, Gaspar es la responsable dentro de su unidad, entre los muchos grupos de trabajo entre los que se dividen los 180 empleados de la compañía, de la dirección de arte de los proyectos. Decide los colores, la composición y la puesta en escena de todo lo visual, desde la presentación al cliente hasta el vídeo promocional que le llegará al consumidor. "La clave está en entender al cliente y como este se expresa visualmente", explica.

Tlgg ayuda a posicionarse en el mercado digital a marcas de primer nivel, pues "las grandes corporaciones cada vez necesitan posicionarse más y mejor en las redes sociales. Les ayudamos a captar tanto al cliente del futuro como del presente", cuenta. Para ello en su compañía parten de dinámicas de trabajo en micro unidades, que se forjan en base a proyectos y se disuelven cuando estos finalizan. Trabajo en red y aprendizaje continuo son las claves del método organizativo de Tlgg.

Dos años separan a la Gaspar que aterriza en Alemania con la que hoy trabaja en Tlgg. De por medio hay un máster a distancia, y experiencia profesional en una pequeña agencia de comunicación y un estudio gráfico de una firma austríaca. Pese a que en Barcelona ve "mucha calidad y atrevimiento" en su campo, las condiciones laborales entre las que este se despliega las considera muy diferentes.

"Aquí nadie ha intentado contratarme gratis; si no podía pagarme, no me contrataba. Compañeros míos me cuentan que en Barcelona gente con más antigüedad que yo cobra mucho menos, que se abusa de la figura del autónomos y que, en general, las condiciones son mucho menos estables", explica. Este es uno de los motivos, aunque no el único, que cita Gaspar para trazar su futuro fuera de Barcelona.