Ir a contenido

entrevista

Aleix Valls (H-Farm): "Las 'start-ups' ayudarán a digitalizar a las pymes"

El exconsejero delegado de la Mobile World Capital Barcelona alerta sobre la desaceleración de las operaciones e importe de las rondas de financiación en el último ejercicio

Guillem Tapia

Aleix Valls, director de H-Farm Barcelona, en la sede de la firma

Aleix Valls, director de H-Farm Barcelona, en la sede de la firma / Albert Bertran

Aleix Valls es el director de H-Farm Barcelona, filial de un grupo italiano cotizado especializado en consultoría, innovación y educación. Anteriormente fue el director de la fundación Mobile World Capital Barcelona y máximo responsable del 4 Years From Now, el congreso de referencia de las start-ups.

¿Qué es H-Farm?

Una plataforma de innovación especializada en consultoría, educación y, en menor medida, inversión y aceleración de start-ups. La sede principal está en una antigua granja de Treviso (Véneto, Italia) y actualmente tiene más de 660 trabajadores en plantilla, factura alrededor de 60 millones de euros anuales y desde 2015 cotiza en Bolsa. Disponemos de un campus de 5 hectáreas que estamos en proceso de ampliar a 50 para incrementar la oferta educativa y acoger hasta 3.200 alumnos en nuestras instalaciones, 2.200 más que en estos momentos. 

¿Por qué tomasteis la decisión de integraros en H-Farm?

Después de dejar la dirección de la Mobile World Capital fundé LiquiD, una consultora especializada en transformación digital. Nuestra cartera de clientes fue creciendo y cada vez nos demandaban proyectos más complejos: gestión de programas de aceleración, identificación de nuevos modelos de negocio a nivel internacional, formación… Con nuestra infraestructura no era posible ofrecer todos estos servicios. Entonces surgió la oportunidad de integrarnos en H-Farm, que se encuentra en una etapa de internacionalización, y decidimos unir nuestros caminos y crear H-Farm Barcelona.

¿Cómo es el ecosistema emprendedor en Italia?

Muy primario. Lo que han hecho Maurizio Rossi y Riccardo Donadon (fundadores de H-Farm) tiene un mérito enorme. Treviso, aunque se encuentra en una región próspera, no tiene tradición de emprendimiento digital. La mayoría de start-ups italianas se concentran en Milán, y su ecosistema es bastante menos maduro que el de Barcelona.

Usted fue el primer director de salón 4 Years From Now (4YFN). ¿Cómo ha evolucionado el ecosistema en Barcelona en estos años?

Cuando pusimos en marcha el 4YFN el ecosistema ya existía, pero en estos últimos años hemos visto un gran crecimiento en densidad de start-ups, volumen de inversión y visibilidad en general. No obstante, creo que en el último ejercicio ha habido cierta desaceleración en el número de operaciones y en el importe de las mismas. Es una señal de alerta que debemos tener en cuenta.

¿Recuerda alguna start-up de la primera edición del 4YFN (2014) a la que ahora le vaya especialmente bien?

Sí, Glovo. Oscar Pierre y Sacha Michaud (fundadores de Glovo) me pidieron ser socios del evento para tener más visibilidad. En aquellos momentos no tenían dinero para pagar un patrocinio, así que me ofrecieron el servicio de Glovo -que en aquella época estaba más enfocado a los recados y a los pequeños encargos que al reparto de comida- gratuito para todos los expositores. Aceptamos y fueron partners en aquella edición.                    

Después de tantos años vinculado al mundo de las start-ups, ¿ha invertido en muchas empresas?

En algunas, pero no puedo decir cuales. Lo que sí puedo decirte es que creo que en estos momentos hay un nicho de mercado muy interesante en todo lo que se refiere a la digitalización de las pymes. Las pequeñas y medianas empresas han entendido que necesitan digitalizarse para ser competitivas y, como no tienen la capacidad para hacerlo por sus propios medios, tienen que comprar el software a terceros. Pienso que las start-ups con un modelo Saas y enfocadas a digitalizar los procesos de negocio de las pymes tienen mucho recorrido.

Estudió ingeniería y tiene un doctorado en mecánica de fluidos. No creo que haya muchos emprendedores digitales con este tipo de formación…

Hay muchos doctorados y postdoctorados en start-ups biotecnológicas porque son las personas con los conocimientos necesarios para desarrollar nuevos fármacos. En las empresas emergentes digitales no es tan habitual, aunque esto también está cambiando. Los emprendedores que quieren desarrollar tecnologías como el blockchain, la inteligencia artificial o diseñar algoritmos muy avanzados precisan de formaciones específicas y muy técnicas más allá de la programación.

¿Nunca ha estado tentado de montar su propia start-up?

Claro, muchas veces. Hasta el momento me he centrado más en la consultoría, pero pronto lanzaré una start-up.