26 oct 2020

Ir a contenido

En colaboración con

AYUDAS PARA LA IGUALDAD

Barcelona subvenciona la reforma de los hogares de personas con discapacidad

El programa Mi Hogar quiere fomentar la autonomía personal de los ciudadanos con movilidad reducida

Se contempla la rehabilitación de las zonas interiores, la instalación de domótica o la mejora de la comunicación

Lavabo adaptado para el uso autónomo de una persona en silla de ruedas.

Lavabo adaptado para el uso autónomo de una persona en silla de ruedas.

Las personas con discapacidad o movilidad reducida solamente necesitan una pequeña ayuda para vivir de manera autónoma. Por eso, el Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD) ha puesto en marcha Mi Hogar, un nuevo programa de subvenciones para impulsar en Barcelona la mejora de la accesibilidad física y comunicativa de las viviendas donde viven. De esta manera se fomenta la inclusión de estas personas en la comunidad y se promueve que puedan dejar los centros residenciales y vivir en proyectos en los que tengan más autonomía personal.

Tal y como explica el IMPD, Las personas beneficiarias serán las que tengan reconocida una discapacidad de un grado igual o superior al 33 % en el certificado de discapacidad y el baremo de movilidad reducida positivo, o aquellas con una discapacidad reconocida igual o superior al 65 %. Uno de los requisitos es que estén empadronadas en la vivienda para la que se solicita la subvención durante un periodo mínimo de un año antes de la fecha de la solicitud, tanto si son propietarias como inquilinas o usufructuarias de la vivienda, y que esta sea su residencia habitual y permanente.

Tres ámbitos de actuación

Las intervenciones subvencionables se clasificarán en tres ámbitos diferentes de actuación. Por un lado, los arreglos u obras en el hogar. Es decir, la rehabilitación de espacios interiores a fin de que sean accesibles, usables y funcionales, como el cambio de una bañera por un plato de ducha o la adecuación de la cocina modificando la altura de los mostradores.

También se subvenciona la introducción de elementos domóticos o robóticos en el hogar, como la domotización de persianas o puertas. También se prevé la instalación de elementos como grúas de techo o la utilización de robots que prestan servicios de asistencia para pautas que tiene que seguir la persona. Finalmente, la campaña fomenta también la incorporación de elementos que mejoran la accesibilidad comunicativa del hogar: dispositivos que generalmente incorporan elementos, señales o mensajes visuales, acústicos o táctiles que permiten incrementar la autonomía de las personas con discapacidades sensoriales, como materiales marcados en braille, dispositivos que hablan con voces sintéticas o dispositivos de aviso visual, acústico o vibratorio.

Máximo de 10.000 euros

La cantidad máxima de subvención para intervenciones de accesibilidad, elementos domóticos y tecnología de accesibilidad en el domicilio será finalista y variará entre los 5.000 y los 10.000 euros en función del tipo y el grado de discapacidad. Para importes menores o iguales a 2.000 euros, será subvencionable el 100 % del coste de la actuación. Este programa se enmarca en el Modelo de vida independiente del Servicio Municipal de Asistencia Personal y está dotado con 475.000 euros, ampliables hasta 1.000.000 de euros, y promoverá la realización de obras por iniciar, que ya estén en curso y, en el caso de las actuaciones domóticas o robóticas, que se hayan realizado a lo largo de este año.

Las solicitudes se pueden presentar a partir de hoy lunes 28 de septiembre y hasta el 9 de noviembre, a través de la sede electrónica municipal.