Sucesos

Bandas, violencia machista y tiroteos: 16 crímenes resueltos en 2022 en Madrid

La Policía ha logrado resolver la mayoría de crímenes ocurridos este año en la región

Bandas, violencia machista y tiroteos: 16 crímenes resueltos en 2022 en Madrid
4
Se lee en minutos
Jose F. Sánchez / EFE

La crónica negra del año 2022 en Madrid empezó a escribirse el mismo 1 de enero. Tras Nochevieja, las bandas mataron a puñaladas a un joven de 19 años en Villaverde, un presagio de tres crímenes más de pandilleros que este año se suman a otros 13 homicidios y asesinatos perpetrados en la región, casi todos resueltos por la Policía.

Según los datos recabados por Efe, los presuntos responsables de 15 de estos crímenes ya han sido detenidos, a falta de los autores de la primera muerte violenta del año, la de un dominicano de 50 años supuestamente golpeado en Carabanchel a las 06.00 horas del primer día de 2022.

Las bandas juveniles han sido las que más han matado en Madrid en estos casi siete meses. Tras la reyerta mortal del 1 de enero, fue la noche del 5 de febrero, ya acuñada como la "noche de las caídas", la que desató la violencia de estas organizaciones criminales.

La muerte a machetazos de los trinitarios Jaime, de 15 años, en Atocha y la de Diego, de 25, en Usera, ambas a manos de los Dominican Don't Play (DDP), inquietaron a los madrileños, a lo que la Delegación del Gobierno respondió reforzando su plan antibandas con más policías en las calles.

El 2 de marzo dejó la primera víctima de violencia machista en la región, concretamente en Pozuelo de Alarcón, donde un marroquí de 42 años, que acabó suicidándose, asesinó a puñaladas a su mujer, de 32, quien le había denunciado por malos tratos y tenía un juicio por el divorcio al día siguiente.

Crímenes conectados

La muerte de Jaime, que cayó desplomado con un machete en la mano frente a las puertas de una discoteca de la calle Atocha, ha sido uno de los crímenes más terroríficos de lo que va de año, y también quizá el que más les ha costado esclarecer a los agentes del grupo V de Homicidios de Madrid.

Durante más de cinco meses de investigación han tomado declaración a decenas de testigos, revisado todas las cámaras de seguridad cercanas, y analizado cada vestigio que recogió la Policía Judicial, aún con el cuerpo sin vida de Jaime en el suelo.

El pasado 13 de julio, a primera hora de la mañana, la Policía detuvo en registros simultáneos a tres menores de la banda DDP presuntamente implicados en los hechos, dando por esclarecido el crimen.

Mucho menos tiempo tardaron en resolver el crimen de Alejandro, un joven DDP de 18 años que fue asaltado a golpes y puñaladas por en torno a una decena de trinitarios que le tendieron una trampa, haciéndole creer que había quedado con una chica en Villaverde, el pasado 27 de abril.

La Policía cree que este crimen, por el que fueron arrestados siete menores relacionados con los trinitarios apenas semana y media después, fue una venganza por la muerte de Jaime en Atocha, en la que pudo estar implicado Alejandro.

Un marqués, un tiroteo y una bañera

El segundo asesinato machista -y único doble crimen en Madrid en 2022- sobrecogió a los vecinos de la célebre calle Serrano de la capital. Allí vivía Fernando González de Castejón, conde de Atarés y marqués de Perijá, quien el pasado 20 de junio mató de sendos disparos de la misma pistola a su mujer, de 44 años, y a una amiga de ésta, de 70, para después suicidarse.

También fue una pistola la que acabó con la vida de un hombre de 46 años el día 16 de marzo, a las tres de la tarde, en plena plaza de Alsacia de la capital.

A bordo de dos coches, miembros de un clan familiar con el que había mediado por una deuda matrimonial con otro clan ejecutaron una emboscada contra él, que murió tiroteado al volante de su Citroën gris. En los días posteriores a los hechos, dos hombres se entregaron por su presunta implicación en el crimen.

Otro de los homicidios esclarecidos, en este caso en horas, fue el de una mujer de 41 años, que fue hallada estrangulada en la bañera del piso donde vivía, en Las Rozas.

Noticias relacionadas

En la misma casa vivía su presunto asesino, un menor marroquí de 15 años, nieto del hombre que le había alquilado una habitación en el domicilio y con el que supuestamente había llegado a mantener algún tipo de relación sentimental.

Los últimos dos crímenes acontecidos en Madrid ocurrieron este mes de julio, y las víctimas son dos mujeres de 31 y 19 años, la primera asesinada a manos de su novia en La Latina, y la segunda acuchillada en 17 ocasiones en Parla por su expareja, un joven de 20 años.