PROTESTA VECINAL

Casi 300 vecinos de Orcasitas exigen ayudas contra el amianto: "No hay edificio sin cáncer"

Los manifestantes consiguen el compromiso de los delegados de Vivienda y Urbanismo de reunirse el día 28

Trozos de uralita, elaborada con fibras de amianto. 

Trozos de uralita, elaborada con fibras de amianto. 

4
Se lee en minutos
Europa Press

Casi 300 vecinos de Orcasitas (Usera), entre ellos el cura del barrio, han exigido este miércoles al Ayuntamiento de Madrid la llegada de las ayudas para la eliminación del amianto de sus tejados porque, como ha explicado el concejal de Más Madrid Félix López Rey, megáfono en mano, "no hay edificio sin cáncer".

Los casi tres centenares de vecinos han tomado la Plaza de la Villa, donde se podían escuchar lemas como 'Pita, pita, pita, el amianto se quita', 'Los barrios unidos jamás serán vencidos', 'Almeida escucha, Orcasitas está en lucha' o 'Mariano, qué pasa, el amianto a tu casa'.

Ha sido la respuesta a lo que ha ocurrido en la comisión de Desarrollo Urbano, donde López Rey ha exigido estas ayudas porque "no ha llegado ninguna en diez años". Ya en la Plaza de la Villa, en la manifestación en la que ha estado presente prácticamente todo el grupo municipal de Más Madrid y el diputado regional de esta formación Jorge Moruno, Félix López Rey pedía a sus convecinos que esperasen a la salida de los delegados responsables de la comisión.

Reunión anunciada

González y Fuentes han acabado tomando el megáfono para asegurar que habrá reunión con los vecinos --negada hasta ahora, según afirmaba López Rey y la asociación vecinal, entidad que formalizó está petición de reunión por registro-- el 28 de febrero a las 11.30 horas en el Edificio APOT, sede de Desarrollo Urbano. En la legislatura pasada, presidida por Manuela Carmena, el Ayuntamiento aprobó ayudas para la eliminación del amianto dentro del Plan Mad-Re y del Fondo de Reequilibrio Territorial.

La mitad aproximadamente del vecindario afectado --más de 1.500 viviendas en casi 70 edificios-- recibieron el 'OK' a las ayudas pero la otra mitad no las pudo solicitar, ya fuera porque las comunidades no llegaron a un acuerdo a tiempo o por la propia dificultad de hacer frente a los créditos a solicitar.

Desde el área de Vivienda, con Álvaro González al frente, han trasladado que están tramitando las nuevas bases de la convocatoria, que se denominará Rehabilita 2020, para la concesión de subvenciones con destino a actuaciones de accesibilidad, conservación, eficiencia energética y salubridad de edificios existentes de uso residencial vivienda.

En esta convocatoria se recoge una línea específica para la retirada de amianto, con el abono de las ayudas con la licencia de obras, ha concretado el delegado. El amianto es un mineral que puede acabar siendo cancerígeno al inhalarse y que ha empezado a esparcirse por el aire al ir descomponiéndose con el tiempo la protección que lo cubría, es decir, "es ahora más peligroso que hace 20, 25 años", han expuesto algunos de los vecinos.

Tejados de uralita 

Las partículas ya están en el aire, ha explicado Juan Cordero, vicepresidente de la asociación vecinal, a Europa Press, que ha descrito la situación de un barrio que vive con tejados de uralita desde hace 40 años.

Esto se traduce en que el problema del veneno del amianto no lo es sólo para Orcasitas sino que está afectado todo el distrito y, por extensión, a la ciudad. Así lo ha explicado el cura del barrio, 'Queño', a Europa Press. Él ha sido uno más de los vecinos que se ha manifestado en la Plaza de la Villa y ha formado parte de la batucada. "Soy un vecino más y el amianto es un problema de salud pública", ha defendido, antes de relatar que algunas subvenciones para retirar la uralita sí han sido aprobadas pero aún no han llegado al barrio.

Y mientras López Rey ha seguido animando a sus convecinos para seguir luchando pacíficamente contra el amianto convencido de que esta guerra la ganará "el ejército del pueblo llano". "La ganaremos porque nos va la vida en ello", ha argumentado. El concejal de Más Madrid ha cuestionado que se instalen "más mástiles en la ciudad" cuando "no llegan las ayudas" contra el amianto.

Y es que, como explicaba una de las vecinas, que ha sobrevivido a un cáncer, la presencia de esta enfermedad en el barrio "es cuatro veces mayor" que en otros puntos de la ciudad. Álvaro González ha señalado en la comisión que cuando llegaron al área se encontraron con un colapso en la tramitación de estas ayudas, con "2.500 expedientes atascados", para lo que se ha elaborado un plan de choque. También ha concretado el aumento de las ayudas.

En la convocatoria del Plan Mad-Re 2017, la subvención para la retirada de amianto únicamente se otorgaba a los edificios dentro de los APIRUS (las Áreas Preferentes de Impulso a la Regeneración Urbana delimitadas por el Ayuntamiento). Quedaban fuera el resto de los edificios de Madrid. Esta subvención alcanzaba un 35%, ampliable hasta el 90% en el caso de los hogares con rentas más bajas.

Nuevas ayudas

El delegado de Vivienda ha afeado que el anterior Gobierno no materializó "ni un euro" en estas ayudas, por lo que escuchar ahora las demandas de Más Madrid a través de Félix López Rey es tener "cara de cemento por pedir explicaciones". El edil le ha contestado que en el anterior Gobierno sí se produjeron encuentros en el barrio explicando la situación y con el Ejecutivo actual no. González ha contestado que sí se han reunido con la FRAVM.

Un año después, en la convocatoria del Plan Mad-Re para la retirada de amianto se llegó al 70% para los edificios dentro de los APIRUS, ampliable hasta el 90% para los hogares con rentas más bajas mientras que para el resto de los edificios de Madrid alcanzaba un 35% como máximo.

Ahora, el nuevo Gobierno tramita las bases de Rehabilita 2020, con una línea específica para la retirada de amianto que continúa e impulsa las ayudas y que mantiene y amplía su cuantía con respecto al Mad-Re. Según fuentes de Vivienda, será también ampliable al 90% en las mismas condiciones que los planes anteriores.

 

 

Noticias relacionadas

 

 

Temas

Madrid Amianto