11 ago 2020

Ir a contenido

sentencia sin recurso

Absuelto el ex alcalde de Guadarrama de prevariación administrativa

Los denunciantes solicitaban a Fernández Rubio una indemnización de casi 10 millones de euros por la permuta de un terreno

El Periódico / Agencias

Fachada de la Audiencia Provincial de Madrid.

Fachada de la Audiencia Provincial de Madrid. / Europa Press

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto al ex alcalde de Guadarrama José Ignacio Fernández Rubio de un delito de prevaricación administrativa en relación con la permuta de un terreno de una empresa por otros del Ayuntamiento y sobre la que el dueño denunció que no recibió compensación económica.

En una sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, los magistrados desestiman el recurso de apelación contra la sentencia absolutoria dictada por el Juzgado de lo Penal número 14 Contra la sentencia "no cabe recurso alguno". El caso se remonta al año 2006, por la operación de permuta de un terreno propiedad de una empresa por otros del Ayuntamiento. Los denunciantes solicitaron 10 años de inhabilitación y una indemnización de 9,2 millones de euros.

Fernández Rubio fue también viceconsejero de Empleo y Mujer y posteriormente alcalde de Las Rozas entre 2011 y 2015. En 2015, al no conseguir mayoría absoluta renunció a su acta de concejal tras las elecciones municipales "para garantizar la gobernabilidad de Las Rozas", tras las declaraciones realizadas por Ciudadanos.

Resolución

"Los hechos relatados quedan fuera de delito de prevaricación y se incluyen más en la doctrina de la resolución de los contratos sometidos a condición suspensiva, por lo que los recurrentes deberán acudir a la vía contencioso-administrativa o a la vía civil para reclamar la resolución de dicho contrato o, en su caso, la indemnización pertinente", señala la resolución.

En declaraciones a Europa Press, Fernández Rubio ha señalado que acoge la resolución con "mucha alegría" y "muy positivamente" porque "se me ha quitado este peso de encima". "Ha quedado resuelto por los tribunales de forma tajante y absoluta que en esa actuación que tuve como alcalde de Guadarrama no había ningún delito y no había ningún reproche de carácter penal ni de ningún tipo. Se ha hecho Justicia, eso sí, con más de ocho años de retraso, pero se ha hecho Justicia", ha concluido.