Ir a contenido

OPERACION DE LA GUARDIA CIVIL

Desarticulada una peligrosa organización albanokosovar dedicada al robo en viviendas, cajeros y naves

La banda dirigía sus operaciones desde Madrid, pero perpetraba robos por toda la geografía española

Europa Press

Vehículo de la Guardia Civil.

Vehículo de la Guardia Civil. / DANNY CAMINAL

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de las Comandancias de A Coruña y Madrid y del Servicio de Investigación Criminal de la Ertzantza de Guipúzcoa han desmantelado una peligrosa organización criminal de origen albanokosovar asentada en Madrid, pero especializada en perpetrar robos en toda la geografía española.

La operación tuvo su origen en A Coruña, tras detectar la Guardia Civil un incremento de robos en viviendas y naves industriales, lo que dio inicio a la denominada 'operación Butrov', con la finalidad de identificar y detener a los autores de los hechos.

Fruto de las primeras indagaciones, los agentes especializados de A Coruña constataron que los integrantes del grupo se habían desplazado expresamente a Galicia para la comisión de los robos, por lo que intercambiaron información con sus homólogos en Madrid, que tenían encartado a un grupo que se trasladaba fuera de la Comunidad para perpetrar los robos, aunando esfuerzos a partir de este momento.

Largo historial 

Según ha informado el Instituto armado, los ya detenidos cuentan con "un amplio palmarés delictivo" y tenían fijada su residencia en barrios de la capital madrileña, donde llevaban una vida "perfectamente normal" para no levantar sospechas.

Cuando realizaban sus campañas, lo primero que hacían era buscar viviendas de alquiler, o incluso alquilar habitaciones donde vivían otros compatriotas, evitando así tener que documentar la estancia. Esto les permitía, además, realizar estudios de las zonas donde cometerían a posteriori sus hechos delictivos.

El grupo era experto en el asalto a naves industriales por el procedimiento del butrón, pero también se les imputan hechos delictivos en viviendas unifamiliares, situadas en municipios coruñeses de alto nivel adquisitivo, y en el asalto de cajeros automáticos.

Contactos con la Ertzantza

Fue precisamente esta tipología delictiva lo que permitió poner en contacto a los agentes de la Guardia Civil con los agentes de la Ertzantza, quienes se encontraban investigando varios robos con fuerza en cajeros automáticos.

Gracias a la investigación efectuada, los agentes han podido constatar que el grupo sustraía los vehículos en poblaciones madrileñas, trasladándose hasta el lugar de destino usando placas de matrícula falsificadas. Han cometido robos en Madrid, en Guipúzcoa, Ciudad Real y A Coruña.

En los registros efectuados en los barrios de Usera, Villaverde y Carabanchel Alto se intervino una elevada cantidad de dinero en efectivo, herramientas utilizadas para la perpetración de los robos, joyas, relojes y ropa de primeras marcas, además de documentación donde se recogen los estudios de los lugares donde se perpetraron los hechos delictivos.

Documentación falsa

Los detenidos son cinco hombres con edades comprendidas entre los 24 y los 41 años, cuentan con numerosos antecedentes e incluso tienen orden de expulsión de España. Todos portaban en el momento de la detención identidades falsas y se les imputan los delitos de organización criminal, robo con fuerza en domicilios habitados, robo con fuerza en las cosas, robo de vehículo, falsedad documental y delitos contra la seguridad del tráfico. La autoridad judicial competente ha decretado su ingreso en prisión.