Ir a contenido

Menores extranjeros no acompañados

Garrido se compromete a reconsiderar el traslado de MENAS a Somosierra

El Ayuntamiento del municipio transmite al presidente regional que sus instalaciones no están acondicionadas

El Periódico / Agencias

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. / JUAN MANUEL PRATS

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, se ha comprometido este jueves a valorar con técnicos y educadores la idoneidad de trasladar a un grupo de Menores Extranjeros No Acompañados (MENAS) a Somosierra después de que su alcalde, Francisco Sanz, haya pedido al Gobierno regional que reconsidere esta decisión.

En una carta al propio Garrido, Sanz explica, entre otras cosas, que el municipio tiene 60 vecinos y que a su parecer, "no se puede garantizar el disfrute de Derechos Fundamentales tales como la educación y la sanidad al no contar con servicios educativos ni médicos", unos servicios "mínimos" que "se han de prestar en un estado social y democrático".

En una entrevista en 'Antena 3', Garrido ha explicado que anoche habló con el alcalde porque "estaba preocupado" por la situación y descarta que sea un problema de que los menores se puedan aburrir allí.

No obstante, le comunicó al regidor que actuarán en función de lo que los técnicos y los educadores que trabajan con los menores les digan. A la espera de saber si tiene "sentido" que vayan a este tipo de municipios, Garrido ha explicado que tienen repartido a los menores en muchas localidades.

En este caso, ha explicado que salió a la luz a dónde se les iba a trasladar, lo cual ha rechazado porque "se estigmatiza a los chavales y a los sitios a los que van". "Hay que darles la tranquilidad de que no se sepa dónde van a ir", ha considerado, admitiendo que preferiría que no se supiese. "Lo miraremos con los técnicos y si nos dicen que no es el sitio ideal para ir, no irán", ha concluido.

Somosierra cuestiona el traslado

El Ayuntamiento de Somosierra, regido por el PSOE, ha solicitado a la Comunidad de Madrid mediante una carta que reconsidere el traslado de 40 MENAS al municipio ya que el Centro Residencial para personas con discapacidad física no "está debidamente acondicionado".

El alcalde Sanz ruega mediante esta carta al presidente de la Comunidad y a la consejera de Políticas Sociales, Lola Moreno, "reconsideren esta decisión, en el supuesto de que haya sido adoptada", y "no cometa la equivocación de sacar a los niños del medio urbano para el que se han jugado la vida para venir desde sus lejanas tierras".

"El municipio tampoco cuenta con instalaciones de caracter lúdico recreativo y deportivo que permita a los menores de edad realizar actividades propias de su edad que son necesarias para su correcto desarrollo personal", ha sostenido.

Asimismo, en la misiva el regidor ha señalado que en los edificios donde se pretende realojar a los menores, como el Centro Residencial, "no están debidamente acondicionados para acoger a 40 menores de edad".

"El centro carece de las instalaciones necesarias para satisfacer las necesidades de los menores de edad al no estar concebida como lugar de cobijo a un sector de la población susceptible de exclusión social como los inmigrantes menores de edad no acompañados que requieren de tutela de las instituciones", ha insistido.

De hecho, el Ayuntamiento "se opondrá" en tanto que el municipio "no cuenta con medios suficientes para absorber un aumento poblacional que se duplica en detrimento de los derechos de los menores migrantes que se pretenden realojar".

El vicepresidente regional, Pedro Rollán, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, aseguró este miércoles que la Comunidad de Madrid ha contratado 70 nuevas plazas residenciales de acogida para menores extranjeros no acompañados para lo que se destinará 3,3 millones de euros y espera poder alcanzar las 238 próximamente.