26 may 2020

Ir a contenido

RECUERDO HISTÓRICO

Subastada una toalla usada por Kobe Bryant por 30.000 euros

El comprador es uno de los mayores coleccionistas del mundo de los Lakers y planea abrir un museo

Un fan se la quitó de sus hombros cuando se retiraba de la cancha en su partido de despedida en el 2016

El Periódico

Kobe Bryant se despide del público en su último partido el 13 de abril del 2016 con los Lakers ante Utah Jazz.

Kobe Bryant se despide del público en su último partido el 13 de abril del 2016 con los Lakers ante Utah Jazz. / jae c hong (ap)

Una de las toallas de que utilizó Kobe Bryant en su último partido con Los Ángeles Lakers, en el 2016, ha sido adjudicada por 33.000 dólares (29.700 euros) en una subasta online celebrada este domingo.

La estrella de la NBA, que falleció el pasado 26 de enero en un accidente de helicóptero, llevaba esa toalla encima durante su discurso de despedida al final del encuentro, y un aficionado se la quitó de los hombros cuando enfilaba el camino hacia el túnel de vestuarios. Bryant anotó 60 puntos en el partido final de su carrera el 13 de abril del 2016, disputado ante los Utah Jazz (101-96) en el Staples Center de Los Angeles.

El ganador de la puja pagó exactamente 33.077,16 dólares y en el lote, junto a la toalla, figuraban dos entradas de aquel partido. El comprador, según explicó Jeff Woolf, el presidente de la empresa subastadora Iconic Auctions, es el mayor coleccionista del mundo de artículos de los Lakers,  y su propósito a largo plazo es abrir un museo en el sur de California. Anteriormente había pagado una cifra similar por un anuario escolar en el que aparecía Bryant, cinco veces campeón de la NBA en 20 temporadas como profesional.

No era la primera vez que esa toalla cambiaba de manos. El primer poseedor, en el 2016, la vendió aquel mismo año por 9.000 dólares (8.100 euros), según desveló la cadena de televisión CNN. Cuatro años más tarde, a raíz del tráfico accidente de Bryant, en el que también falleció su hija Gianna, de 13 años, y siete personas más al estrellarse el helicóptero en las montañas de Calabasas (California), su valor se ha multiplicado.