Ir a contenido

HISTORIAS DE LA NBA

Marc Gasol vislumbra la puerta de salida

En medio de una crisis, los Grizzlies barajan la idea del traspaso del pívot para iniciar la reconstrucción

"A ningún jugador le gusta estar en esta situación, pero no hay nada que puedas hacer", confiesa

Luis Mendiola

Marc Gasol, en el banquillo de los Grizzlies, en el partido frente a los Bucks de esta semana

Marc Gasol, en el banquillo de los Grizzlies, en el partido frente a los Bucks de esta semana / KAREN PULFER (EFE)

Corren malos tiempos en la NBA para los Grizzlies de Marc Gasol, que se deslizan por una peligrosa pendiente de resultados negativos. Lo que no hace demasiado parecía altamente improbable, que el pívot de Sant Boi y el equipo siguieran camino distintos, es un rumor que ha ganado fuerza esta semana como una posibilidad a tener muy en cuenta. El traspaso de Marc gana en consistencia conforme pasan los días y siguen cayendo derrotas en el casillero de Memphis, penúltimo clasificado en la Conferencia del Oeste. Son nueve en los últimos 10 encuentros, tres consecutivas y el panorama, con visitas a Boston Toronto, tiene visos de empeorar.

Los principales medios que siguen a la NBA se abonan a la palabra traspaso para Marc Gasol, empezando por Marc Stein, del New York Times, el primero que avaló la tesis de que los Grizzlies estarían dispuestos a mover ficha antes del 7 de febrero, fecha límite de los traspasos, ya que el jugador barcelonés, aunque cuenta con una opción personal para seguir la próxima temporada, se convertirá en agente libre este verano y podrá decidir su futuro sin que Memphis saque ningún beneficio. La edad de Marc, 33 años, y su alto sueldo (25,05 millones de dólares), subrayan todos los expertos, aconsejan también la operación. Incluso se especula con un posible destino: Boston Celtics, que cuenta con elecciones de primera ronda del 'draft'.  

Todo abierto

Los Grizzlies no vivían una situación tan negativa con Marc Gasol Mike Conley en buenas condiciones físicas  desde la época de ‘rookie’ del pívot barcelonés. El balance de 12 victorias y 5 derrotas con el que se inició el curso, suena ahora a irreal. Desde primeros de noviembre, los números son elocuentes: 7 victorias y 20 derrotas, sin que los intentos del técnico J.B. Bickerstaff de parar la sangría, buscando distintas combinaciones para el quinteto titular, o incluso reforzando la plantilla con un fichaje, el base Justin Holiday, parezcan surtir efecto.

De ahí que después de que los Bucks agravaran un poco más este miércoles el estado del enfermo con una victoria en el Fedex Forum, el propio Bickerstaff admitiera que “todas las opciones están sobre la mesa”, cuando le preguntaron sobre la necesidad de tomar medidas drásticas para reconducir la situación.

Todas las opciones significan tanto explorar el mercado de traspasos, como plantearse la posibilidad de 'tanking', que es la maniobra no reconocida que realizan algunos clubs en la NBA para acumular derrotas a propósito. Así cuentan con una mejor elección en el siguiente ‘draft’ universitario y añaden talentos jóvenes con los que edificar un nuevo proyecto.

Volver a empezar

La reconstrucción en el caso de los Grizzlies sería a partir de Jaren Jackson, un excelente y talentoso ala-pívot, de 2,11 y 19 años, que fue número cuatro en el 'draft' del pasado verano. La parte negativa, que también sopesa la franquicia de Tennessee antes de dar cualquier paso, es la respuesta negativa de los aficionados de los Grizzlies a la salida de uno (o dos, sin contamos a Conley, de 31 años) de sus referentes, un jugador que lleva 17 años de relación con la franquicia y la ciudad.

Este pasado verano el equipo de Menfis se encontró en la misma posición, con la posibilidad de plantearse la salida de Marc Gasol, después de una pésima temporada, con solo 22 victorias, lesión grave de Conley, y cambio de técnico. Finalmente la buena amistad de Marc con el propietario Robert Pera y la promesa de inversión cambió los planes de todos. Unos meses después, la situación vuelve al punto de partida y el propio pívot catalán, ante la posibilidad de un traspaso,  asume que es imposible predecir lo que ocurrirá.

"No creo que sepamos exactamente hacia dónde se dirige el futuro. Eres jugador y necesitar jugar y ganar partidos. No puede quedar atrapado en lo que es el futuro de la franquicia ¿Qué van a hacer? A ningún jugador le gusta estar en esta situación, pero tienes que lidiar con eso. No hay nada que puedas hacer”, confesaba esta semana Marc Gasol en el diario The Commercial Appeal, vislumbrando que puede estar más cerca que nunca de la puerta de salida.