Ir a contenido

EL PARTIDO DEL DÍA DE NAVIDAD

LeBron James no está preocupado por su lesión

La estrella de Los Lakers se lesionó a mitad de partido frente a los Warriors y hoy pasará exámenes médicos para conocer el alcance de su lesión

Los campeones de la NBA acabaron ampliamente derrotados (101-127) por el conjunto de Los Ángeles en un partido que dominaron los visitantes

El Periódico

LeBron James, de los Lakers, se muestra dolorido en el banquillo del equipo de Los Ángeles.

LeBron James, de los Lakers, se muestra dolorido en el banquillo del equipo de Los Ángeles. / AP / TONY AVELAR

LeBron James, alero estrella de Los Angeles Lakers, vivió ayer una jornada agridulce en el Día de Navidad al ver como su equipo vencía de visitante por paliza (101-127) a los Warriors de Golden State, los actuales campeones de la NBA, pero se tenía que retirar lesionado durante el tercer periodo.

"La verdad es que no estoy preocupado por la lesión, pero sí molesto por no poder ayudar a mi equipo durante todo el partido", comentó James al concluir el encuentro disputado en el Oracle Arena, de Oakland. "Creo que hice un movimiento rápido con la pierna derecha en una jugada defensiva y sentí un tirón en la ingle izquierda".

Tratamiento inmediato

James, que antes de retirarse lesionado había aportado un doble-doble de 17 puntos, 13 rebotes y cinco asistencias, se sintió dolorido “por no haber podido contribuir, durante todo el encuentro, pues creo que mi misión es ayudar al equipo y entrenadores a ganar todos los partidos. Espero que no sea una cosa larga y pueda volver a la pista tan pronto como sea posible".

De momento, James, de 33 años, comenzó a recibir tratamiento de estimulación con un dispositivo colocado en su cadera para que pudiese hacer el viaje de regreso a Los Angeles, donde hoy los doctores del equipo esperan realizarle una resonancia magnética que establezca el verdadero alcance de la lesión.

James y Curry, durante el partido que los Lakers han ganado hoy en la cancha de los campeones. / USA TODAY / KYLLE TERADA

"Lo más importante es que, al parecer, en los primeros exámenes el músculo no ha sufrido ningún daño estructural", valoró James. "La verdad es que las lesiones no me suelen preocupar". La estrella de los Lakers recordó que pudo salir del campo por sus propios medios y que lo que sintió fue como un estallido. “Intente estirar la pierna varias veces para ver si me aliviaba, pero no resultó positivo y de ahí que me retirase".

Luego reconoció también que no sabía cuánto tiempo podría estar de baja, dado que sólo habían pasado unas horas desde que se lesionó y no conocía los exámenes médicos finales. Los Lakers viajan mañana a Sacramente, donde se enfrentarán a los Kings. James, en su primera temporada con el equipo de Los Ángeles, promedia 27,6 puntos; 8,2 rebotes y 7,2 asistencias en los 34 partidos que lleva disputados de la temporada regular.

James, de buen humor

Luke Walton, entrenador de Los Lakers, declaró que había hablado con James después del partido y que lo había visto "animado", con ganas de volver a su casa para reunirse con toda la familia y en especial con sus hijos. "James estaba de muy buen humor, se sentía feliz por la victoria que había logrado el equipo y convencido que podría superar la situación sin mayor problema porque las había vivido mucho más difíciles", destaco Walton. "Seguro que ésta también la superará".

Mientras que el joven ala-pívot de los Lakers, Kyle Kuzma, quien acabó como líder del ataque balanceado del equipo angelino, admitió que le había sorprendido ver lesionado a James porque era la primera vez.

Gran victoria coral

"Todos intuimos que tendría que ser algo de importancia al no regresar al campo porque nunca lo he visto realmente lesionado", destacó Kuzma, quien aportó 19 puntos, "Si tiene que ir al vestuario, sabes que es algo serio porque hace un gran trabajo cuidando su cuerpo. Puedes contar con los dedos de una mano la cantidad de veces que ha estado lesionado".

Los Lakers se exhibieron ante los Warriors de Golden State, a los que derrotaron a domicilio por 101-127. Además de Kuzma, el pívot croata Ivica Zubac confirmó que cada día va a más en su juego, ahora que ha salido de titular aportó doble-doble de 18 puntos y 11 rebotes, incluidos ocho defensivos, y puso dos tapones. Otro jugador decisivo en la victoria de los Lakers fue el veterano base Rajon Rondo, quien salió de reserva y aportó un doble-doble de 15 puntos, 10 asistencias, cinco rebotes y dos faltas personales.

Temas: LeBron James