23 oct 2020

Ir a contenido

ASUNTOS PROPIOS

Luis Conde: "Al Barça le iría bien un gestor españolista"

El cazatalentos más poderoso de España señala que el ejecutivo de la era covid será joven, tecnológico y con la idea del esfuerzo entre ceja y ceja

Núria Navarro

Luis Conde: "Al Barça le iría bien un gestor españolista"

Ferran Nadeu

Basta con echar un vistazo a su despacho, en Seeliger y Conde, para captar el tamaño de su influencia. Fotos de Kissinger, Thatcher, Clinton, Blair... El 'headhunter' Luis Conde (Barcelona, 1950) ha puesto a presidentes y consejeros delegados en empresas del Ibex-35, empleó a Esperanza Aguirre tras su portazo a la política, consigue que rivales compartan mantel. Ahora explica en 'Marcar la diferencia' (Plataforma Editorial) el perfil del ejecutivo en el poscovid.

-Una aclaración inicial: ¿qué talento tiene el cazatalentos?
-Tengo una fórmula del talento: 'T=C+V x A'. La 'C' es el conocimiento, al que tiene acceso todo el mundo. La 'V' son los valores (el esfuerzo continuado y el optimismo como motor son los más importantes). Y la 'A' es la actitud (si tiende a 0, el talento tiende a 0). Los grandes líderes tienen un proyecto, saben comunicar, son valientes y optimistas. Obama lo era. Trump –que está pirado– también.

-Preguntaba por 'su' talento.
-Sé escuchar. Y transmito confianza a los clientes. En eso soy el mejor. También estoy en todos los meollos [organiza el 'civet' de Fonteta] y tengo una base de datos de 150.000 personas.

Joaquim Gay de Montellà, Ana Pastor y Artur Mas, en el 'civet' de Fonteta del 2016. /robin townsend (efe)

-¿Qué tipo de personas?
-Ninguno gana menos de 100.000 euros al año. 

-Guau. ¿Cuántos hay poderosísimos?
-El 0,1%. En 30 años he entrevistado personalmente a 21.000 profesionales y, entre ellos, no llegan a 70 los talentos extraordinarios que hayan transformado una compañía del Ibex.

"La fórmula del talento es:
'T=C+VxA'.
Conocimiento, Valores y Actitud"

-¿Y cómo llega a codearse con los prohombres?
-Una estrategia de márketing ha sido acercar líderes del mundo a nuestros clientes. Hemos invitado a Clinton, a Blair, a Gorbachov, a Kissinger, a Margaret Thatcher. Todos tienen en común la sencillez y su capacidad de penetración.

-¿Son de trato fácil?
-Sí. Un ejemplo: Clinton cerraba una conferencia que yo abría en Hong Kong, me invitó a su cena y, al llegar al China Club, me sentaron al lado de él y de Mick Jagger. No abrí boca, pero salí pensando que era el hombre más importante del mundo.

-¿Esperanza Aguirre qué le hizo sentir?
-Es uno de los mejores fichajes que he hecho en mi vida. Durante dos años, presidió nuestro consejo asesor. Una mujer supertrabajadora, superconectada, superquerida por los empresarios.

El 'headhunter' junto a Esperanza Aguirre, miembro de su equipo durante dos años. / Albert bertran

-Tiene usted poder. Toca poder.
-Me interesa la capacidad de influencia. Me gusta más poner que ser. Me da más satisfacción poner al consejero delegado del BBVA que ser el consejero delegado del BBVA. El mundo no es solo llevar el BBVA. Estoy muy bien con el PSOE y con el PP. Es muy incómodo tener enemigos.

-Cabe la posibilidad de que pierda la perspectiva de la realidad.
-Daniel Kahneman, Premio Nobel de Economía 2002, dice que los optimistas se equivocan con más frecuencia, pero les va mejor. El mundo es para todos y yo cojo la parte que quiero. Siento que lo tengo todo. 

"A los empresarios y directivos de 40 años les recomiendo que tengan un plan B"

-Asesore a los que no lo tendrán.
-Tendrá posibilidades el que trabaje. El covid ha destapado que en las empresas hay mucha gente innecesaria. Es muy posible que los mayores de 55 años se queden sin empleo, incluso haciendo las cosas bien. Por eso, recomiendo que los empresarios y directivos de entre los 35 y los 40 años tengan un plan B, aunque sea una pequeña tienda de calcetines. Con pasión y esfuerzo casi todo es posible.

-¿Usted tiene plan B?
-De pequeñito soñaba con el mar. Esperaba en la playa a que alguien me llevara a dar una vuelta en su lancha. Y he acabado siendo presidente del Salón Náutico, del Club Marina Palamós -que adquirí hace 15 años- y haciendo la travesía del Atlántico. Tengo viñas y produzco vino. Y he podido dirigir una orquesta sin saber música, estudiando 2.147 veces la partitura de la 'Segunda Sinfonía' de Mahler.

Conde dirige a la Simfònica del Vallès en el Palau de la Música, en el 2015. /el periódico

-Seguro que puede vivir sin trabajar.
-Tengo ocho hijos -dos con síndrome de Down- y 18 nietos. Somos 34 de familia directa. Hay que generar 'cash flow' continuamente.

-Sigamos con las recomendaciones.
-Las nuevas tecnologías no tienen vuelta atrás y harán que los empresarios se fijen en el talento joven. Gucci montó en el 2015 un 'shadow board' [consejo en la sombra] de jóvenes 'millennials' sin cargos ejecutivos para asesorar al 'staff' directivo. Creció el 136%. Prada no lo hizo y cayó.

"Gucci montó un 'consejo en la sombra' de 'millennials' y creció el 136%"

-Jóvenes y qué más.
-Quien mandará ya no será el comité ejecutivo, sino el consumidor.

-Subirá el desempleo, bajará el consumo. 
-Si queremos que se acabe el paro del mundo trabajaremos menos horas cada uno. Los salarios bajarán, pero tal y como va vestida le cuesta la mitad de hace 30 años. La única cosa que se ha disparado es la vivienda. Pero puedes vivir con poco. 

-A la 'empresa Barça', ¿qué presidente pondría?
-Al Barça le iría bien un gestor españolista, alguien aceptado por toda la Liga y no utilizara el club como medio político. Un Joan Rosell, por ejemplo, que ha manejado con acierto la CEOE.

-¿A Pedro Sánchez lo deja donde está?
-Habla, pero no transmite. Está más en la postura que en el fondo. Nos hemos tragado sus peroratas durante el covid y, al final, no sabes qué es lo que han hecho para solucionarlo.