27 sep 2020

Ir a contenido

No solo fútbol

Federación Española del Choteo

Sobre su posible candidatura a presidir la RFEF, de momento Rajoy ha hecho de Rajoy y lo más que ha apuntado al respecto es que hablará de ello en su próximo libro

Josep Martí Blanch

Rajoy celebra uno de los goles de España ante Italia en la final de Kiev de la Eurocopa del 2012.

Rajoy celebra uno de los goles de España ante Italia en la final de Kiev de la Eurocopa del 2012. / EFE / JUAN MANUEL CÁRDENAS

Cuando Mariano Rajoy hizo mutis por el foro, moción de censura mediante, se nos explicó un cuento Disney sobre un expresidente dispuesto a renacer como hombre ordinario, presto a ganarse el pan con el sudor de la frente en el esforzado y competitivo mundo del registro de la propiedad. Nos contaron la historia de un self made man que asumía las muchas vidas que caben en una vida. Rajoy se marchaba a Santa Pola a registrar propiedades y no cabía imaginar un destino mejor para un expresidente cuya libido requiere, para mantenerse estable, de una reserva de tiempo suficiente para apurar el disfrute de cada bocanada del puro y leer en profundidad los sesudos editoriales de los diarios deportivos.

El de los registradores de la propiedad es, si uno lo mira con buenos ojos, un mundo de sin prisa pero sin pausa. Aunque también hay quien lo ve, particularmente los de natural crítico, como el paraíso de la pachorra infinita. Así que no había duda de que el puesto encajaba perfectamente con el natural de don Mariano; y ahí lo imaginábamos, sumando años y paseos con rebequita por el Baix Vinalopó hasta el fin de los días. Rajoy no sería, al contrario de lo que había profetizado Felipe González a todos los expresidentes, un grano en el culo para nadie. Se apartaba del mundo como Benedicto XVI y aquí paz y después gloria. Lástima que la historia durase apenas un mes. Los cuentos, cuentos son.

Mentir es pecado

Esta semana hemos sabido que podría presentarse a las elecciones para presidir la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). La exclusiva fue de la Cope. Como mentir es pecado, suponemos, aunque quizá supongamos demasiado, que todo cuanto se dice en los micrófonos propiedad de los obispos ha de ser por fuerza verdad. De momento Rajoy ha hecho de Rajoy y lo más que ha apuntado al respecto es que hablará de ello en su próximo libro. Ya es decir mucho, teniendo en cuenta que el aforismo que mejor le define es el que él mismo pronunció siendo presidente: «A veces lo mejor es no tomar decisiones, y eso en sí es una decisión».

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El chiste no acaba aquí. Es sabido que Albert Rivera vino al mundo para amargar el café a todo el mundo, también a él mismo, pero en especial a Rajoy. Así que 'La Razón', un periódico editado en Madrid (por si no les suena de nada), publicó al día siguiente que el hombre que llevó a Ciudadanos del casi todo a la nada también está por la labor de aspirar a ser un mandamás del fútbol y enfrentarse a Rajoy en las elecciones a la RFEF que están por venir. Ambos candidatos están, según esas informaciones, en barbecho a la espera de saber si finalmente Iker Casillas se cae de la lista de precandidatos. Quien debe de estar fuertemente ilusionado con componendas de tal calibre es el exmilitante de Fuerza Nueva y recién reelegido presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LPF), Javier Tebas. Ahora sí ve cerca la posibilidad de sacarse de encima a su homólogo en la RFEF, Luis Rubiales, con quien se lleva a matar. De paso, y ya que no pudo ser el Gobierno, en manos de rojos y separatistas, que sea el fútbol el campamento de invierno de las derechas y las derechitas. Pero esta teoría es inverosímil, puesto que ya sabemos que en España a nadie se le ocurre mezclar política y deporte. Convengamos que es más razonable imaginar a Rajoy y a Rivera presidiendo la RFEF que la Academia del Cine, organizando el aquelarre izquierdista que siempre son los Premios Goya. Pero aun así todo esto resulta un pelín desconcertante, por decirlo con palabras empapadas de vaselina. Recurrimos, los futboleros, a otro aforismo de don Mariano para pedir clemencia: «Somos sentimientos y tenemos seres humanos» (sic). Pero será el mundo del balón quien escoja a su mandamás. Como con los ayuntamientos: «Es el vecino el que elige el alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde» (sic). ¿De quién es la última frase? Pues sí, han acertado.

La silla y los cálculos

Las elecciones a la presidencia de la RFEF deberían celebrarse en otoño y para poder adelantarse, como quiere su actual presidente, Luis Rubiales, es preceptivo el visto bueno del Consejo Superior de Deportes, que aún no se ha manifestado al respecto. Formalmente, el adelanto electoral responde a la voluntad de que la Eurocopa y los JJOO se disputen en un entorno institucional estable no sujeto a intereses electoralistas. No se crean nada. Los adelantos electorales siempre –en todas partes– responden únicamente al cálculo de posibilidades de quien ocupa la silla de tener más posibilidades de conservarla.