Emblemas ciudadanos

Los otros 'Passeig de Gràcia' del mundo

Multimedia | Ruta en 360 grados por el Passeig de Gràcia y la Barcelona de 1908 y 2023

Multimedia | 11 joyas que esconde el Passeig de Gràcia

Los Campos Elíseos de París, iluminados durante las fiestas de Navidad

Los Campos Elíseos de París, iluminados durante las fiestas de Navidad / CHRISTIAN HARTMANN / REUTERS

I. Noain / E. Bonet / L. Font / G. Casadevall / I. Savio

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Desde la neoyorquina Quinta Avenida hasta los Campos Elíseos de París pasando por la londinense Oxford Street, y sin olvidar la berlinesa Avenida Ku'damm o la Via Montenapoleone en Milán. El barcelonés Passeig de Gràcia, que cumple 200 años, se codea con archiconocidas arterias ciudadanas de todo el mundo irremediablemente unidas al consumo de lujo. Todas ellas albergan edificios emblemáticos impulsados, igual que en Barcelona, por la burguesía o las grandes fortunas de los siglos XIX y XX, y han sido testigos privilegiados del discurrir de la historia.

Quinta Avenida (Nueva York, EEUU)

En la cuadrícula neoyorquina no hay una arteria más icónica y globalmente conocida que la Quinta Avenida, 10 kilómetros que surcan Manhattan de sur a norte desde el parque de Washington Square, en el West Village, hasta la calle 143, en Harlem.

Desde que en 1896 Benjamin Altman abrió el primer edificio comercial, al que siguieron Lord & Taylor en 1914, Saks Fifth Avenue en 1924 y Bergdorf Goodman en 1928 y 1929, el comercio se hizo un elemento central de la Quinta. Y hoy es el corredor comercial entre Bryant Park y Central Park, dominado por tiendas de lujo cuanto más al norte se avanza, el que hoy se asocia más a la emblemática avenida, que recientemente ha vuelto a ser coronada como la calle más cara del mundo en un estudio de Cushman & Wakefield.

Montaje navideño de Dior para el 2023 en la Quinta Avenida de Nueva York.

Montaje navideño de Dior para el 2023 en la Quinta Avenida de Nueva York. / EDUARDO MUÑOZ / REUTERS

Es ahí también donde se centran los esfuerzos de la actual alcaldía para seguir estimulando el comercio, que arrancó con iniciativas como la conversión en tres domingos de diciembre de varios bloques en zona peatonal. Y forma parte de un plan mayor para "reimaginar el futuro de la Quinta", una iniciativa en la que el Ayuntamiento se ha asociado a cuatro organizaciones privadas. Van con retraso, no obstante, los planes que deberían crear nuevos patrones de tráfico y transporte público, espacio para bicicletas y aceras ampliadas. Y no se espera que se conozcan esos planes hasta mediados del año que viene, con 2025 como meta para presentar un diseño específico.

La Quinta es, en cualquier caso, más que Tiffany’s o la Torre Trump. En la zona paralela a Central Park laten los remanentes de la grandeza residencial de la que empezaron a dotarla a finales del siglo XIX grandes familias como los Vanderbilt, que con sus mansiones sembraron las semillas para que esa zona se acabara conociendo como 'Millonaire’s row'.

En la Quinta están, además, los edificios del Flatiron y el Empire State, la sede central de la Biblioteca Pública de Nueva York y el Rockefeller Center, la catedral de San Patricio y hoteles como el St. Regis, el Península y, a las puertas de Central Park, el Plaza. Y acoge también la llamada 'Milla de los museos', aunque son más de 1,6 kilómetros los que hay que recorrer para visitar sus nueve templos de arte y cultura, incluyendo el Metropolitan, el Guggenheim, la Neue Gallery, los museos de la Ciudad y el Barrio y, el abierto más recientemente, de Arte Africano. Informa: IDOYA NOAIN

Campos Elíseos (París, Francia)

Los Campos Elíseos de París son considerados como una de las avenidas más monumentales en Europa. Bautizados con ese nombre en 1864 en referencia al lugar en el infierno en la mitología griega donde descansaban las almas virtuosas, representan el principal eje en el oeste de la capital francesa. Unen la plaza de la Concordia y el jardín de las Tullerías con el Arco de Triunfo. El Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, también se encuentra en una esquina en la parte inicial de la avenida, aunque se accede a él a través de una calle paralela. Debido a su fama y carácter turístico, representan uno de los ejes más caros y codiciados por los inversores en el mundo. 

Caravana de vehículos en los Campos Elíseos de París.

Caravana de vehículos en los Campos Elíseos de París. / LIONEL BONAVENTURE / AFP

La evolución económica en las últimas décadas ha favorecido que los gigantes del sector del lujo y los fondos de inversión de países del Golfo se disputen la hegemonía de su parque inmobiliario. Por un lado, el grupo Louis Vuitton --propiedad de Bernard Arnault, el hombre más rico del planeta-- anunció recientemente la adquisición de un monumental edificio, en el número 103 y con una superficie de unos 6.000 metros cuadrados. Allí instalará una gran tienda, oficinas, un hotel... Se suma a las múltiples propiedades que LVMH ya tenía en la avenida. Por el otro, la familia del emir de Qatar, Tamim ben Hamad Al Thani, posee hasta ocho inmuebles en los Campos Elíseos, algunos de los cuales se encuentran vacíos.

Estos cambios se han producido en perjuicio de lugares clásicos, vinculados a la cultura popular. Una parte de los famosos cafés parisinos han sido sustituidos por franquicias de comida rápida. Además, el mítico cine Marignan, abierto en 1933, ha anunciado recientemente su cierre. Conocida antaño como la avenida del séptimo arte en París, los Campos Elíseos se han reconvertido en la calle del lujo. Informa: ENRIC BONET

Oxford Street (Londres, Reino Unido)

La actual Oxford Street fue conocida durante siglos como Tyburn Road, un nombre que recibió por el río homónimo que pasaba por la zona. A día de hoy todavía existen referencias a este nombre en calles y comercios y, en el extremo occidental de la avenida, se mantiene una placa en el suelo en recuerdo del Tyburn Tree, un enclave en el que se realizaron numerosas ejecuciones públicas entre los siglos XIV y XVIII.

El carácter comercial sólo se afianzó a mediados del XIX, cuando se instalaron de forma progresiva pequeños negocios minoristas de textiles, muebles, calzado, alimentación o joyería. A finales de siglo empezaron a surgir los grandes almacenes, que fueron expandiéndose poco a poco durante las primeras décadas del siglo XX. Una expansión que sólo fue interrumpida durante la Segunda Guerra Mundial, período en el que muchos de sus edificios fueron afectados por los bombardeos alemanes.

Separación 8Banderas británicas en Oxford Street, el año pasado durante la campaña del 'brexit'.

Separación 8Banderas británicas en Oxford Street, el año pasado durante la campaña del 'brexit'. / EFE

Varios de los comercios y oficinas de esta calle fueron objetivo del IRA en las últimas tres décadas del siglo XX, causando decenas de heridos en media decena de atentados, así como la muerte de un agente de la unidad antiexplosivos de la policía Metropolitana en 1981. Actualmente la calle tiene una extensión de 1,2 millas (1,9 kilómetros), acoge cerca de 300 tiendas y es visitada por más de 500.000 personas cada día, lo cual la convierte en la calle comercial más frecuentada de Europa. Entre los negocios más emblemáticos están los almacenes John Lewis (cuya primera tienda abrió en esta calle en 1864) y Marks&Spencer (desde 1930). Informa: LUCAS FONT

Avenida Ku'damm (Berlín, Alemania)

Han sido varios los intentos de arrebatar a la Kurfürstendamm, o la Ku'damm, como la llama todo el mundo, el título de principal arteria comercial de Berlín. Se ganó el rango de avenida, con 3,5 kilómetros de largo, en 1886. Se consolidó como tal en las décadas de los 20 y de los 30, en reñida competencia con la prusiana y más céntrica Unter den Linden. Los bombardeos aliados castigaron sus edificios emblemáticos, viviendas, restaurantes y teatros. Pero tras la derrota del Tercer Reich y con la división ciudadana, se convirtió en un oasis vital del encorsetado sector occidental, el llamado Berlín libre. La Gedächniskirche, la iglesia cuya torre original quedó amputada por las bombas, ejerce ahora de centro neurálgico entre el extremo más céntrico de la Ku'damm y la Tauentzienstrasse, como se llama la prolongación de esa arteria ciudadana y que culmina en los célebres KaDeWe, el centro comercial por excelencia del Berlín occidental.

Kurfürstendamm, en Berlín, en una imagen de archivo

Kurfürstendamm, en Berlín, en una imagen de archivo / WIKIPEDIA

Tras la caída del muro berlinés, en 1989, y con la acelerada reactivación del sector este se multiplicaron los intentos por duplicar el esquema de la Ku'damm en lo que fue zona comunista. El caso más notorio fue el de la Friedrichstrasse, la calle que atraviesa la avenida Unter den Linden, o Bajo los Tilos. Tenía a su favor la vecindad directa con centro monumental clásico de la capital. Y también la decisión de las Galeries Lafayette de abrir en la Friedrichstrasse su única sucursal en Alemania. Ahí se inauguró la filial alemana de los almacenes franceses pocos años después de la reunificación, dispuesta a hacerle sombra a los KaDeWe. El próximo año cerrará definitivamente sus puertas, mientras el resto de la Friedrichstrasse agoniza, entre locales cerrados o buscando reorientarse. Texto: GEMMA CASADEVALL

Vía Montenapoleone (Milán, Italia)

En Italia existen decenas de arterias urbanas emblemáticas y muy populares. Pero la más cara y lujosa no tiene rival. Está ubicada en Milán, en el llamado cuadrilátero de la moda, y se llama Via Montenapoleone (un nombre que remite a la dominación napoleónica de la ciudad). Desde los años 50 del siglo pasado, esta calle ha pasado a ser una de las avenidas comerciales más importantes en el mundo.

Tienda de la marca de lujo Gucci en la Via Montenapoleone en Milán.

Tienda de la marca de lujo Gucci en la Via Montenapoleone en Milán. / MIGUEL MEDINA / AFP

Tanto es así que, este año, un estudio que analizó casi un centenar de ciudades en el mundo, realizado por el conocido instituto Cushman & Wakefield, llegó a la conclusión de que la vía Montenapoleone es la más cara de Europa y la segunda en el mundo. La razón: el precio medio del metro cuadrado cuesta aquí 18.000 euros.

Esto se percibe fácilmente al dar un breve paseo por esta calle, donde edificios de color ocre con tranquilos patios interiores de los siglos XVIII y XIX albergan algunas de las principales marcas de la moda italiana e internacional. Lo que hace que caminar por aquí sea un verdadero espectáculo del lujo sin frenos. Texto: IRENE SAVIO