Bélgica

La policía belga mata de un disparo al presunto autor del atentado de Bruselas

El sospechoso, un hombre de origen tunecino que residía en Bélgica de forma irregular, ha sido identificado formalmente

Este es el autor del atentado terrorista de Bruselas

Dos suecos, muertos en un ataque terrorista en el centro de Bruselas

El partido Bélgica - Suecia, suspendido por el asesinato de dos suecos en Bruselas

La policía belga mata al sospechoso del atentado mortal en Bruselas

JOHN THYS / AFP / VÍDEO: EUROPA PRESS

Silvia Martinez

Silvia Martinez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Tras toda una noche de búsqueda, la policía belga ha "neutralizado" a primera hora de este martes al supuesto autor del atentado terrorista de este lunes en Bruselas en el que murieron dos personas de nacionalidad sueca y una tercera resultó herida. El presunto atacante, identificado como Abdesalem L, de 45 años y de origen tunecino, ha sido abatido de un disparo en el pecho en el marco de una operación policial desarrollada en el barrio de Schaerbeek y ha muerto tras varios intentos de reanimación al filo de las 9.40 de la mañana. El Consejo Nacional de Seguridad ha revisado este martes por la tarde el nivel de la amenaza terrorista que desciende de nuevo al 3 en Bruselas, en una escala de 4, y se mantiene en el 3 en todo el país.

"La razón por la que pasamos al nivel 3 es que hemos podido neutralizar al culpable por lo que no existe más el caracter inminente de la amenaza", ha anunciado tras la reunión el primer ministro belga, Alexander De Croo. El liberal belga ha explicado también que no hay indicios que apunten a que podría tener cómplices aunque ha avisado de que hay que mantener la vigilancia y que continuarán los controles policiales.

La operación policial, bautizada con el nombre de 'la jaula del oso' por el nombre de la zona en la que se ha desarrollado, se producía a raíz de una denuncia de un testigo alertando de que una persona que se correspondía con la identidad del atacante se encontraba en un café de Schaerbeek, muy cerca del centro de la capital donde tuvo lugar el ataque. El supuesto terrorista vivía en un edificio de la zona donde una veintena de apartamentos han sido registrados.

Durante el intento de detención este martes se ha producido un tiroteo y el sospechoso ha sido abatido. Los servicios de urgencia han intentado su reanimación en el lugar de los hechos. Ha sido posteriormente trasladado al hospital donde se ha constatado su fallecimiento. En el momento de su detención el hombre tenía todavía el arma automática y una bolsas con ropa. También se han encontrado en la zona dos cuchillos y una pistola.

La caza de Abdesalem comenzó el lunes tras un tiroteo en el Boulverad d'Ypres hacia las siete de la tarde, muy poco antes de que comenzara en el estadio del Rey Balduino un partido de fútbol entre la selección de Bélgica y la de Suecia. "Ayer por la tarde, hacia las 19.00 horas, un hombre persiguió a unos hinchas que habían subido a un taxi y luego abrió fuego contra estas personas, llegando incluso a perseguirlas dentro de un edificio. Murieron dos personas. Una es de nacionalidad sueca y la otra es de origen sueco (puede tener doble nacionalidad suiza y sueca). También se encuentra en el hospital una tercera persona, también de nacionalidad sueca. Acto seguido, el agresor se dio a la fuga", explicaba de madrugada el fiscal general Frédéric Van Leeuw

El tirador, vestido con una chaqueta naranja fluorescente, empezó a disparar de forma indiscriminada al grito de "Alá es grande". Huyó de la zona en una moto scooter y posteriormente publicó varios vídeos en las redes sociales en las que mencionaba al Estado Islámico y decía actuar "para vengar a los musulmanes". El vínculo con Suecia sería la quema de coranes en el país nórdico hace unos meses aunque la fiscalía no ha excluido que el ataque esté vinculado a la situación en Israel y los territorios palestinos.

Según la información suministrada por las autoridades, el sospechoso es un tunecino, de 45 años, nacido el 1 de septiembre de 1978. En noviembre de 2019 solicitó asilo en Bélgica aunque la petición fue rechazada en octubre de 2020. Desde entonces residía de forma ilegal en el país. Fue dado de baja oficialmente del padrón municipal en febrero de 2021 por lo que no pudo ser localizado para organizar su repatriación.

Conocido por la policía

El ministro de Justicia, Vincent Van Quickenborne, ha confirmado que el autor "era conocido" por los servicios de seguridad "por tráfico de seres humanos, residencia ilegal y delitos contra la seguridad del Estado" aunque no por terrorismo y por eso no figuraría en la lista de "radicalizados". Van Quickenborne también ha confirmado que un servicio de policía extranjero informó a Bélgica en el año 2016 de que el presunto autor tenía un perfil radical y que era un candidato a la yihad. Una informacion, ha añadido el ministro, como "decenas de otras que existían en la época". El ministro ha añadido tras la reunión del Consejo Nacional de Seguridad que no hay indicaciones de que el sujeto haya actuado en el marco de una red terrorista más amplia y que a priori, según el fiscal general, sería más bien un 'lobo solitario'.

La prensa belga recoge que el sospechoso habría presuntamente amenazado a un residente de un centro de asilo y que la persona amenazada habría denunciado ante la policía que el hombre era conocido por hechos terroristas en Túnez. La información sería falsa pero el órgano responsable del dispositivo antiterrorista en Bélgica tenía previsto una reunión este martes a cuenta del autor del atentado. "No había indicación de una amenaza inminente", ha insistido el ministro.

Tras considerarse la motivación terrorista del ataque, la Fiscalía federal se hizo cargo el lunes de la investigación. El Centro de Crisis mantiene las medidas de seguridad, con vigilancia policial reforzada y las autoridades buscan a posibles cómplices. "El terrorismo ataca indiscriminadamente. Los terroristas nunca lograrán sus objetivos, nunca nos obligarán a ceder. El terrorismo nunca nos derrotará. La paz debe guiarnos. Sigamos unidos", ha dicho de madrugada el primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo, que ha reiterado tras la reunión del consejo nacional de seguridad convocado para reevaluar la amenaza que "somos todos europeos, compartimos los mismos valores, el terrorismo no va a ganar".

El primer ministro de Suecia, Tobias Billström, ha pedido a los ciudadanos suecos que se encuentran en Bélgica que extremen la vigilancia. Precisamente, los últimos ciudadanos suecos --700 de los 35.000 espectadores en total que había- que se encontraban en el estadio Rey Balduino presenciando el partido de calificación para la Eurocopa de 2024 terminaron de salir hacia las cuatro de la madrugada de las instalaciones deportivas tras una evacuacion que comenzó pasada la medianoche. El partido arrancó porque las autoridades consideraron que las personas estaban más seguras dentro del estadio aunque finalmente fue suspendido cuando se había jugado la primera parte.