Reunión de ministros de Exteriores y Defensa

España y la UE priman la vía diplomática sobre la militar en Níger pese a la presión de Francia

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, junto al ministro de Exteriores, José Manuel Albares, en la cumbre informal de Exteriores de Toledo.

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, junto al ministro de Exteriores, José Manuel Albares, en la cumbre informal de Exteriores de Toledo. / Isabel Infantes / Europa Press

4
Se lee en minutos
Mario Saavedra
Mario Saavedra

Especialista en Internacional, Economía, Ucrania, Estados Unidos, China, periodismo digital

ver +

Toledo ha sido este jueves centro de la acción geopolítica mundial. Hasta la ciudad castellanomanchega ha viajado, por ejemplo, el jefe de Gobierno interino de Níger en el exilio, Hassoumi Massoudou. Antes era ministro de Exteriores, pero tras el golpe de Estado militar en el país africano se erigió en representante oficial del Gobierno. El presidente legítimamente elegido en las urnas, Mohamed Bazoum, permanece desde hace más de un mes encerrado por los militares, sin electricidad y en ocasiones sin agua, en la capital del país, Niamey.

Massoudou ha expuesto la situación de su país ante los ministros de Exteriores de los 27, reunidos en Toledo en una cumbre informal como parte de la presidencia española del Consejo de la UE. Le han arropado el jefe de la diplomacia europea y el de la española, Josep Borrell y José Manuel Albares. Ambos han expresado su apoyo al gobierno legítimo de Bazoum y han exigido su liberación, pero no han querido decir si los 27 apoyarán o no planes de intervención militar contra los golpistas. "Nos llevamos el apoyo político y moral de la UE", se ha limitado a decir ante los periodistas Massoudou a su salida de la reunión con los ministros europeos.

Embajador francés en Niamey

Francia se ha desayunado hoy con la noticia de que la Junta golpista de Níger retiraba la inmunidad diplomática a su embajador en Niamey, Sylvain Itté. Sus documentos diplomáticos y visados, y los de los miembros de su familia, han sido anulados. La situación es tensa y no se sabe cómo va a acabar. Le habían ordenador salir del país, pero Emmanuel Macron dio la orden de resistir: no reconoce París la autoridad de los militares alzados. Estos han dado la orden a las fuerzas de seguridad de que procedan a la expulsión del diplomático galo.

El Gobierno de Macron está a la vanguardia europea en el apoyo a una la intervención militar. Ha llegado a pedir permiso a Argelia para sobrevolar su espacio aéreo, sin éxito.

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) tiene ya un plan de despliegue de soldados, liderado por Nigeria; se dicen listos para entrar en el país. Pero, de momento, nada se mueve sobre el terreno, y la posición de París no parece compartida por el resto de los socios, centrados en el apoyo a Ucrania.

Repetidamente han evitado tanto Albares como Borell pronunciarse sobre si España o la UE, respectivamente, apoyarán a la Cedeao en caso de que decidan invadir Níger para reestablecer el orden. Por ejemplo financiando la fuerza de intervención militar. No lo descartan, pero de momento priman la vía diplomática y política. Y esperan a que la Cedeao se decida. "Soluciones africanas a problemas africanos", han repetido incansablemente los dos altos diplomáticos.  "Vamos a ver qué quieren hacer. En función de eso, decidiremos", ha dicho Borrell. "De momento la solución es intentar el diálogo político, cuando se adopten otras posiciones, tomaremos otras decisiones con nuestros socios europeos", ha insistido Albares.

Lo que sí va a hacer España como el resto de los 27, y así se ha acordado este jueves en Toledo, es lanzar un "duro paquete de sanciones" contra la Junta golpista. La idea es replicar las sanciones que ya han impuesto los países africanos. Sanciones individuales con "excepciones humanitarias", ha dicho Borrell, porque no se quiere provocar una crisis "en el segundo país más pobre del mundo".

Gabón no es Níger

El Alto Representante europeo ha insistido en dos ocasiones en diferenciar entre el golpe de Estado de Níger del pasado 26 de julio y el que se produjo este miércoles en Gabón. En Gabón, ha dicho, las elecciones que dieron un nuevo mandato al presidente Ali Bongo generaban "muchas dudas" en cuanto a su "validez democrática". En Níger, por contra, Bazoum fue elegido en unas elecciones limpias. Nada justifica, eso sí, los golpes de Estado, y pide que en Gabón se resuelvan las diferencias mediante un diálogo inclusivo.

Esta serie de golpes están mandando un mensaje a Bruselas. Borrell ha reconocido que los Veintisiete van a tener que llevar a cabo una revisión a fondo de su política hacia África, que "está claro que no ha salido bien", a la vista de que la concatenación de asonadas.

Dinero para Ucrania

La guerra en Ucrania ha sido otro de los grandes temas de este consejo informal, que ha contado con la presencia de su ministro de Exteriores, Dimitro Kuleba. Ha pedido a España más armamento: tanques, defensas antiaéreas y munición. También ha cargado con dureza contra aquellos que, desde Occidente y a través de los medios de comunicación, critican la lentidud de la contraofensiva ucraniana. "Les pido que se callen y vengan a Ucrania para liberar siquiera un centímetro cuadrado de terreno ellos mismos", ha concluido el jefe de la diplomacia ucraniana.

Noticias relacionadas

Los ministros han discutido la propuesta de Borrell de destinar 20.000 millones de euros en los próximos cuatro años, a razón de 5.000 millones al año, en el marco del Mecanismo Europeo para la Paz para sostener en el tiempo de manera predecible la ayuda militar a Ucrania. También quiere que se eleve hasta los 40.000 los militares ucranianos que recibirán formación de Estados miembro de la UE.

España tendrá que decidir en unos meses, como presidenta del Consejo de la UE, si da el pistoletazo de salida a las conversaciones para la adhesión de Ucrania a la Unión Europea, una vez leído el informe de la Comisión, que está previsto para octubre. Albares ha destacado que nuestro país está comprometido en lanzar el proceso. Kuleba, a su lado en comparecencia ante los periodistas en Toledo, ha dicho que confía en que sea este mismo año.