Perfil

Yevgeny Prigozhin, de "cocinero de Putin" a líder de la rebelión contra el Kremlin

Guerra Rusia - Ucrania: Última hora de la invasión de Putin, en directo

Rusia asegura que el líder de Wagner podría haber muerto en un accidente aéreo

Yevgeni Prigozhin atiende al presidente ruso, Vladímir Putin, durante una cena con analistas y periodistas extranjeros en el restaurante Cheval Blanc el 11 de noviembre de 2011.

Yevgeni Prigozhin atiende al presidente ruso, Vladímir Putin, durante una cena con analistas y periodistas extranjeros en el restaurante Cheval Blanc el 11 de noviembre de 2011. / MISHA JAPARIDZE / POOL / REUTERS

Àlex Bustos

Àlex Bustos

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

En junio pasado se convirtió en el hombre del momento en Rusia. El que tomó las armas contra el Gobierno ruso, Yevgeny Prigozhin, no se puede entender sin el grupo de mercenarios Wagner. Tampoco se puede imaginar la mera existencia de los "músicos" - uno de los apodos del grupo - sin el mismo Prigozhin. Apodado durante años "el cocinero de Putin" con su rebelión militar confirmó que prefiere tomar su propio rumbo y desafiar a todo el establishment ruso. No consumó el motín, pero se convirtió en un proscrito cuyo paradero ha sido a partir de entonces una incógnita.

Desde meses antes de la asonada, Prigozhin fue desenvainado su lengua afilada para criticar sin cuartel al Ministerio de Defensa de Rusia, en especial al propio ministro Serguéi Shoigú, al que acusó repetidamente de armarles insuficientemente y de no saber gestionar el frente. El 23 de junio cruzó todas las líneas rojas al pedir su detención, y en sus canales oficiales le llamaron "el idiota de Tuva". Él mismo lideró la conquista de la ciudad de Rostov del Don por parte de Wagner, además de hacer público que sus hombres controlan las instalaciones militares de la región, incluso un aerodrómo.

Inicio en los fogones

Pero su salto a la fama fue hace dos décadas, en los años 2000, cuando sus restaurantes se encargaban del catering habitual del presidente ruso, Vladímir Putin. En aquel momento fue cuando se ganó el apodo de "cocinero de Putin". Entonces llevaba ya un tiempo en el sector de la restauración, al que recaló después de haber pasado años en la cárcel por delitos como robos o asaltos a domicilios durante los últimos años de la Unión Soviética.

Concord Catering, una de sus empresas, empezó a ser una habitual de los contratos del Gobierno ruso en el nuevo milenio. Esto le habría garantizado la confianza de los líderes rusos, además de una cantidad ingente de dinero. El Fondo Anti-Corrupción del opositor ruso Aleksé Navalni –entidad tildada de agente extranjero por el Gobierno ruso– estimó que Prigozhin tiene un patrimonio de más de 1.000 millones de euros.

Otro de sus logros del pasado fue la creación de "granjas de trols", la más destacada de ellas Internet Research Agency (IRA). Se trata de grupos organizados de personas que buscan difundir propaganda y atacar a los críticos, normalmente para influir en la opinión pública. Lejos de negar su vínculo, el pasado mes de febrero lució con orgullo que fue uno de los creadores de esta organización. "Nunca fui solo el socio capitalista de IRA. La inventé, la creé y la dirigí durante mucho tiempo", aseguró en su canal de Telegram, su vía favorita de comunicarse con el mundo. Apuntó que, según él, "fue creada para proteger el espacio informativo ruso de la agresiva propaganda antirrusa de Occidente". Algunos informes también le relacionan con otra página dedicada a difundir 'fake news' conocida como Peace Data –se pronuncia igual que una palabra malsonante en ruso–, aunque por ahora no ha hecho ninguna declaración al respecto.

Los 'wagneritas' y sus intereses

Sin embargo, su mayor aportación a la causa rusa es la creación del grupo Wagner, que toma el nombre de uno de los compositores favoritos del dictador alemán Adolf Hitler. Este fue creado en 2014, según el mismo Prigozhin. "Limpié las viejas armas yo mismo, busqué los chalecos antibalas y empecé a juntar a especialistas que me pudieran ayudar con esto. Desde ese momento, el 1 de mayo de 2014, un grupo de patriotas había nacido, que más tarde se llamarían el grupo Wagner", expresó él mismo en septiembre del año pasado, cuando finalmente aceptó públicamente lo que era ya vox populi en Rusia.

Cuando se hizo público que Wagner estaba reclutando en los centros penitenciarios en Rusia, uno de los vídeos que circuló por redes sociales y canales de Telegram es uno en el que supuestamente él mismo en persona fue a ofrecer la libertad a reos a cambio de luchar durante unos meses en Ucrania. Les prometía ser libres al acabar los meses correspondientes y un salario por encima de la media en Rusia, aunque les advertía de que todo aquel que desertara se llevaría una bala por la espalda. Este sábado medios independientes hablaban de motines en centros penitenciarios de Rusia, justo mientras Wagner empezó su pulso al poder estatal.