Desequilibrio financiero

El Banco de Inglaterra interviene urgentemente con la compra de bonos "a la escala que sea necesaria" para estabilizar la economía británica

Tras el anuncio, la libra esterlina sufre una fuerte caída frente al dólar

Kwasi Kwarteng, ministro británico de finanzas.

Kwasi Kwarteng, ministro británico de finanzas. / REUTERS / Clodagh Kilcoyne

2
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

El Banco de Inglaterra (BoE) prepara la compra masiva bonos británicos en una intervención extraordinaria para estabilizar la economía del Reino Unido y tranquilizar a los mercados financieros, después del desbarajuste provocado por la rebaja de impuestos anunciada el viernes, en el mini presupuesto del gobierno de Liz Truss. El Banco comprará temporalmente bonos a largo plazo, con vencimiento a más de 20 años, “a la escala que sea necesaria”, para “restaurar unas condiciones ordenadas en el mercado y reducir riesgos de contagio a las condiciones crediticias de empresas y hogares del Reino Unido”. La operación, añade el BoE “estará asegurada completamente por el Tesoro del Reino Unido”. La inversión inicial sería de 65.000 millones de libras.

"Esta disfuncionalidad del mercado podría ser un riesgo material para la estabilidad financiera del Reino Unido. Esto llevaría a un endurecimiento inmerecido de las condiciones financieras y uno reducción del flujo de crédito a la economía real", subraya el comunicado del Banco.

La intervención de emergencia se produce ante la subida en espiral de los intereses cobrados al gobierno por su deuda, los más altos de los últimos 20 años y la fuga de los inversores, que tras el anuncio Truss comenzaron a vender los bonos del gobierno británico masivamente .Tras el comunicado del BoE la libra esterlina subió más el 1%, hasta alcanzar el 1,08 frente al dólar y también se frenó el coste de la deuda.

Advertencia del FMI 

El Fondo Monetario Internacional (FMI), en otra intervención extraordinaria, mostró en un tono muy duro su preocupación por las consecuencias del presupuesto del ministro de Finanzas británico, Kwasi Kwarteng, (el llamado 'chancellor'). El plan puede aumentar la inflación y es “altamente probable que genere un aumento de la desigualdad”. El  FMI “sigue muy de cerca” la situación creada por el gobierno de Truss  y pide a la primera ministra que “revalúe su plan”. “Dada la elevada presión inflacionista que sufren muchos países, incluido el Reino Unido, no recomendamos en estos momentos paquetes fiscales amplios e indiscriminados”, señala el FMI.   

"Son los planes correctos"

Kwarteng estuvo la mañana del miércoles entrevistándose en la sede del Tesoro con representantes del Banco de América, JP Morgan, Standard Chartered, Citi, UBS, Morgan Stanley y Bloomberg, para discutir la situación. El ministro ha reiterado su “compromiso con la sostenibilidad fiscal” y sigue defendiendo su estrategia para potenciar, afirma, el crecimiento económico. En la City de Londres y en Wall Street existe el temor de que ocurra exactamente lo contrario. Las grandes rebajas de impuestos pueden aumentar de manera incontrolada la inflación, situada actualmente en el 9,9% y obligar al BoE subir los tipos de interés, que están en el 2,5% y pueden alcanzar el 6% la próxima primavera, según pronostican los mercados.

El gobierno de Truss no tiene intención de variar el rumbo, a pesar de la tormentosa reacción de los mercados. "Son los planes correctos", para "hacer nuestra economía más competitiva", declaró el número dos del Tesoro, Andrew Griffith. "Seguiremos adelante con el plan. Es lo que, tanto como yo, como el 'chancellor' y mis colegas en el gobierno estamos centrados. Es lo que permitirá beneficiarse a los consumidores".

Noticias relacionadas

       

 

Temas

Reino Unido