Pódcast 'El tren de la història'

Relevo en la Corona británica

La proclamación del rey Carlos III abre una nueva era en el Reino Unido

"Soy muy consciente de la herencia que recibo y los deberes y responsabilidades que ahora recaen sobre mí" , afirma el nuevo monarca

Carlos III del Reino Unido es proclamado oficialmente nuevo rey. / VICTORIA JONES / POOL / AFP / VÍDEO: ATLAS

3
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

Carlos III fue proclamado rey este sábado en una histórica ceremonia en el palacio de Saint James en la que elogió el "reino sin igual" de su predecesora, fallecida el jueves. El funeral de Estado por Isabel II tendrá lugar el lunes 19 de septiembre, una jornada declarada festiva en el Reino Unido. Carlos juró que con la ayuda de Dios dedicará "lo que le queda de vida a llevar a cabo la dura tarea que recae sobre mí". Volvió a poner como ejemplo el reinado de su madre. "Soy muy consciente de la herencia que recibo y los deberes y grandes responsabilidades que como soberano recaen ahora sobre mí". 

Guillermo, príncipe de Gales; Camila, reina consorte, y el rey Carlos III del Reino Unido. / JONATHAN BRADY / PA WIRE / DPA

"God Save the King"

Camila, reina consorte; Guillermo, príncipe de Gales, y la primera ministra, Liz Truss, fueron algunos de los que firmaron la declaración que marca el relevo al trono durante. En la ceremonia, con siglos de historia, retrasmitida por primera vez en televisión, estuvieron presentes los seis primeros ministros británicos de las últimas décadas, representantes de la Cámara de los Comunes y los Lores, de los gobiernos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, el arzobispo de Canterbury y el de York, magistrados, diplomáticos, altos funcionarios y personalidades de la Commonwealth, que componen el llamado Consejo de la Ascensión. Sus voces se unieron para gritar "God Save the King" (Dios salve al rey) tras la proclamación que tuvo lugar en la Sala del Trono. Siguiendo la tradición, el rey había estado ausente en la primera parte del sobrio ritual.

"Defenderé el Gobierno constitucional y perseguiré la paz, la armonía y la prosperidad de los pueblos de estas islas, de los territorios de la Commonwealth y de los territorios de todo el mundo", declaró el rey. "Para ello, sé que contaré con el afecto y la lealtad del pueblo, del que acabo de ser nombrado soberano". El nuevo monarca firmó también los documentos en los que se compromete a preservar la independencia de la Iglesia de Escocia. Su autoridad sólo alcanza a la Iglesia de Inglaterra. Los miembros del Parlamento británico juraron más tarde lealtad al nuevo rey. El palacio de Westminster permanecerá cerrado hasta el 21 de septiembre.

Entre fanfarrias de las trompetas de Estados, desde el balcón del palacio de Saint James se leyó de viva voz la proclamación a la muchedumbre. Antes del funeral de su madre, Carlos tiene prevista una gira por las naciones que componen el Reino Unido, Escocia, Irlanda del Norte y Gales. En Escocia, tras visitar el parlamento autonómico se unirá a la vigilia prevista en memoria de Isabel II.

Aparición de los príncipes enfrentados

La gran sorpresa de la jornada se produjo a media tarde en Windsor. Inesperadamente, los príncipes enfrentados y sus respectivas esposas hicieron su aparición ante la incredulidad de las miles y miles de personas que se agolpaban a lo largo del Long Walk detrás de las vallas. De riguroso luto, Guillermo y Catalina, Enrique y Meghan estuvieron examinando los mensajes de condolencia dejados por los ciudadanos. Después saludaron y charlaron con la gente, claramente deleitada con la escena, a la que agradecieron las muestras de cariño y los numerosos ramos de flores.

Noticias relacionadas

Un gesto de unidad en un momento de duelo nacional del que no hay que buscar mayor trascendencia, pero que, después de tanta animosidad entre los hermanos, sin duda la reina habría apreciado. De acuerdo con un portavoz del nuevo príncipe de Gales, éste había invitado a su hermano, el duque de Sussex, y su esposa a participar en el acto junto a Catalina, nueva princesa de Gales. Era la primera vez que se veía juntos a los cuatros en público desde marzo del 2020.  

Otros miembros de la familia real que aún se hallaban en Balmoral también se reunieron allí con miembros del público después de asistir a un oficio religioso. Entre ellos se hallaba el príncipe Andrés, duque de York, apartado ahora de todas las funciones oficiales de la Corona.