Guerra en Ucrania

Ucrania pone a punto sus puertos para retomar las exportaciones de trigo

  • Estambul acoge el Centro de Coordinación Conjunta, con participación de Kiev y Moscú, Turquía y la ONU

Una cosechadora durante la recogida de trigo en el este de Ucrania

Una cosechadora durante la recogida de trigo en el este de Ucrania / REUTERS/Alexander Ermochenko

3
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Ucrania ha empezado sus preparativos en sus puertos para arrancar, en horas, con las exportaciones de trigo, bloqueadas desde que empezó la invasión rusa en febrero de este año.  Rusia estableció un bloqueo marítimo contra Ucrania, que vio como parte de sus reservas de trigo y grano -las que están en las zonas ocupadas por el Ejército ruso- eran robadas y vendidas por Moscú. En las zonas controladas por Kiev, en la actualidad, hay 22 millones de toneladas esperando a ser comercializadas.

La semana pasada, Ucrania y Rusia llegaron a un acuerdo para retomar estas exportaciones a través del mar Negro primero y del estrecho del Bósforo después. Es precisamente en la ciudad de este estrecho, en Estambul, donde el acuerdo prevé el establecimiento de un Centro de Coordinación Conjunto, con representantes de Turquía, la ONU, Rusia y Ucrania, que ya se ha abierteo este miércoles.

Inspecciones en manos de Turquía

“Este centro asegurará que Ucrania pueda exportar alimentos a través de los tres puertos de Odesa, Chornomorsk y Yuzhny. Creemos que la consecución de este centro ayudará a evitar una crisis alimentaria mundial, y servirá para bajar los precios del trigo en todo el mundo”, ha dicho este miércoles, en la apertura del centro, el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar.

Según el pacto, Turquía tendrá un papel fundamental en que las exportaciones ucranianas puedan seguir su curso. En los puertos de Turquía, según ha dicho Akar, se investigarán los cargueros que salgan o vayan a los puertos ucranianos para evitar que se importe armamento y municiones

Se espera que el primer barco con trigo ucraniano salga entre este miércoles y este jueves. Tras una travesía de dos días, el barco llegará a Turquía, desde donde, tras ser inspeccionado, seguirá su ruta hasta los mercados mundiales de trigo. 

“La condición primaria que debemos considerar es la seguridad de la navegación de los barcos. Esta es una de las consideraciones que estamos teniendo en cuenta”, ha dicho Fred Kenney, director de la Organización Marítima Internacional y miembro de la delegación de Naciones Unidas en el centro de coordinación de Estambul.

Un acuerdo frágil

Una de las grandes dudas que existen con este acuerdo, que seguirá vigente durante los próximos 120 días, es si será sostenible en el tiempo y si Rusia, quien tiene superioridad militar en el mar Negro, no lo romperá antes de tiempo.

La duda es razonable: el pacto fue firmado el viernes de la semana pasada en Estambul. El sábado por la mañana, Rusia bombardeó el puerto de Odesa, con el objetivo de destruir posiciones militares ucranianas y los silos de trigo. Los silos resultaron ilesos, pero el mensaje de Moscú estaba mandado: este frágil acuerdo puede romperse cuando Rusia lo considere oportuno.

Turquía, sin embargo, intenta mostrarse más optimista. "El establecimiento de este centro muestra que toda crisis se puede solucionar si hay diálogo y se trabaja de forma conjunta. Las delegaciones que trabajan aquí saben que los ojos de todo el mundo les están mirando. Es nuestra esperanza que este lugar haga la mayor de las contribuciones posibles a las necesidades humanitarias y de paz en el mundo", ha dicho el ministro de Defensa turco en la presentación del Centro de Coordinación Conjunto.

Noticias relacionadas

Este acuerdo, según la ONU, podrá "salvar la vida de cientos de miles e incluso millones de personas" en todo el mundo ante una crisis alimentaria que se cernía en todo el planeta por los altos precios de los alimentos, sumados, además, a la la crisis energética que se prevé de cara a invierno en Europa.

"El trabajo ya ha empezado en los puertos", ha dicho este miércoles la Marina ucraniana en un comunicado, que ha continuado: "La entrada y salida de los cargueros a los puertos será llevada a cabo formando un convoy que acompañe a cada barco que lidere el grupo". La ruta que siga cada navío será marcada desde el centro de Estambul, en coordinación entre Turquía, Rusia, la ONU y Ucrania.