Caos en el país asiático

Las protestas fuerzan la caída del presidente y el primer ministro de Sri Lanka

Los manifestantes incendian la residencia del jefe del Gobierno mientras la oposición exige la formación de un Gobierno de unidad nacional

  • Los ciudadanos responsabilizan a Gotabaya Rajapaksa de la profunda crisis económica

  • El dirigente ha huido y su primer ministro convoca una reunión del Gobierno para atajar el problema

Manifestantes protestan dentro de la casa del presidente Gotabaya Rajapaksa, en Colombo.

Manifestantes protestan dentro de la casa del presidente Gotabaya Rajapaksa, en Colombo. / DINUKA LIYANAWATTE / REUTERS

3
Se lee en minutos
EFE
France Presse

Jornada de protestas caótica en Sri Lanka. Miles de manifestantes irrumpieron este sábado en las residencias oficiales del presidente, Gotabaya Rajapaksa, y el primer ministro, Ranil Wickremesinghe, e incendiaron la casa privada de este último durante las manifestaciones por la mala gestión de la grave crisis económica que azota el país.

Horas antes, Wickremesinghe, había anunciado su renuncia y la formación de un Gobierno de unidad nacional, mientras que Rajapaksa se vio obligado a abandonar el palacio presidencial y a refugiarse en un lugar seguro, ante la imposibilidad de las fuerzas antidisturbios de controlar a la muchedumbre. Horas más tarde, también presentó su renuncia al cargo.

La oficina del primer ministro afirmó en un comunicado que Wickremesinghe "está dispuesto" a aceptar la recomendación de los partidos opositores, que durante una reunión convocada por el presidente del Parlamento exigieron su dimisión y la de Rajapaksa.

Gobierno de Unidad Nacional

La oferta de formar un Gobierno con presencia de todos los partidos políticos serviría para evitar que el país descienda en el caos mientras intenta obtener un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI), así como hacer frente a la escasez de combustible y alimentos. "La distribución en toda la isla de combustible debe comenzar esta semana, el director del Programa Mundial de Alimentos tiene pendiente visitar el país esta semana y el informe de sostenibilidad de la deuda para el Fondo Monetario Internacional será finalizado pronto", indicó la oficina ministerial.

Todo comenzó cuando cientos de manifestantes irrumpieron en las residencias oficiales en Colombo, del jefe del Estado y el jefe del Gobierno, así como en el edificio de la Secretaría Presidencial.

Buena parte de los concentrados había llegado desde otras zonas del país isleño para marcar el tercer mes de protestas continuas para exigir la dimisión de Rajapaksa. El portavoz del Hospital Nacional de Colombo afirmó a los medios de comunicación que al menos doce personas han resultado heridas. Las cadenas de televisión locales mostraron imágenes de cientos de personas trepando por las puertas del palacio presidencial, un edificio de la época colonial, situado junto al mar y símbolo del poder en Sri Lanka. Algunos manifestantes transmitieron en directo en las redes sociales videos que mostraban a una multitud deambulando por el interior del palacio.

Noticias relacionadas

El país se encuentra sumido en una de las peores crisis económicas desde su independencia en 1948, derivada de la merma de divisas de reservas internacionales y de un gran endeudamiento. La tensión y el descontento aumentó en la isla a finales de marzo, cuando las autoridades impusieron cortes de luz de más de 13 horas, lo que llevó a la población a salir a las calles para pedir la dimisión del Ejecutivo de Sri Lanka.

Desde entonces, centenares de manifestantes se han instalado en las inmediaciones de la Secretaría Presidencial de Colombo y las protestas pacíficas alrededor de la nación isleña se volvieron habituales, mientras las autoridades trataban de llegar a un acuerdo de rescate con el Fondo Monetario Internacional. En mayo, nueve personas murieron y varios centenares habían resultado heridas durante los disturbios en el país. En abril, Sri Lanka se declaró en suspensión de pagos de su deuda externa de 51.000 millones de dólares e inició negociaciones de rescate con el Fondo Monetario Internacional. De acuerdo con los últimos datos, más de la mitad de las personas que viven en las zonas urbanas de Siri Lanka son pobres multidimensionales, una cifra que se eleva a más del 80% en las zonas rurales del país. La economía del país está basada en las exportación de materias primas, en particular del caucho, el coco y las especias. Con 3.225 euros de PIB per cápita en el 2021, se halla en el puesto 124 de un total de 196 en la clasificación de países en ingresos por habitante.

Temas

Sri Lanka