Imágenes durísimas

Brutal abuso policial en Brasil: gaseado hasta morir un hombre en el maletero de un coche

Captura del vídeo que circula por las redes.

Captura del vídeo que circula por las redes. / Youtube

1
Se lee en minutos
Agencias

Brasil se estremeció este jueves ante el caso de un hombre murió asfixiado dentro de un maletero de un coche policial. El hombre murió asfixiado el miércoles en Umbauba, una pequeña localidad de 25.000 habitantes en el estado de Sergipe (nordeste), tras ser colocado en el maletero de un vehículo policial del que salía una espesa humareda.

La Policía Federal de Carreteras (PRF) aseguró este jueves en un comunicado que los agentes "emplearon técnicas de inmovilización e instrumentos de bajo potencial ofensivo" ante la "agresividad" de Genivaldo de Jesús Santos, de 38 años, durante un control de carretera.

Imágenes durísimas

En un vídeo de un testigo se muestra claramente a dos oficiales de la PRF, con casco, intentando encerrar en el maletero de un automóvil a un hombre, cuyas piernas sobresalen. Las imagenes son brutales.

Del maletero sale un espeso humo blanco, que parece salido de una bomba lacrimógena. El hombre, que sufría esquizofrenia según su esposa, mueve las piernas durante aproximadamente un minuto y luego se queda inmóvil. Luego, los oficiales doblan sus piernas y cierran el maletero.

Las autoridades brasileñas apartaron de sus funciones a los policías federales implicados en la brutal muerte por asfixia de un hombre negro de 38 años que fue gaseado dentro un coche patrulla, en el estado de Sergipe, noreste del país.

Conmoción

El suceso conmocionó a Brasil y generó el rechazo de la organización de derechos humanos Human Rights Watch, que expresó su "consternación" en un comunicado.

Brasil tiene una de las policías que más mata y muere en el mundo: en 2021 hubo más de 6.100 víctimas fatales en operaciones policiales y 183 agentes fueron asesinados, según el proyecto Monitor de la Violencia.

Noticias relacionadas

Llamada "masacre" por muchos funcionarios electos y activistas comunitarios, la redada policial del martes resultó ser la segunda más letal de la historia de Rio en una favela.

El triste récord data de hace un año, con 28 muertos, incluido un policía, durante una incursión policial en la favela de Jacarezinho.