Nueva alianza

Musk pacta con Bolsonaro desplegar una red de satélites sobre la Amazonia

  • Los satélites, según se informó, darán conexión a internet y vigilarán el espacio vegetal

  • Bolsonaro dijo que Musk es un "mito de la libertad" con quien tiene un "noviazgo que terminará en matrimonio"

Jair Bolsonaro con Elon Musk este viernes en Porto Feliz, en la Amazonia.

Jair Bolsonaro con Elon Musk este viernes en Porto Feliz, en la Amazonia. / Kenny OLIVEIRA

3
Se lee en minutos
Abel Gilbert
Abel Gilbert

Corresponsal en Buenos Aires

Especialista en se ha especializado en temas políticos relacionados con la región pero también ha abordado cuestiones culturales y deportivas

Escribe desde se encuentra en la ciudad de Buenos Aires

ver +

"Un noviazgo que terminará en matrimonio". Así definió el presidente brasileño Jair Bolsonaro la alianza que intenta forjar con el magnate Elon Musk, a quien recibió en medio de una prematura campaña electoral con miras a la contienda de octubre. Musk llegó como sorpresivo invitado del Gobierno de ultraderecha para analizar el "potencial económico" del país y anunciar un plan para "monitorizar" la Amazonía y ampliar la red de internet que llegará hasta los puntos más remotos de la región gracias a su red de satélites.

Musk, hombre más rico del mundo y fundador de Tesla y Space X, mantuvo un encuentro con el jefe de Estado y un grupo de militares en un hotel de lujo en Porto Feliz, en el interior del estado de Sao Paulo. Allí dio a conocer su interés en llevar internet a 19.000 escuelas que funcionan en zonas muy alejadas de las ciudades.

Bolsonaro no se demoró en politizar el anuncio. "Contamos con Musk para que la Amazonía sea conocida por todos en Brasil y el mundo, para mostrar la exuberancia de esa región, cómo es preservada y qué daño causa para nosotros aquellos que difunden mentiras sobre esa región", señaló. El capitán retirado no cree que la enorme fronda esté atravesada por la deforestación. Los datos oficiales muestran lo contrario. La tala ilegal incrementó un 22% en 2021 respecto al año anterior y se esperan números negativos también este año. La política ambiental de Bolsonaro le ha valido fuertes roces con Europa e incluso Estados Unidos, desde la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden.

Los términos del acuerdo

La relación de Musk con el bolsonarismo no es reciente. El diario paulista Folha recordó que en noviembre del año pasado, el ministerio de Comunicaciones ya había revelado este posible acuerdo "y lo calificó de asociación". Según Fábio Faria, el titular de esa cartera, los satélites podrían ser lanzados sobre la región amazónica "en los próximos meses". La participación de SpaceX no necesitaría de un proceso de licitación.

Como parte de esa decisión estratégica, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones de Brasil (Anatel) había abierto la puerta a comienzos de este año para la operación de los satélites de Starlink, el cual permite acceder a la red mediante pequeñas antenas fáciles de instalar en cualquier lugar donde no llegan los proveedores regulares de internet. Starlink tiene autorización para colocar 40.000 satélites en el mundo y actualmente hay 2.000 lanzados a 500 kilómetros de la tierra.

Los elogios de Bolsonaro

El multimillonario fue condecorado por Bolsonaro con la Orden del Mérito de la Defensa. El honor fue creado en 2002 y puede concederse a civiles, militares o entidades de Brasil y del extranjero que "hayan prestado servicios relevantes" al ministerio de Defensa o las Fuerzas Armadas. Además de una galardón, el mandatario se engolosinó con los elogios hacia el visitante: lo llamó "mito de la libertad" y destacó su decisión de adquirir Twitter por 44.000 millones de dólares. Para el presidente esa compra representará "un soplo de esperanza" porque "la libertad es la semilla del futuro". El anfitrión no se privó de la glosa bíblica para exaltar a Musk: "conoceréis la verdad y la verdad os hará libres". Eso es, según Bolsonaro, lo que encierra la apuesta de Musk con Twitter.

Twitter y la ultraderecha brasileña

Noticias relacionadas

Un entusiasmo similar han mostrado los grupos más radicales del bolsonarismo desde el momento en que se conocieron las intenciones de Musk con la red social. De hecho, varios referentes de ultraderecha fueron en más de una ocasión penalizados por la plataforma por divulgar noticias falsas durante los meses más difíciles de la pandemia que ha matado a más de 665.000 personas, así como la transparencia de las elecciones de octubre en las que Luiz Inacio Lula da Silva aparece como favorito en las encuestas.

Dos años atrás, la propia Twitter bloqueó dos videos publicados en el perfil oficial del presidente por ir en contra de las recomendaciones de la OMS para enfrentar el covid-19. Bolsonaro también tuvo problemas de esa misma índole con Facebook y Youtube, que llegó a eliminar 15 vídeos de un canal perteneciente a Bolsonaro.