Consecuencias de la guerra

EEUU sale al rescate de la UE y promete multiplicar el suministro de gas natural licuado

Estados Unidos exportará este año a los Veintisiete 15.000 millones de metros cúbicos adicionales para reducir la dependencia de Rusia

Reunión de Joe Biden y Ursula von der Leyen en Bruselas. / REUTERS / EVELYN HOCKSTEIN / VÍDEO: ACN / CE

4
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

La Unión Europea recompone su puzzle energético. Bruselas quiere reemplazar antes de que termine el año dos tercios del gas que importa de Rusia -157.000 millones de metro cúbicos- y sustituirlo por proveedores alternativos para reducir su fuerte dependencia energética de ese país y Estados Unidos jugará un papel crucial. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se ha comprometido a suministrar a la UE al menos 15.000 millones de metros cúbicos (15bcm) adicionales este mismo año, casi un 68% más del previsto. El objetivo, no obstante, es garantizar a partir del próximo año 50.000 millones de metros cúbicos (50bcm) anuales más hasta 2030. “Esta cantidad reemplazará un tercio del gas ruso que viene a la UE, así que estamos en el buen camino”, ha explicado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante una comparecencia conjunta en la embajada estadounidense.

El pacto, que lleva meses negociándose, mucho antes de que Rusia invadiera Ucrania, incluye la creación de un grupo de trabajo conjunto entre Washington y Bruselas para reducir la dependencia de Europa de los combustibles fósiles rusos y reforzar la seguridad energética europea durante los dos próximos inviernos. Tendrán dos objetivos: diversificar el suministro y reducir la demanda acelerando el despliegue de energías limpias y ahorro energético. “Estamos juntos para reducir la dependencia del gas ruso. Putin lo utiliza para manipular a sus vecinos y financiar la maquinaria de guerra. Estos pasos aumentarán la seguridad energética, la seguridad económica y la seguridad nacional”, ha asegurado Biden.

Según el acuerdo, Estados Unidos enviará este año 15 bcm, la misma cantidad de gas licuado que Rusia exporta actualmente a la UE, y que sumados a los 22 bcm previstos elevarán el volumen este año a 37 bcm. Una cantidad insuficiente para cubrir todas las exportaciones rusas pero que Bruselas aspira a seguir aumentando gradualmente con importaciones de otros países productores como Qatar, Egipto o Noruega. “Ciertamente no va a ser suficiente. Hasta ahora, Estados Unidos ha sido bastante cauteloso sobre la exportación de energía porque saben que podría tener un efecto en los precios en Estados Unidos. Han sido bastante reacios a exportar demasiado así que se trata de una decisión estratégica”, explican fuentes comunitarias.

Precios y contratos

Ni Bruselas ni Washington han aclarado cual será la repercusión sobre el precio de las importaciones de gas licuado aunque es evidente que los precios . “Es difícil de decir porque dependerá de la duración de los contratos” pero “cuanto más corto sea el contrato mayor será el precio”, explican fuentes del Ejecutivo comunitario. Los precios deberán reflejar “los fundamentos del mercado a largo plazo y la estabilidad de la oferta y la demanda”, señala el acuerdo. Esto se traduce en que la fórmula de precios deberá tener en cuenta la cotización del índice estadounidense de gas natural, Henry Hub, así como otros factores de estabilización. 

Ambos bloques también se han comprometido a trabajar para eliminar obstáculos innecesarios a la concesión de licencias de LNG en Estados Unidos para acelerar las exportaciones estadounidenses.

22.000 millones en 2021

Noticias relacionadas

La invasión rusa de Ucrania ha obligado a la UE a acelerar las negociaciones con países terceros y a recomponer con celeridad su puzzle de proveedores. De hecho, las importaciones de gas natural licuado de Estados Unidos a la Unión Europea han aumentado sustancialmente desde que se produjera el primer envío en abril de 2016 y alcanzaron una cifra récord de 22.000 millones de metros cúbicos el año pasado -hasta enero la UE había importado de EEUU un total de 64.000 millones- con un valor estimado de 12.000 millones de euros, según datos de la Comisión Europea. En lo que llevamos de año la tendencia se ha mantenido con un nuevo aluvión de buques metaneros, 47 total, con 4.400 millones de metros cúbicos a puertos de Francia, España, Países Bajos y Portugal principalmente.

La Unión Europea ve en el gas licuado una "póliza de seguros" para reducir la dependencia del gas ruso y contener las amenazas a la seguridad del suministro. “Si tiene un precio competitivo, el gas licuado estadounidense puede desempeñar un papel importante en el suministro de gas de la UE, mejorando la diversificación y la seguridad energética de la UE”, sostiene la Comisión Europea. El principal problema gira entorno a las infraestructuras aunque hay países como España que cuentan con importantes instalaciones en El Ferrol, Barcelona, Sagunto, Cartagena, Huelva y Bilbao, algunas de las cuáles cuentan además con planes de expansión. También disponen de infraestructuras operativas de regasificación Italia, Croacia, Bélgica, Malta, Grecia y Países Bajos mientras que hay proyectos planificados en Irlanda, Alemania, Suecia, Chipre y otros estados miembros.