Golpe de Estado

Los militares detienen al presidente y toman el poder en Burkina Faso

  • Los golpistas acusan a Roch Kaboré de ser el culpable del fracaso para contener el auge yihadista

Captura de vídeo de la declaración del capitán Sidsoré Kader Ouedraogo (centro), junto a un grupo de militares golpistas.

Captura de vídeo de la declaración del capitán Sidsoré Kader Ouedraogo (centro), junto a un grupo de militares golpistas. / RADIO TÉLÉVISION DU BURKINA (RTB) (AFP)

2
Se lee en minutos
EFE

Golpe de Estado en Burkina Faso. Los militares han tomado el poder de este país de África occidental y han detenido al presidente, Roch Kaboré, según anunció este lunes un portavoz, el capitán Sidsoré Kader Ouedraogo, en la televisión estatal RTB.

El capitán Kader Ouedraogo, acompañado por un grupo de soldados vestidos con uniforme de camuflaje, comunicó que la decisión de poner "fin al mandato" de Kaboré ha sido tomada "con el único objetivo de permitir al país volver al buen camino y reunir todas sus fuerzas para luchar por su integridad territorial". Los golpistas, que también anunciaron el cierre de fronteras y un toque de queda nocturno, consideran al depuesto presidente como el culpable del fracaso para contener el auge yihadista.

El golpe tuvo lugar después de que el domingo se viviera una jornada de gran tensión con disparos en varios cuarteles militares en un supuesto motín para exigir mejoras en las Fuerzas Armadas, entre ellas más medios para luchar contra el terrorismo yihadista (del que habitualmente son blanco las tropas burkinesas), y la dimisión de altos cargos militares y de inteligencia.

Antes de la confirmación de la asonada, el presidente de EEUU, Joe Biden, reclamó la "liberación inmediata" de Kaboré, un mensaje que también efectuó la Unión Europea. La Unión Africana condenó el golpe.

Azote yihadista

Kaboré ocupaba la presidencia de Burkina Faso desde 2015 y fue reelegido cinco años después con la promesa de convertir en prioridad la lucha antiterrorista. El partido del presidente, el Movimiento del Pueblo por el Progreso (MPP), informó de que Kaboré fue victima de "un intento de asesinato fallido" tras las informaciones de que el mandatario estaba detenido. El MPP también denunció que la residencia del mandatario fue "saqueada".

Noticias relacionadas

Una fuente de seguridad indicó a la AFP que el presidente, el jefe del parlamento, Alassane Bala Sakandé, y algunos miembros del gabinete están en manos de los soldados. Según los militares golpistas, la toma del poder se llevó a cabo "sin derramamiento de sangre y sin ningún tipo de violencia física sobre las personas detenidas, que se encuentran en un lugar seguro y respetando su dignidad".

Burkina Faso sufre el yihadismo desde 2015 y los ataques, que se atribuyen a grupos aliados de Al Qaeda y el Estado Islámico, han provocado -especialmente en la región norteña del Sahel- más de 1,5 millones de desplazados internos, según datos del Gobierno burkinés.