Guerra de símbolos en París

La extrema derecha francesa celebra la retirada de la bandera de la UE del Arco del Triunfo

Le Pen inició la campaña en contra del gesto de Macron porque consideró que era una una ofensa a los soldados muertos por la república

La bandera de la UE, en el Arco del Triunfo de París, el pasado 31 de diciembre.

La bandera de la UE, en el Arco del Triunfo de París, el pasado 31 de diciembre. / JULIEN DE ROSA / AFP

1
Se lee en minutos
El Periódico

La bandera de la Unión Europea (UE) que desde el 31 de diciembre ondeaba en el Arco del Triunfo de París ha sido retirada por el Gobierno francés tras la tormenta de críticas desatada por la extrema derecha del país, a la que se sumó incluso la líder de la derecha tradicional, Valérie Pécresse. La insignia fue colocada para celebrar que Francia estrenaba este 1 de enero presidencia del Consejo de la Unión Europea, pero de inmediato la iniciativa recibió fuertes críticas, la primera de ellas de la ultraderechista Marine Le Pen, que la consideró “un insulto a los muertos por la patria”.

Noticias relacionadas

La bandera ondeaba sobre el Monumento al Soldado Desconocido de París. Para Eric Zemmour, el ascendente nuevo dirigente de la extrema derecha francesa, el gesto impulsado por el Gobierno era “un desprecio”. Tuiteó su opinión una hora y cuarto después que Le Pen, lo que provocó que un par de horas más tarde se sumara a esa ola de indignación patriótica Pécresse, que aunque con un tono más educado (pidió “solemnemente” que fuera repuesta la bandera tricolor de la república), consideró que los franceses de hoy deben mostrar respeto hacia los “combatientes que dieron su sangre” por Francia.

El pasado viernes, el presidente Emmanuel Macron pronunció un discurso de celebración de la presidencia europea y, acto seguido, diversos monumentos del país se iluminaron de azul, color de fondo de la bandera de la UE. En el caso del Arco del Triunfo se izó la bandera que este domingo 2 de enero ha sido arriada. Según fuentes del palacio del Elíseo, las críticas no han precipitado esta decisión, sino que estaba previsto desde un primer momento que la bandera ondearía solo dos días. Pese a ello, Le Pen no ha tardado en celebrar lo que considera “una gran victoria” nada más comenzar 2022, conseguida gracias a “la gran movilización de todos los amantes de Francia y la República dispuestos a hacer retroceder a Macron”.