Reino Unido

La popularidad de Johnson cae a niveles del confinamiento

La polémica sobre la fiesta navideña en Downing Street y las nuevas restricciones para frenar el avance de la pandemia lastran la imagen del primer ministro entre sus propios votantes

La popularidad de Johnson cae a niveles del confinamiento
2
Se lee en minutos
EFE

El apoyo a los conservadores del primer ministro británico, Boris Johnson, ha caído al nivel más bajo en 11 meses, tras el anuncio de nuevas restricciones por la covid y la continua polémica sobre una fiesta navideña en Downing Street, señala este viernes un sondeo sobre intención de voto.

La consulta, hecha por la firma YouGov para el diario 'The Times', indica que el respaldo a los 'tories' ha caído tres puntos frente al mes anterior hasta situarse en el 33%, mientras que los laboristas de Keir Starmer subieron cuatro puntos hasta el 37%.

De acuerdo con el sondeo -hecho entre el 8 y el 9 de diciembre entre 1.686 adultos-, los consultados cuestionaron la integridad de Johnson por la aparente celebración de una fiesta navideña hace un año a pesar de que el país cumplía medidas restrictivas para contener la propagación de la covid-19. A todo esto se suma el descontento de varios diputados conservadores por la imposición de nuevas medidas anticovid, como el uso obligatorio de mascarillas en lugares cerrados y un pase de vacunación para entrar en espectáculos o eventos con mucha concurrencia de público.

Rebelión 'torie'

Según los medios, el jefe del Gobierno afronta una rebelión en las filas 'tories' ya que unos 50 parlamentarios de su formación pueden votar en contra de las nuevas restricciones cuando sean debatidas y votadas el próximo martes en la Cámara de los Comunes. El diario 'The Times' afirma que el número de diputados rebeldes puede incluso llegar a los cien.

La polémica por la celebración navideña continúa. Al parecer, el evento tuvo lugar el 18 de diciembre de 2020, cuando el Reino Unido contabilizaba por centenares las muertes diarias por la covid-19. Johnson, que ha negado siempre que esa fiesta tuviese lugar, ha ordenado una investigación para determinar si realmente se celebró en la residencia oficial de Downing Street y quiénes estuvieron.

En ese sentido, el antiguo asesor de Johnson Dominic Cummings dijo este viernes a los medios que el primer ministro supo de la existencia del festejo pero posiblemente no asistió.

Noticias relacionadas

Si Johnson no estaba ese día en su residencia de campo de Chequers, a las afueras de Londres, el político seguramente tuvo que pasar en algún momento por el lugar del edificio de Downing Street donde tenía lugar la fiesta de Navidad, añadió Cummings.

El pasado noviembre, los líderes del influyente comité que agrupa a los diputados conservadores sin cartera se reunieron con Johnson en medio del aparente descontento en las filas 'tories'. Los diputados del llamado Comité 1922 tienen la facultad de desafiar el liderazgo de un primer ministro si reúnen un mínimo de 54 firmas, necesarias para iniciar un proceso interno que decida si Johnson debe continuar o no como líder del Partido Conservador.