Murió hace 22 años

Fanáticos de QAnon se reúnen para ver la 'resurrección' del hijo de John F. Kennedy

John F. Kennedy Jr. y su mujer, Carolyn Bessette, en la Casa Blanca, en febrero de 1998.

John F. Kennedy Jr. y su mujer, Carolyn Bessette, en la Casa Blanca, en febrero de 1998. / AFP / CHRIS KLEPONIS

1
Se lee en minutos
France Presse

Adeptos del movimiento conspirativo QAnon se congregaron este martes en Dallas (Texas) con la esperanza de ver reaparecer al hijo de John F. Kennedy, fallecido en un accidente aéreo hace 22 años. No reapareció.

En torno a las 13.00 horas locales cientos de personas estaban en Dealey Plaza, en el corazón de Dallas, donde el presidente John F. Kennedy fue asesinado en 1963, según el diario 'Dallas Morning News'.

Una de las teorías de la nebulosa QAnon afirma que el hijo de "JFK", John F. Kennedy Jr, muerto en 1999 con su esposa Carolyn y su cuñada Lauren cuando el avión que pilotaba cayó al mar en el estado de Massachusetts, reaparecería a eso del mediodía anunciando la vuelta de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

Donald Trump se convertiría entonces en "rey entre reyes", aseguraba un mensaje subido el lunes a una cuenta de QAnon.

La reaparición no se produjo y horas después los pocos seguidores de QAnon que quedaban en la plaza se fueron por la lluvia.

"La gran multitud reunida para la reaparición de JFK Jr. después de su simulacro de muerte no es algo gracioso", reaccionó el senador demócrata de Connecticut Chris Murphy en Twitter.

"Es una señal extremadamente preocupante de cómo el debate político se ha distanciado por completo de la verdad", añadió.

Cercano al Trump

El movimiento surgió en 2017 en Estados Unidos. Su nombre proviene de unos enigmáticos mensajes publicados por un tal 'Q', que supuestamente es un alto cargo estadounidense cercano al expresidente Donald Trump.

La nebulosa QAnon sostiene que Joe Biden y los demócratas forman parte de una conspiración satánica y pederasta global.

Noticias relacionadas

Con el paso de los años estas teorías han seducido a muchos estadounidenses.

El FBI vigila a este grupo de extrema derecha, considerado potencialmente peligroso. Muchos seguidores de QAnon figuraban en la muchedumbre que atacó el Capitolio el 6 de enero en un intento por detener la certificación de la victoria del demócrata Joe Biden sobre Trump en las elecciones presidenciales de noviembre.