Atentado en Afganistán

La política internacional condena los atentados y Trump afirma que "nunca deberían haberse permitido"

  • Los republicanos recuerdan que los terroristas "no dejarán de combatir contra EEUU" porque los "políticos se cansen de pelear contra ellos"

El expresidente de EEUU Donald Trump.

El expresidente de EEUU Donald Trump. / Brian Cahn/ZUMA Wire/dpa

4
Se lee en minutos
EFE

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump consideró este jueves que el "salvaje" ataque en las cercanías del aeropuerto de Kabul, en el murieron al menos 12 soldados estadounidenses, "nunca debería haberse permitido". Trump no llegó a criticar directamente a su sucesor, el demócrata Joe Biden, contra el que sí ha arremetido en los últimos días por la precipitada salida estadounidense de Afganistán. "Esta tragedia nunca debería haberse permitido, lo que hace que nuestro dolor sea aún más profundo y más difícil de entender", afirmó en un comunicado Trump, que gobernó EEUU entre 2017 y 2021. Con un tono menos agresivo que en otras ocasiones, trasladó sus condolencias y las de la ex primera dama Melania Trump a los "valientes" miembros de las Fuerzas Armadas. "Nuestros pensamientos están con las familias de los civiles inocentes que murieron hoy en el salvaje ataque de Kabul", dijo.

Las declaraciones de Trump se suman a las críticas que han ido emitiendo durante todo el día miembros del Partido Republicano en el Congreso, incluido el líder de la minoría conservadora en el Senado de EEUU, Mitch McConnell. En un comunicado, consideró que los "repugnantes" ataques de Kabul son una muestra de "las cosas terribles" que pasan "cuando se deja a los terroristas operar libremente" y pidió "redoblar los esfuerzos globales" en contra de estos "enemigos bárbaros". Asimismo, se mostró "enfurecido" por los "repugnantes" atentados y criticó la retirada de tropas de Afganistán ordenada por Biden. McConnell agregó que este "mortífero" ataque ofrece "el recuerdo posible más claro" de que los terroristas "no dejarán de combatir contra EEUU solo porque nuestros políticos se cansen de pelear contra ellos". "Necesitamos redoblar nuestros esfuerzos globales para confrontar a estos enemigos bárbaros que quieren matar estadounidenses y atacar nuestra patria", sostuvo en un comunicado en el que no cita por su nombre al actual mandatario estadounidense.

El ataque se produce a cinco días de la fecha marcada por Biden para el final de la misión de evacuación y la retirada de tropas de Afganistán, el 31 de agosto. Es la primera vez que mueren militares de EEUU en Afganistán desde febrero de 2020, cuando perdieron la vida dos soldados estadounidenses. El país norteamericano cree que un suicida del grupo terrorista Estado Islámico (EI) detonó una bomba en uno de los accesos al aeropuerto de Kabul, la llamada Abbey Gate, mientras que otro hizo estallar los explosivos que llevaba encima cerca del Hotel Baron, situado en las proximidades del aeródromo, lo que fue seguido por un ataque armado. Fuentes sanitarias de Afganistán han informado, además, de la muerte de 60 civiles afganos y que otros 150 han sufrido heridas.

Las víctimas formaban parte en su mayoría de la multitud que intentaba subir a uno de los vuelos de evacuación, mientras continúa la alerta por posibles nuevos ataques. El ataque fue reivindicado por la rama afgana del grupo yihadista Estado Islámico (EI), según un comunicado de la agencia de información de los radicales, Amaq, difundido por sus canales de propaganda en internet.

Condena internacional

El presidente francés, Emmanuel Macron, condenó "con la mayor firmeza" los atentados terroristas ocurridos este jueves en las cercanías del aeropuerto de Kabul pero aseguró que su país seguirá la evacuación hasta su conclusión. "Francia la llevará a término y mantendrá la acción humanitaria y la protección de las afganos amenazados", afirmó Macron en un comunicado.

El primer ministro francés, Jean Castex, dijo en la mañana del jueves que las operaciones de evacuación continuarán hasta la noche del viernes, porque luego los militares franceses que las realizan tendrán que abandonar el aeropuerto de Kabul. En unas declaraciones durante su visita oficial a Irlanda, Macron dijo hoy, antes de los atentados, que Francia intentaría evacuar a "varios centenares" de afganos y que su Gobierno estaba haciendo el máximo en una situación "extremadamente difícil".

Por su parte, el Gobierno de Ecuador condenó este jueves los "cobardes" ataques terroristas. La Cancillería ecuatoriana, en un comunicado oficial, expresó también la solidaridad de Ecuador con el pueblo de Afganistán y Estados Unidos, que han sido afectados por los ataques suicidas. El Ministerio de Relaciones Exteriores expresó "su condena frente a las cobardes acciones terroristas perpetradas en el aeropuerto de Kabul, que han dejado decenas de víctimas".

También el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se ha sumado a este mensaje y ha expresado que "nuestros corazones se rompen por el pueblo de Afganistán y los seres queridos de las víctimas, incluidos los valientes hombres y mujeres de nuestros aliados". "Continuaremos trabajando con nuestros socios para apoyar a los afganos y reasentar a los refugiados en Canadá", ha manifestado.

Noticias relacionadas

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, ha tildado de "repugnante" este ataque y ha mandado sus "condolencias a las familias de las víctimas, incluidos los soldados estadounidenses". Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Turquía ha lanzado un mensaje similar en el que condena "enérgicamente este atroz ataque".

Por último, otros países de Oriente Próximo como Arabia Saudí, Egipto y Barhein han emitido comunicados en la misma línea. El Ministerio de Exteriores de Arabia Saudí ha rechazado los ataques por considerarlos "incompatibles con todos los principios religiosos y valores morales y humanos". Desde Egipto han condenado el "terrorismo espantoso" y en Bahrein han rechazado "un acto terrorista atroz que contradice todos los valores y principios morales y humanitarios".