Caída de Afganistán

El director de la CIA se reúne con los talibanes, según 'The Washington Post'

  • Este es el encuentro de mayor nivel desde que los insurgentes tomaron el poder

Continúan las evacuaciones en el aeropuerto de Kabul.

Continúan las evacuaciones en el aeropuerto de Kabul. / Ben Shread / Afp

2
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, envió al director de la agencia de inteligencia del país a reunirse con el jefe de los talibanes el lunes, en el encuentro diplomático de más alto nivel desde que el grupo insurgente tomó la capital de Afganistán, como ha informado este martes The Washington Post.

La decisión tomada por el presidente Biden de enviar a Burns, a menudo descrito como su diplomático más experimentado, a Kabul denota la gravedad de la crisis para su Administración, que se enfrenta a la evacuación precipitada de miles de estadounidenses y afganos de la capital afgana. El mulá Abdul Ghani Baradar, que dirigía hasta ahora la oficina política de los talibanes en Catar, es el nuevo hombre fuerte del régimen que ha tomado el poder en Afganistán.

El encuentro fue organizado en secreto y la CIA no ha ofrecido una versión oficial, alegando que nunca habla de los viajes o las reuniones de su director. Aunque el Post tampoco ha revelado el contenido de las conversaciones entre el director de la CIA y el líder talibán, la agencia Afp asegura que es probable que estas giraran en torno a la fecha límite para las evacuaciones del aeropuerto de la capital afgana, después de que los talibanes anunciaran que no tolerarán que estas operaciones se alarguen más allá del 31 de agosto. Está previsto que una cumbre virtual del G7 revise las evacuaciones el martes.

La fecha límite

Noticias relacionadas

Biden, ha recibido en las últimas horas peticiones expresas de varios gobiernos aliados para que no concluya la retirada de tropas en el plazo previsto, en un intento por ganar tiempo para completar las evacuaciones antes de ceder por completo el control de Kabul a los talibán. Y es que las fuerzas norteamericanas son una pieza clave para la seguridad del aeropuerto, epicentro de estos traslados. Sin embargo, Biden sigue ciñéndose al plan que se había fijado.

Mientras tanto, en el aeródromo de la capital afgana continúan los esfuerzos para sacar del país a los ciudadanos extranjeros que aún permanecen en Afganistán y a miles de aspirantes a refugiados, aterrorizados por la vuelta al poder de los islamistas, que siguen concentrados con la esperanza de volar al extranjero después de que muchos hayan colaborado con países occidentales durante los 20 años que ha durado el conflicto.