7,2 de magnitud

Haití revive su peor tragedia con un terremoto que suma al menos 304 muertos

  • El primer ministro proclama el estado de emergencia en el país durante un mes, califica de "dramática" la situación y llama a la "movilización" de los ciudadanos

  • Protección Civil dice que la mayoría de los muertos se han producido en el sur, y habla de "centenares de heridos y desaparecidos"

Edificios destruidos causados por el terremoto de Haití. 

Edificios destruidos causados por el terremoto de Haití.  / JCOM HAITI

3
Se lee en minutos
El Periódico

Al menos 304 personas han perdido la vida como consecuencia de un fuerte terremoto, de magnitud 7,2 en la escala de Richter, que ha sacudido este sábado el oeste de Haiti. Según ha informado el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el epicentro del seísmo se ha situado a unos ocho kilómetros de la ciudad de Petit Trou de Nippes, a una profundidad de 10 kilómetros.  El mismo organismo ha considerado "probable" que el terremoto deje "un alto número de víctimas", además de daños materiales "significativos".

De los más de dos centenares de muertos, al menos 158 se han producido en el sur. "Hay centenares de heridos y de desaparecidos", ha indicado un tuit, en tono desesperado, emitido por el Departamento de Protección Civil de Haití. "Las primeras intervenciones, llevadas a cabo tanto por rescatistas profesionales como por habitantes, han permitido sacar a muchas personas de los escombros. Los hospitales siguen recibiendo heridos", ha continuado. Según había informado con anterioridad Jerry Chandler, director del organismo gubernamental, 17 de los fallecidos fueron contabilizados en el departamento de Grand-Anse, nueve en la ciudad de Cayes y tres en el departamento de Nippes. Al menos dos de los son niños de siete y nueve años de edad, según han confirmado varias fuentes al medio Gazette Haiti. La prensa local está informando acerca de importantes daños en las localidades de Saint-Louis du Sud, Les Cayes y Jérémie. El hospital de Les Cayes ha recibido una gran cantidad de heridos, acuerdo con los reportes.

"Muchas casas están destruidas, hay muertos y algunos están en el hospital", ha asegurado a la agencia France Presse Christella Saint Hilaire, que vive cerca del epicentro. "Todo el mundo está ahora en la calle y las réplicas siguen produciéndose. El primer ministro haitiano, Ariel Henry, ha proclamado el estado de emergencia en el país durante un mes, ha calificado la situación de "dramática" y ha llamado "al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos" para afrontar "esta dramática situación".

Asistencia de EEUU

EEUU ha ofrecido ya su asistencia al paupérrimo país caribeño. El presidente norteamericano, Joe Biden, ha autorizado una "respuesta inmediata" y ha nombrado a la diplomática Samantha Power, administradora de USAID, la agencia estadounidense de cooperación, y exembajadora de EEUU ante la ONU, como coordinadora de los esfuerzos norteamericanos para acudir en ayuda de las víctimas del seísmo.

Se trata de un temblor de tierra de mayor intensidad y a menor profundidad del que sacudió a Haití hace 11 años, matando a dos centenares de miles de personas, puede que incluso a centenares de miles. A falta de datos oficiales, las redes sociales se llenaron de imágenes de casas destruidas e incluso de una iglesia derrumbada. La alerta de tsunami emitida al poco del terremoto por la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EEUU fue levantada al cabo de unas horas.

Noticias relacionadas

Según el portal 'Gazette Haiti', el seísmo se ha percibido en la capital, Puerto Príncipe, durante varios segundos, sembrando el pánico entre los habitantes, muchos de los cuales abandonaron sus viviendas, según constató la agencia Efe. La ciudad se encuentra a unos 130 kilómetros del epicentro del terremoto. El movimiento telúrico se sintió también en la República Dominicana, que comparte con Haití la isla La Española, y en Cuba y Jamaica, dos islas próximas del mar Caribe. "Todo el mundo tiene miedo, hace ya años que no se produce un gran terremoto", ha asegurado Daniel Ross, residente en la localidad cubana de Guantánamo. "Lo sentí; mi tejado empezó a hacer sonidos", ha relatado Danny Bailey, de 49 años y habitante de Kingston, la capital jamaicana.

Haití, considerado el país más pobre del hemisferio occidental, aún vive con el impacto del catastrófico terremoto de 2010 que dejó unas 200.000 personas muertas y 1,5 millones de damnificados. El país también vive un estado de agitación política desde el asesinato el pasado mes de julio del presidente Jovenel Moise.