Tensión en la isla

Biden sanciona a dos altos cargos de la policía de Cuba por la “represión” de las protestas

  • Los Estados Unidos anuncian que seguirán las sanciones contra "el régimen fallido", salvo que "haya algún cambio drástico"

  • Cuba rechaza las sanciones y las tilda de "medidas arbitrarias" que buscan "justificar el bloqueo inhumano" contra la isla

Miles de manifestantes salen a la calle en Cuba por primera vez en 27 años.

3
Se lee en minutos
Europa Press

El Gobierno de Estados Unidos lanzó este viernes nuevas sanciones económicas contra la Policía Nacional Revolucionaria de Cuba y sus dos máximos responsables, Óscar Calleja y Eddy Sierra, por "acciones de represión" cometidas en las protestas que se han sucedido en la isla desde el pasado el 11 de julio.

"Las acciones de hoy sirven para responsabilizar aún más a los responsables de reprimir el llamamiento del pueblo cubano a la libertad y el respeto de los Derechos Humanos", ha explicado la directora de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro, Andrea M. Gacki.

El Departamento del Tesoro, ha añadido, "seguirá designando y llamando por su nombre a quienes facilitan la participación del régimen cubano en graves abusos contra los Derechos Humanos", en este caso, por las "acciones de represión de las protestas pacíficas y prodemocráticas en Cuba".

Acusaciones de la Casa Blanca

Washington ha acusado a la Policía Nacional Revolucionaria de "reprimir y atacar a los manifestantes" y ha citado casos como el de un sacerdote católico, "golpeado y detenido mientras defendía a jóvenes manifestantes" en la ciudad de Camagüey, o el del arresto de integrantes del Movimiento de Madres 11 de Julio.

Todo ello, ha incidido, bajo la dirección de Callejas y la subdirección de Sierra. Por ello, continuarán bloqueadas propiedades e intereses de estas personas, en virtud de la legislación de Control de Activos Cubanos, con la que se prohíbe a otros actores bajo jurisdicción estadounidense tratos económicos con los afectados y se congela cualquiera de las posesiones de las que dispongan en EEUU.

El Tesoro ha recordado que las medidas impuestas este viernes son parte de un programa más amplio de sanciones contra Cuba, el "más completo administrado por la OFAC", ha destacado. Aunque, ha matizado, hay "excepciones para garantizar que se permitan ciertas actividades económicas que beneficien directamente al pueblo cubano". "La OFAC administra un embargo económico a Cuba que prohíbe a las personas estadounidenses --y a las entidades de propiedad o controladas por personas estadounidenses-- realizar transacciones y proporcionar servicios que puedan sustentar el régimen cubano", ha subrayado.

Además, ha apuntado que "todos los ciudadanos cubanos están bloqueados, independientemente de si aparecen en la lista de ciudadanos especialmente designados y personas bloqueadas" elaborada por el Departamento del Tesoro, que "continuará haciendo cumplir estas prohibiciones de acuerdo con los estatutos y regulaciones aplicables".

Las sanciones seguirán

Horas después, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha asegurado que las sanciones continuarán contra todas aquellas personas que continúen cometiendo "los abusos del régimen fallido". "Habrá más, a menos que haya algún cambio drástico en Cuba, que no preveo", ha dicho Biden, quien se ha reunido este viernes con miembros de la comunidad cubanoamericana y los senadores Robert Menéndez y Greg Meeks, para abordar la forma en la que Washington "continuará apoyando al pueblo cubano que ha sufrido durante décadas y décadas".

El mandatario estadounidense ha calificado de "intolerable" la situación que se vive en la isla, criticando la censura de Internet y apoyando a los cubanos que residen en Estados Unidos, pues son "los mejores embajadores de Cuba". "Estados Unidos está tomando medidas para impulsar la causa del pueblo cubano. Hemos hecho uso de la fuerza de nuestra diplomacia, uniendo a las naciones para que se pronuncien y aumenten la presión sobre el régimen. Y estamos responsabilizando al régimen", ha remarcado, para incidir en el respaldo estadounidense a la población cubana, a presos políticos y a disidentes.

Biden ha informado que ha ordenado a los departamentos de Estado y del Tesoro que "en el plazo de un mes" le proporcionen "recomendaciones" sobre "cómo maximizar el flujo de remesas al pueblo cubano, sin que los militares cubanos se lleven su parte".

"Medidas arbitrarias"

Por su parte, el ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ha manifestado su rechazo "enérgico" a las nuevas sanciones de Estados Unidos contra el país, unas medidas que ha calificado como "arbitrarias". "Estas medidas se suman a la desinformación y agresión para justificar el bloqueo inhumano contra Cuba", ha insistido, en una publicación en su perfil de Twitter.

Noticias relacionadas

Asimismo, el jefe de la diplomacia cubana ha censurado la reunión de Biden con "anexionistas cubanos", la cual ha considerado "una farsa para justificar la operación de cambio de régimen contra Cuba".

Rodríguez ha dicho que el Gobierno estadounidense "solo está interesado en la maquinaria electoral de Florida" e "ignora el reclamo del pueblo cubano, sus votantes cubanos en Estados Unidos y el mundo".