Estallido social

La caída del turismo ha agravado la crisis económica en Cuba

  • El derrumbe de un sector que es el motor económico del país ha dejado a buena parte de los cubanos sin ingresos

  • Las remesas que envían los cubanos del exterior también han caído por las restricciones impuestas por Trump

Turistas frente al hotel Melia Cohiba, en La Habana, en una imagen de archivo.

Turistas frente al hotel Melia Cohiba, en La Habana, en una imagen de archivo. / AFP / YAMIL LAGE

3
Se lee en minutos
Victoria Flores / Abel Gilbert

Playas paradisiacas, calles coloridas, puros habaneros...En los últimos años Cuba se había convertido en un auténtico parque de atracciones que parece estancado en los años 50 y atrae a visitantes de todo el mundo. El turismo es el pilar más importantes de la economía de la isla caribeña, seguido de las remesas que envían los cubanos residentes en el extranjero. Sin embargo, con la pandemia el sector se ha hundido y una gran parte de la sociedad cubana que dependía de él ha visto caer en picado sus ingresos..

Según la Oficina Nacional de Estadística e Información de Cuba, durante el año 2020 se redujeron en casi un 75% el número de visitantes a país en relación a 2019. La mayoría de estas llegadas tuvieron lugar en los tres primeros meses de año. A partir de marzo, con la delcaración de la pandemia mundial, el turismo se hundió. Pese a que a finales de año las visitas volvieron a crecer, estas no son comparables con las de años anteriores.

En los cuatro primeros meses de este año, 64.712 turistas extranjeros visitaron Cuba en los primeros cuatro meses del año, apenas el 6% de los 983.099 que lo hicieron en el mismo período de 2020, según fuentes oficiales. Más de la mitad de estas llegadas fueron de ciudadanos rusos (33.592), seguidos por cubanos residentes en el exterior, alemanes, españoles y canadienses, según la oficina de estadísticas cubana.

Otros motivos

El sector turístico ha llegado a suponer más de un 25% del PIB de la isla, eso sin mencionar el porcentaje de otros sectores que se dirigen exclusivamente a la empresa turística.

Con los contagios al alza durante estos últimos meses, Cuba mantiene medidas estrictas para todos los viajeros que llegan. Las medidas sanitarias incluyen " pruebas obligatorias, cuarentenas y, en algunos casos, el cierre completo de las fronteras". Restricciones estrictas que impiden el flujo habitual de visitantes.

Pero no solo la pandemia ha afectado al turismo en Cuba, las restrictivas políticas de la Administración Trump -que siguen vigentes aún hoy- con el régimen castrista también hicieron que muchos estadounidenses se lo pensaran dos veces antes de escoger la isla como destino vacacional. Hace unos días el ministro de Turismo cubano, Juan Carlos García, señalaba que el bloqueo "obstaculiza y limita de manera significativa el desarrollo y crecimiento del turismo cubano". Así mismo, García explicaba que estas medidas "repercutieron directa y negativamente sobre la industria turística cubana".

Sin turistas, sin ingresos, sin los hermanos Castro y con un llamativo aumento en los casos de covid, Cuba hace frente a una crisis sin precedentes en el país.

La caída de las remesas

Las remesas que envían los cubanos en el exterior a sus familias representan el segundo ingreso económico de la isla. Hasta 2019 llegaban unos 3.700 millones de dólares al año. Ese flujo se vio favorecido por las medidas adoptadas durante la administración de Barack Obama, al restablecer las relaciones diplomáticas. El Gobierno de Donald Trump obró en sentido contrario, al restringir los mecanismos de envío de dólares a Cuba que llegaban a través de Western Union. El dinero comenzó a llegar a cuentagotas y en manos de los escasos viajeros que aterrizaron en La Habana.

La combinación de las sanciones de Washington y las dificultades derivadas de las políticas internas ha sido explosiva para un país cuyo PIB se derrumbó 11 puntos el año pasado.

Noticias relacionadas

A partir de 2019, las autoridades pasaron de devaluar fuertemente el peso cubano, abrir tiendas en dólares para mejorar el abastecimiento e implementar una unificación monetaria a decidir, semanas atrás, la suspensión de los depósitos de dólares en efectivo en su sistema bancario. Se explicó en su momento que esa era una medida dolorosa y temporal pero necesaria frente al embargo norteamericano. Se ha buscado tener una mayor control del movimiento de la divisa.

Parte de la vida cotidiana se rige por el valor del dólar, al punto de agrandar de manera constante la brecha entre los 24 pesos que se cotiza en el mercado oficial y los casi 70 pesos en ámbito informal.

Temas

Cuba Turismo