Tensión en Londres

Johnson llamó "incompetente" a su ministro de Sanidad por la gestión del covid

  • El exasesor del Gobierno y artífice del Brexit Dominic Cummings filtra una conversación privada en la se criticaría la respuesta a la pandemia

  • El primer ministro y el titular de Salud, Matt Hancock, desmienten las acusaciones y aseguran que hay "total confianza" entre ambos

Boris Johnson.

Boris Johnson. / EFE / NEIL HALL / POOL

2
Se lee en minutos
Europa Press

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, habría llamado "incompetente" a su ministro de Salud, Matt Hancock, en una conversación privada con el exasesor especial del Gobierno, Dominic Cummings. Así lo ha revelado este miércoles el propio Cummings, artífice de la campaña política a favor del Brexit, en una publicación en su blog en la que también señala que el 'premier' pensó en remplazar a Hancock por Michael Gove, número dos del ejecutivo británico.

En esa publicación, Cummings arremete de nuevo contra Hancock y su gestión de la pandemia del coronavirus en Reino Unido, que ha tildado de "ficción". Para respaldar sus acusaciones incluye capturas de pantalla de mensajes enviados a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp en una supuesta conversa entre el exasesor y Johnson del 27 de marzo de 2020, cuando la pandemia empezaba a causar estragos.

Cummings, ya dado a la publicación de historias explosivas sobre el Gobierno británico, arremete en uno de esos mensajes contra Hancock por mostrarse "escéptico" sobre el cumplimiento del objetivo marcado por Londres en relación a la realización de pruebas diagnósticas de la covid-19 y compara la situación del país con la de los Estados Unidos. El primer ministro, supuestamente, habría respondido que su ministro es "total y jodidamente incompetente".

Dificultades para atender a los pacientes

En otro mensaje publicado, el exasesor habla sobre las dificultades del Reino Unido para conseguir respiradores para los pacientes de covid-19. "Es Hancock. Ha sido un incompetente", responde el primer ministro británico, según ha recogido la BBC.

En otra comunicación, esta vez el 27 de abril, el primer ministro parece describir la situación concerniente a los equipos de protección individual (EPI) en Reino Unido como "un desastre" y sugiere desviar algunas de las responsabilidades de la gestión de la pandemia al 'número dos' del Gobierno británico, Michael Gove. "No puedo pensar en nada más que en sacar a Hancock y poner a Gove", puede leerse.

Antes de orquestar la campaña para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), Cummings fue asesor especial de Gove, secretario de Educación bajo los gobiernos de David Cameron y Theresa May.

Londres desmiente las pullas

Por su parte, Downing Street ha señalado que Johnson tiene "completa confianza" en Hancock. El portavoz oficial del 'premier', Max Blain, ha especificado que Johnson ha trabajado "muy estrechamente" con el ministro de Salud y "continuará haciéndolo".

Cummings ha arremetido contra Hancock anteriormente, acusándole de "mentir" sobre varios aspectos de la gestión de la pandemia en Reino Unido, sobre todo en cómo lidiar con la enfermedad en las residencias de ancianos británicas.

Noticias relacionadas

El exasesor de Johnson, muy crítico con el ministro, afirmó que Hancock "debería haber sido despedido por al menos 15 o 20 cosas", incluidas "mentiras" en "múltiples ocasiones", como en reuniones del gabinete y a la ciudadanía.

Johnson ya afirmó que las acusaciones de Cummings no son "reales" y mostró su "completa confianza" en Hancock. El ministro de Sanidad británico, por su parte, caliifcó las acusaciones de "falsas" y dijo que el Gobierno "siempre" ha sido "honesto" con la ciudadanía.