Crisis en Ceuta

Las asociaciones piden un trato individual para los menores llegados a Ceuta

Un soldado español carga con un adolescente en Ceuta. 

Un soldado español carga con un adolescente en Ceuta.  / REUTERS/Jon Nazca

2
Se lee en minutos
Victoria Flores

El Gobierno de España ha anunciado que, pese a que han devuelto a alrededor de 5.000 inmigrantes a Marruecos, no expulsará a los niños que han cruzado la frontera, tanto solos, como junto a sus familias. Desde la Asociación Marroquí para la Integración de los Inmigrantes ven con preocupación lo que está ocurriendo. Irene Quirante, técnica de Comunicación de la Asociación, ha señalado la importancia de la cantidad de menores, alrededor de mil, que han cruzado en los dos últimos días, tanto solos, como con sus familias. También pide cautela para ver cómo actúa realmente el Gobierno y si cumple su promesa de no expulsarlos. "Es ilegal cualquier devolución 'en caliente' de niños, niñas y adolescentes y pedimos a las autoridades que realicen los procesos pertinentes de identificación para evitar vulneraciones de derechos", ha recordado también Save the Children en redes sociales.

No solo eso, también temen que, en las devoluciones que las autoridades españolas están llevando a cabo desde el día de ayer vayan también menores. "Habrá niños que esté muy claros que son niños porque, visualmente, tienen una edad muy corta, pero habrá otros que quizás sean adolescentes y puedan ser expulsados", explica Quirante. Destaca que, con la rapidez con la que se están llevando acabo estas expulsiones, no es posible distinguir caso por caso y  cumplir con "las garantías mínimas que exige la propia ley nacional y los tratados internacionales de derechos humanos".

Caso a caso

Quirante ha apuntado que hay que estudiar cada caso de menores que han cruzado de forma individual. "Muchos han salido corriendo y algunos no saben ni para qué", explica. Las puertas de la fronteras se abrieron y fue todo "un poco locura". Si bien es cierto que hay niños que querrán continuar su proceso migratorio por España y Europa, también hay menores que ya han pedido volver a su país. Ante la posibilidad de una sobrecarga en los centros de Ceuta, como ya pasó en el centro de la Purísima de Melilla, la Asociación ha explicado que los menores que deseen permanecer en Europa deberían ser trasladados a instituciones de otras comunidades autónomas. "Habrá que ver el deseo del menor, las circunstancias de cada menor y si algún menor desea volver que se facilite ese retorno con la familia", sostiene . "Se debe respetar el interés superior del menor", ha defendido. En esto han insistido también Unicef y Save the Children, quienes han pedido que se produzca una valoración de cada niño de forma individualizada.

Noticias relacionadas

Respecto a esta situación, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, anunció la noche del martes que había convocado "un Consejo Territorial urgente para abordar, junto a las CCAA, la situación de los niños y niñas que migran solos en Ceuta". "Debemos ofrecer una respuesta colectiva como país a la altura de nuestros compromisos internacionales con los derechos de la infancia", ha insistido la ministra.